publicidad
www.numismaticodigital.com

Identidad cultural

Simbolismo y herencia cultural en los billetes

Simbolismo y herencia cultural en los billetes
Continuando con el tema que nos convoca (Identidad cultural) y antes de meternos de lleno en el artículo de hoy, recordemos lo expuesto anteriormente.

La primera vez que nos encontramos mediante este medio, hablamos de signo, significante y significado, términos que doy por entendidos y que a partir de ahora no merecen mayor explicación, les había prometido también hablar exclusivamente de algunos de estos signos -símbolos y eso haremos más adelan e, pero déjenme retomar algo de lo ya visto para ampliar algunos conceptos hasta ahora no expuestos.

En su momento hablamos del Identidad cultural, como se conforma dicho término y como devienen po se tome, millones de ricas historias que son conta- das en un billete. Una de las tantas, narrada en el artículo anterior ilustraba la vida de Tecun Uman, su lucha contra el conquistador español y como mediante esta leyenda nos cuenta el porqué del color rojo del pecho del quetzal. Y la cito ahora porque como veremos más adelante se vincula directamente, pero desde otra mirada a la herencia cultural. Esta historia, como cualquiera de las muchas que ilustran la humanidad en tiempo y espacio no solo están ligadas entre sí, sino hermanadas con la Identidad cultu- ral, pues se llega a esto último mediante la herencia antes mencionada. Hace mucho leí algo que quiero compartir con ustedes y que me pareció no sólo muy interesante sino oportuno también dado el tema que nos convoca.

Una araña teje su tela por instinto, millones de modelos y formas, todas distintas según la especie de araña de que se trate, sin embargo la misma especie siempre teje su mismo patrón o modelo, sin nadie que les enseñe a hacerlo, ellas tejen el mismo tipo de tela una y otra vez, durante millones de años, sin alterar nada de dicho patrón. Su material genético transmite una información que se traduce automáticamente en el diseño de su tela. La cadena de acontecimientos por los cuales se realiza esta traducción puede ser tan larga y compleja como para que sólo podamos comprender algunas pequeñas porciones de ella. Pero, lo que sí sabemos es que la araña no puede aprender a tejer una tela con nuevo diseño, ni tampoco, aunque pudiese, enseñárselo a sus hijos. Esto está ligado a la herencia biológica y genética, y acá radica la mayor diferencia entre esta y la herencia cultural, esta última se transmite de generación en generación y puede perdurar en tiempo como desaparecer.

La herencia cultural depende de la efectiva comunicación entre los individuos contemporáneos y entre las generaciones futuras. Solamente la especie humana ha evolucionado hasta llegar a una etapa en que esto es posible. Una herencia es un legado que se traspasa de una generación a otra, y que puede adoptar diversas formas. La herencia cultural son todas aquellas costumbres, tradiciones, expresiones artísticas y maneras de vivir que se traspasan de generación en generación en una región geográfica determinada. El reflejo más ejemplificador de la herencia cultural son los hábitos de vida y los museos, en cuanto atesoran las expresiones artísticas y objetos del pasado que poseen algún tipo de significado o valor simbólico en cuanto a cultura e historia del lugar, y como dijimos en el artículo anterior, los billetes no están exentos de esto, ya que muchas obras de arte, cuadros y esculturas, pero también monumen- tos, lugares, flora y fauna son reflejados constantemente en los billetes del mundo a través de los años.

Billete de Armenia / expresión artística Billete de Argentina / monumento Billete de Bermuda / flora y fauna

Veamos un ejemplo claro de herencia cultural, para eso volvamos al ejemplo del quetzal. El Quetzal fue un ave sumamente valorada por los Antiguos Mayas y Aztecas. La importancia del Quetzal para los guatemaltecos (reflejada constantemente en sus billetes), no se limita a tener una bella ave como símbolo nacional. Realmente la selección de este símbolo patrio está intimamente ligada con la cultura, a lo largo de la historia (herencia cultural), desde los Antiguos Mayas hasta el día de hoy. Esa ave como dijimos, se refleja en muchísimos de sus billetes y al hablar de ella podemos recurrir a muchos aspectos narrativos y uno de ellos fue la historia de como obtiene el color rojo de su pecho. Entre los animales las aves tienen un lugar especial. El Quetzal tuvo un sitio particular, tanto por sus plumas, como por el ave misma. Las culturas antiguas vivían en estrecha relación con la naturaleza y muchos elementos de la naturaleza formaban parte de la vida diaria de los Mayas, incluyendo animales y vegetales en sus distintas expresiones culturales. Todo este bagaje cultural es transmitido a través de los tiempos por los distintos integrantes de las sociedades, de abuelos a padres, y estos a sus hijos, esto que forma parte de la herencia cultural de un pueblo se enseña en muchos casos (como la mayoría de las cosas) en las escuelas, nuestra segunda casa. Esto último es claramente apreciable en el billete de cinco quetzales, si miramos el anverso, además del prócer, veremos claramente la figura del quetzal, que no es casualidad que también le dé el nombre a la moneda, y en el reverso se encuentra la imagen de una maestra con sus alumnos, detrás de ella

vemos un pizarrón donde podemos observar la figura del quetzal.

