publicidad
www.numismaticodigital.com

La identidad Cultural en los billetes

La identidad Cultural en los billetes

Lic. Francisco Julio Bellizzi.
Títulos en Periodismo, Diseño Gráfico y Lic. En Diseño de Comunicación Visual

Desde Numismático Digital tenemos el orgullo de presentaros a un nuevo colaborador, directamente desde el otro lado del océano, Francisco Bellizzi nos ilustrará con sus conocimientos notafílicos.

Francisco es periodista, diseñador gráfico y licenciado en comunicación visual, todo esto, unido a su amor por la notafilia han hecho de él todo un experto en diseño de billetes y especies valoradas, profesión que desempeña en la Casa de Moneda de la República Argentina.

Además, nuestro próximo colaborador, es socio del C.N.B.A. (Centro Numismático Buenos Aires) y Socio Honorario del I.N.A. (Instituto Numismático Avellaneda).

En su haber cuenta con numerosos premios de diseño y escultura. ¡Esperemos que lo disfrutéis tanto como nosotros!

“Lo esencial es invisible a los ojos”, decía el Principito (novela corta y la obra más famosa del escritor y aviador francés Antoine de Saint-Exupéry), al igual que en los billetes, lo verdaderamente esencial es lo que se pretende comunicar a través de ellos. Ese mensaje llega a todo el mundo y es en sí mismo una declaración. Al pensar en el desarrollo de un espécimen debemos dividir el campo de acción en dos partes igualmente importantes, la primera, se refiere a la comunicación visual e identidad cultural de la nación que emite su nota, la otra está ligada al aspecto estrictamente técnico (el billete en sí) definir el sustrato que se utilizará, tintas, medidas de seguridad, impresión y puesta en circulación. Entonces al hablar de identidad cultural, debemos tomar al billete solamente como un medio para poder comunicar un mensaje determinado, este estará condicionado por esa huella digital histórica, que es nuestro pasado y cada pueblo pondrá de manifiesto en sus notas esa herencia cultural.

Como veremos más adelante, a través del tiempo determinados signos se trasforman en símbolos y los mismos son compartidos por muchas culturas, pongamos por ahora como ejemplo algo simple de entender, que es una constante en diferentes billetes del mundo, la espiga de trigo como signo, lo que representa ella en si misma y lo que representa para quien la ve. Para poder entender esto debemos definir algunos conceptos. Empecemos por definir al signo. Un Signo es un elemento representativo, con el cual se busca demostrar con una pequeña o mínima figura o elemento, cual es el estado completo de lo que en realidad se quiere describir. El termino proviene del latín “Signum” hace referencia a la postura de una estructura, de un dibujo, imagen etc., el cual contiene suficiente información directa para quien lo interpreta.

Signos - símbolos

Un signo está compuesto por dos partes, concepto e imagen acústica. Por lo tanto, podemos afirmar que el signo es una “combinación” del concepto y de la imagen acústica. Saussure (Ferdinand de Saussure fue un lingüista suizo, cuyas ideas sirvieron para el inicio y posterior desarrollo del estudio de la lingüística moderna en el siglo XX) sustituye concepto e imagen acústica por significado y significante. Veamos, el término significante se utiliza en lingüística estructural y en la semiótica para denominar aquel componente material o casi material del signo lingüístico y que tiene la función de apuntar hacia el significado (representación mental o concepto que corresponde a esa imagen fónica). Simplifiquemos de la forma más sencilla lo antedicho, el significante sería la palabra escrita o dicha por ejemplo b-i-ll-e-t-e, y el significado es la imagen que tenemos de el en nuestra mente. Para que el cerebro genere un enlace asociativo, además del significado y del significante, necesita de otros factores para que se establezca la asociación, y una vez establecida son esos otros factores los que lo trasforman en muchos casos en símbolos.

Volvamos entonces al ejemplo del trigo, significante; t-r-i-g-o, significado; la imagen mental que tenemos de él, sea una espiga o todo un campo sembrado y símbolo: riqueza de la tierra, cultivo, trabajo, alimento, etc. Es por eso que es tan común encontrar este sígno- símbolo en distintos billetes de muchos países que no comparten la misma cultura, pero sí este signo, y es sencillo de entender, ya que la tierra, el cultivo, y el trabajo, desde el comienzo de la historia nos son comunes a todos los individuos que formamos parte de las distintas sociedades. Por lo general estos símbolos nunca se muestran solos, más bien están acompañados de otros que vienen a reforzar la idea principal, como por ejemplo la Hoz (representa el trabajo manual), o el tractor en un cultivo (representa la industria), o el hombre y la mujer cargando fardos (acá no solo se representa el trabajo manual sino la bondad de la tierra junto al esfuerzo del hombre), y así podríamos seguir. Como dije, vienen a completar una idea madre, a adornar el concepto general y darle forma inequívoca.