Me parece el mejor ejemplo para hablar de herencia cultural, la misma no solo está dada en el nombre de su moneda, en el símbolo mismo del ave, sino que además nos muestra cómo se transmite esa parte tan importante de su cultura, de generación en generación mediante el aprendizaje. Como dijimos anteriormente, la herencia cultural depende de la efectiva comunicación entre los individuos con- temporáneos y entre las generaciones futuras. Nuevamente, el billete nos cuenta otra historia rica desde el aspecto cultural y desde la simbología de sus elementos, pero solo si nos metemos dentro de él y lo sabemos mirar.

Quet/zalAlegoríasTransmisión cultural de una generación a otra

Simbolismo
Al hablar de simbolismo, lo primero que me refiere la mente si pienso en un billete es en las alego- rías, la expresión por excelencia de lo simbólico. Son un medio de comunicación perfecto, con ellas yo pue- do referirme a todo lo que pueda imaginar, el trabajo, ja justicia, el progreso, la libertad y así podría seguir todo el día. Por lo general con la figura femenina como referente principal y formada por un conjunto de signos y símbolos que se relacionan con la escena que se quiera representar, querubines, balanzas, uvas, barcos, trenes, escudos, leones y etc. etc. que vienen a reforzar la idea principal. El concepto de alegoría deriva del latín allegoria y éste, por su parte, de un vocablo de origen griego.

Alegorías

La noción permite hacer mención a aquella ficción en la cual una idea, frase, expresión u oración posee un significado distinto al que se expone. Una alegoría puede entenderse, en este sentido, como una temática artística o una figura literaria utilizada para simbolizar una idea abstracta a partir de recursos que permitan representarla, ya sea apelando a individuos, animales u objetos. Por citar un ejemplo: la imagen de una calavera con dos huesos cruzados constituye una alegoría de la piratería. Por otra parte, una mujer ciega con una balanza representa a la justicia. Podríamos decir que una alegoría está compuesta por un montón de otros signos, que en su totalidad nos dan la idea generalizada.

Alegorías

El águila como símbolo
Pero existen otros signos que en muchos casos pueden funcionar como símbolos llegando a ser alegóricos también, tomemos como ejemplo el caso del águila, presente en casi todas las culturas del mundo y por carácter transitivo reflejada también en los billetes.

Veamos, por un lado tenemos la palabra (á-g-u-i-l-a) que es el significante común a todos y por otro lado tenemos el significado o referencia que cada cultura le otorgue.

Si lo vemos desde la mente del nativo en la que las plumas del águila son herramientas tribales y resonantes patrones de curación dentro de ritual, el águila se encuentra invocada con fines de revitalización, de creación y de curación.

Por supuesto, como gobernantes del cielo, lo que significa águila está conectado con el elemento aire, que simboliza la comunicación y el pensamiento. Todos los tótems de aves nos hablan de pensamiento superior, sueños, y la liberación mental. Como rey de los pájaros, el mensaje del águila de agudeza mental es súper dominante.

Águila / diferentes representaciones

Visualmente, todo acerca de la apariencia del águila es agudo. Ágil, elegante y cincelado. Esto lleva a nuestras mentes más profundas a perfeccionar nuestros pensamientos y habilidades. El águila nos manda a ajustar nuestra inteligencia y talento en una forma que mejor se adapte a nuestras necesidades.

A través de los años las diferentes culturas le han dado distintas asociaciones al significante águila.

Significado azteca y maya del águila:
El águila lleva el velo de la noche y la oscuridad sobre nuestra existencia y conciencia. Está afiliada con el sol naciente, y es un magnífico poder celestial, capaz de hacer brillar la luz en nuestro mundo.

Significado celta del águila:
Asociado con el simbolismo del agua, sirve como oráculo intuitivo. Tal vez porque nuestros parientes Celtas observaron su magnífica capacidad de ver en aguas con claridad milagrosa. Al igual que la adivinación.

Significado cristiano del águila:
Asociado con el mismo Cristo. Debido a que el águila parece ascender fácilmente a los cielos, mirando hacia el sol sin pestañear, nos relacionamos con el simbolismo de la fe imperturbable de Cristo en el Camino, la Verdad y la Luz. También vemos temas de renovación (el bautismo) como el águila, el hombre sumerge el alma en el mar, y se levanta renovado y limpio.