El trigo, la tierra, la mujer y el hombre

Sin embargo otros símbolos no necesitan de algo más para ser entendidos, solo conocer su historia, ejemplo: la cruz esvástica o la estrella de David, como veremos más adelante muchos signos funcionan por oposición a otros, es decir, soy esto porque no soy aquello, creo que el mejor ejemplo que se me ocurre para explicar lo antes dicho, son los signos y símbolos pertenecientes a la religión Judía que aparecen en los billetes de los campos de concentración, los mismos, como dije, funcionan por oposición.

Simbología judía en un billete de campo de concentración (izquierda), Cruz esvástica como signo - símbolo (derecha)

Un personaje muchas veces puede transformarse en un símbolo también, por su obra, sus valores, su gesta, su herencia histórica y más. Por eso tomamos esos valores y los hacemos nuestros, Los próceres que aparecen repetidas veces en los billetes del mundo a través del tiempo son testimonio de esto, porque en realidad la intención verdadera no es la de mostrar la cara del personaje en cuestión, sino dejar un testimonio de su obra y valores, que son a la vez los que esa sociedad hace suyos y quiere representarlos en sus billetes, un ejemplo de estos, en el tema que nos ocupa, es la representación de un momento histórico “El Abrazo de Maipú”, cuadro de Pedro Subercaseaux. Carta de José de San Martín a Bernardo O’Higgins en la que le comunica la victoria patriota en la Batalla de Maipú. Como rareza se puede hacer la observación de que la misma obra se retrata en dos billetes, uno argentino y el otro chileno, està claro que a que referente homenajea cada país, el mismo sentimiento que se exalta por la figura de San Martín en Argentina, se contrapone en Chile por O’Higgins, semióticamente hablando, signos que funcionan por oposición, para poder entender esto en su verdadera magnitud, hay que tomarse el tiempo de investigar al personaje, de quien se trata, de esta forma empezaremos a ver los billetes de otra forma y entender más el concepto de “identidad cultural” en los mismos.

“El Abrazo de Maipú”, cuadro de Pedro Subercaseaux Billete argentino Billete chileno (izqierda), “El Abrazo de Maipú”, cuadro de Pedro Subercaseaux (derecha) .

Permítanme contarles una historia real de otro tiempo, la misma ocurre en un billete de Guatemala, no importa el año ni el valor, ya que narra una bella historia que puede aplicarse a muchos de ellos, lo verdaderamente importante es cómo a través de un personaje (si nos tomamos el tiempo de investigar un poco de quien se trata) poco a poco descubriremos cosas maravillosas que se encontraban ocultas delante de nuestros ojos. El personaje de quien les hablo se llama Tecún Umán.

Tecún Umán fue un gran guerrero y último mandatario de los maya-k´iche´ en Guatemala. (1504 - 1524), y como dije, su retrato es característico en los billetes de Guatemala, el mismo, es considerado Héroe Nacional. Existen registros que vestía un tocado bellamente adornado con plumas de Quetzal. Esto lo describe el conquistador Pedro de Alvarado en sus crónicas de conquista y ésta fue la base para que posteriormente se le adjudicara el nombre de Quetzaltenango a la ciudad que fundaron los españoles en las cercanías al lugar de la batalla, como lo menciona el conquistador en sus cartas.

Cuenta la historia que luego de resistir ferozmente a las tropas del conquistador español Alvarado en Xelajú (actual Quetzaltenango) se encontró cara a cara en batalla con el mismísimo Pedro de Alvarado. Tecún Umán clavó su lanza en el pecho del caballo de Alvarado. El jinete, después de levantarse mató con su espada de acero al cacique clavándosela en el corazón. La leyenda cuenta que un Quetzal se posó en su sangre y de allí viene el rojo en el pecho del ave. El “mito” creció durante 400 años de colonización y fue acogido como símbolo de libertad durante la conspiración para la independencia.

Quetzal, representación artística en los billetes. Nombre de la moneda. Obsérvese el rojo en el pecho del ave.

Todas estas historias forman parte de la identidad cultural de cada país, o región. Pero antes de hablar de ello comprendamos el término “cultura” en sí mismo. Podríamos decir que la cultura es algo vivo, compuesta por elementos heredados del pasado como por influencias exteriores adoptadas y novedades inventadas localmente. La cultura tiene funciones sociales. Una de ellas es proporcionar una estimación de sí mismo, condición indispensable para cualquier desarrollo, sea este personal o colectivo. Es el conjunto de los rasgos distintivos, espirituales, materiales y afectivos que caracterizan una sociedad o grupo social. Ella engloba, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales del ser humano, los sistemas de valores, creencias y tradiciones.

Por lo tanto, podemos definir “Identidad cultural” como un “conjunto” de valores, orgullos, tradiciones, símbolos, creencias y modos de comportamiento que funcionan como elementos dentro de un grupo social y que actúan para que los individuos que lo forman puedan fundamentar su sentimiento de pertenencia que hacen parte a la diversidad al interior de las mismas en respuesta a los intereses, códigos, normas y rituales que comparten dichos grupos dentro de la cultura dominante.

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente expuesto, me gusta ver a los billetes como un pequeño libro de cuentos, de historias cortas, donde conviven el drama y la ficción. Estas historias provienen del pasado, como dijimos antes, son elementos heredados y generalmente fueron contadas con anterioridad sobre un lienzo, es por eso que la mayoría de las representaciones gráficas que se observan en un billete pueden verse desde otras miradas, estrictamente artísticas e históricas, pero siempre con el intento de reflejar un valor determinado. Tomemos como ejemplo el billete de Costa Rica de Cinco Colones, se refleja el producto de la tierra y su gente de trabajo, este billete emitido por el banco Nacional de Costa Rica. La imagen de la pintura “La Alegoría del café y del banano” de Alleardo Villa se impuso como la imagen de marca de este billete. Al decir de algunos expertos, uno de los más hermosos billetes que se han producido en el mundo y quizá el más bello de Costa Rica.

Pintura original (izquierda), Billete de Cinco Colones / Costa Rica (derecha)

En el billete de 100 Francos puede observarse la pintura “La Libertad guiando al pueblo”, es un cuadro pintado por Eugène Delacroix en 1830 y conservado en el Museo del Louvre de París. El lienzo representa una escena del 28 de julio de 1830 en la que el pueblo de París levantó barricadas. ... Por eso

Delacroix representa a la Libertad como guía que conduce al pueblo, y en el billete en si, además de dar testimonio del artista se busca resaltar el valor del mismo, que en este caso es el nombre de esta obra.

Billete de 100 Francos / Francia (izquierda), “La Libertad guiando al pueblo” de Delacroix (derecha)

Sin embargo, no todas las obras representadas en un billete denotan un valor oculto, a veces simplemente se quiere homenajear al artista a través de su obra, como en el caso de los billetes mexicanos de

500 pesos, en donde puede apreciarse la figura y pintura de Frida Kahlo,

Billete de 500 Pesos / México / Frida Kahlo

En el reverso tienen una pintura de Frida Kahlo esposa de Diego Rivera, nacida en la ciudad de México, quien también hizo varios murales y numerosos autorretratos con varios animales. Al lado de ella se puede encontrar una pintura de llamado “EL ABRAZO DE AMOR DEL UNIVERSO, LA TIERRA (MÉXICO), YO, DIEGO Y EL SEÑOR XÓLOTL”.

Pinturas originales luego representadas en el billete / Frida Kahlo

Otras veces aparecen obras que nada tienen que ver con la cultura que la toma, pero vienen a simbolizar algo determinado (uno o más valores), como es el caso del Ara Pacis.

Ara Pacis Augustæ es un altar y monumento dedicado a la diosa romana Pax erigido por el senado romano para celebrar las victoriosas campañas de Augusto en Galia e Hispania y la paz por él impuesta a su regreso triunfal. Sin embargo aparece en el reverso de un billete argentino (100 Pesos Eva Perón), en clara alusión a la diosa protectora, comparando su figura con la de Eva Perón.

Monumento Ara Pacis (izquierda), Monumento Ara Pacis (derecha)

Al hablar de identidad cultural entramos en un terreno basto que pareciera no tener fín, y desididamente así es, ya que cada billete del mundo nos cuenta una historia y cada cultura es única . Al tratarse de un tema tan rico e inagotable seguiremos viendo más adelante, en otras entregas, como diferentes culturas como la asíatica representan mediante la fantasía muchos de sus símbolos que cuentan y dan testimonio directamente su cultura. La transformación de estos animales en seres sagrados y lo que ello representa

Representación de animales fantásticos en los billetes

O como un signo fue tomado por diferentes naciones, ejemplo el águila (no es lo mismo el significado que le atribuye al águila el nazismo, que el americano a su águila calva, o ese símbolo para el propio mexicano) y sufrió las descripciones gráficas atribuidas a tal fin por cada nación, en los distintos períodos de la historia.

Representaciones del águila como signo - símbolo

Hoy quise mostrar un pantallazo más amplio y dejar en claro unos conceptos básicos, que nos van a venir bien de ahora en adelante. Como les dije, el tema es basto, podríamos hacer solamente un artículo dedicado a la fauna o a monumentos, o a lugares característicos y etc., etc., etc. Pero eso será material para la próxima vez que nos encontremos. Espero no haberlos aburrido mucho, un saludo afectuoso para todos.

Lic. Francisco Julio Bellizzi

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
NUMISMÁTICO DIGITAL

Líderes en información numismática en español
©2017 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8