Significado griego del águila:
Otra referencia como animal solar, el águila es un símbolo de la autoridad, la gobernación y virilidad.
Última palabra en el sentido simbólico del águila: “volar más alto.”

Reichsadler
La Reichsadler (en español: águila imperial) era un águila heráldica utilizada en Alemania durante diversos períodos de su historia, como el Sacro Imperio, la Confederación Germánica, el Imperio Alemán y la Alemania Nazi. Con anterioridad al Imperio Alemán esta águila era bicéfala. Durante el Tercer Reich, el águila alemana fue combinada con una cruz esvástica de estilo nacional socialista. Antes de que se utilizara como símbolo para la Alemania Nazi, el águila era usada por la República de Weimar como insignia nacional. Hoy día, la Reichsadler sigue formando parte del escudo de Alemania, renombrada como Bundesadler (águila federal).

Águila Nazi

El Águila Bicéfala tuvo su origen en la poderosa ciudad samaritana de Lagash donde fue considerada un símbolo de poder durante más de 2000 años antes de la construcción del Templo del rey Salomón.

Posteriormente pasó de los samaritanos a los hombres de Akhad; de allí a los Hititas; a continuación a los Sultanes de Slkujian, de donde fue llevada, por los Cruzados a Europa, observándose este símbolo entre los Habsburgos y los Romanoff.

Águila bicéfala

El Símbolo del Águila de dos cabezas se conoció por primera vez en la Francmasonería en el año de 1759, después del establecimiento en Francia del Consejo de los Emperadores de Oriente y Occidente, Rito éste de 25 grados del que se deriva la mayor parte del actual sistema del Rito Escocés de treinta y tres grados. Adoptando este símbolo debido a la doble jurisdicción que el mismo comprendía, así una cabeza miraba hacia el Oriente, para proteger a los peregrinos que pudieran acercarse por esa dirección, y la otra guardaba el Occidente, con los mismos propósitos.

El águila bicéfala tuvo su origen en la poderosa ciudad samaritana de Lagash donde fue considerada un símbolo de poder durante más de 2000 años antes de la construcción del Templo del rey Salomón. Posteriormente pasó de los samaritanos a los hombres de Akhad; de allí a los Hititas; a continuación a los Sultanes de Slkujian, de donde fue llevada, por los Cruzados a Europa, observándose este símbolo entre los Habsburgos y los Romanoff.

Significado simbólico
En el simbolismo del Águila Bicéfala indica que una de sus cabezas mira hacia lo infinito del pasado, y la otra hacia lo infinito del futuro, mostrando con ello que el presente es apenas una fina línea de contacto entre dos eternidades.

En general, el Águila de dos cabezas simboliza la sabiduría, una de las cabezas representa al progreso, la otra al orden.

Las alas desplegadas representan lo presto que han de hallarse los masones escoceses, para emprender la búsqueda constante de la verdad de cuyo conocimiento se encuentra tan precisada la Humanidad.

La espada que el Águila sostiene entre sus garras, representa el poder y el honor que son los atributos naturales que deben sostener los Soberanos Grandes Inspectores Generales de la Orden en su lucha por alcanzar la redencion humana. A este respecto se dice que un Gran Inspector General de la Orden no deberá nunca desenvainar su espada sin una buena razón, y jamás envainarla sin honor.

Águila calva americana
Desde tiempos antiguos el águila ha sido asociada con autoridad y supremacía, en 1787 el águila calva fue adoptada como emblema oficial de Estados Unidos.

La idea de utilizar el águila calva como símbolo oficial del país fue propuesta en 1782 al recién formado Congreso de acuerdo a los archivos de la nación, esta fue aceptada de inmediato y después fueron agregados a sus garras una rama de olivo y flechas, representando la paz y la guerra.

En 1961, el presidente John F. Kennedy dijo que los fundadores de la patria habían elegido bien el símbolo del águila para Estados Unidos pues esta representa la fiera belleza y el orgullo independiente de la fuerza y libertad de la nación.

En el caso de la representación gráfica del elemento signo, su significante (águila) es interpretado de varias formas distintas y adoptado por diversas culturas, donde en el devenir de su herencia cultural, conforman un símbolo, único y marcado que los representa. Ante un mismo significante, se otorgan distintos significados.

Águila calva americana

Hemos visto hasta acá sólo algunos ejemplos de referencia, solamente el águila nos llevaría varias páginas, como así también el tema que veremos a continuación. Y siempre hablado de simbolismo otro de los más llamativos no solo desde la riqueza de sus billetes sino de su cultura misma es el simbolismo oriental, un tema muy basto también, así que centraremos nuestra mirada en los animales fantásticos que son representados en sus notas.

Simbolismo oriental / Dragones de Oriente
Los dragones orientales son los señores del tiempo, portadores de la lluvia, guardianes de las fuentes, ríos y lagos y símbolo del cambio. El dragón japonés es más bien un dios de los ríos o de los mares. En China, los dragones duermen en el fondo de las charcas durante el seco invierno; en primavera despiertan y adoptan la forma de las nubes cargadas de lluvia. Por eso en épocas de sequía se intentaba que despertaran los dragones y echaran a volar, y la mejor manera era molestar a dos dragones para que se pelearan hasta que las nubes de tormenta reventaran y el agua regase la tierra. Cuando luchan en el aire, provocan tormentas; cuando lo hacen en el agua, provocan inundaciones. En oriente el Dragón es muy poderoso pero normalmente benévolo. Los dragones ponen huevos que tardan 3000 años en abrirse. Cuando llega el momento de la eclosión, aparece un pequeño agujero en la cáscara y de este sale una pequeña serpiente que en cuestión de pocos minutos crece hasta alcanzar el tamaño normal y se eleva hasta el cielo formando un torbellino. No tienen alas pero vuelan gracias a su magia o energía.

Los dragones orientales aparecen a menudo sosteniendo o persiguiendo una pequeña bola que representa la Luna, la Perla de la Sabiduría o el huevo que simboliza el origen de la vida. Esta bola suele aparecer rodeada de formas irregulares parecidas a las llamas que son el símbolo del rayo y del trueno.

Cuentan las leyendas que el Dragón Amarillo solo emerge cuando un hombre santo gobierna el país. Se dice que cuando Fu Hsi, el primero de los diez emperadores, llegó al trono, el Dragón Amarillo surgió de las aguas con los primeros caracteres chinos grabados en el lomo. Así desveló el secreto de la escritura al pueblo chino. En Vietnam, los dragones esculpidos en el tejado sirven como protección contra incendios. El fuego del dragón y el fuego de la tierra son opuestos; el de la tierra se sofoca con agua, pero el del dragón arde en el agua pero se apaga con el fuego de la tierra.

El dragón chino imperial tiene cinco garras. Los dragones chinos comunes y los coreanos tienen cuatro y los japoneses tres.

Dragones representados en los billetes

Si observamos cuidadosamente la representación pictórica del dragón, veremos que según el artista, algunos son más corpóreos, o más coloridos, más realistas o en algunos casos hasta rústicos, como es el caso del billete de Macao (imagen del centro arriba), o imágenes difíciles de descifrar, donde la imagen del dragón se mezcla con el fondo, y así podríamos hacer un análisis minucioso, por país, por época, por dinastía etc., sea cual fuese la decisión del artista, de lo que no puede escapar es de esa carga cultural a la que se hace referencia y este se somete. Hay miles de años representados en un simple dibujo. En este caso el dragón no sólo es un símbolo, sino también un signo hereditario y característico de estas culturas.

A diferencia de lo que ocurre con el ejemplo del águila, ante un mismo significante (palabra dragón), podríamos decir que encuentran un mismo significado compartido por diferentes culturas.

Dragones representados en los billetes

Durante estas líneas hemos hablado de simbolismo y herencia cultural, también de signo, significante y significado. Todo esto se une en esta gran idea o concepto llamado identidad cultural. Me pareció oportuno poder traer una nueva palabra del plano conceptual “herencia” y haber marcado las diferencias o si se quiere la única diferencia que existe entre la herencia biológica y la cultural, que es la transmisión de generación en generación, de eso que como sociedad no queremos que se pierda, es más, queremos que perdure por instinto de supervivencia, pero no de forma corpórea, sino existencial.

Para terminar deberíamos establecer la diferencia que existe entre herencia cultural e identidad cultural. Creo que a esta altura ya ha quedado clara, pero vale una pequeña y simple aclaración al respecto. La herencia cultural es un proceso muy largo que puede abarcar hasta miles de años, es mediante ella que se construye la identidad cultural, sin esa transmisión y construcción no se logra tener una pertenencia, sería imposible tener una identidad cultural sin nadie que nos haya contado o transmitido historias de nuestro pasado, valores, etc. y esta va mutando y cambiando de forma a través del tiempo, o no, eso dependerá de las sociedades todas. Pero algo está claro, tenemos la libertad de hacer nuestra identidad con los valores y creencias que creamos correctos según la enseñanza adquirida y (en el caso que nos convoca) lo transmitimos a nuestros billetes, porque ellos son una herramienta de cultura que perdura en el tiempo, que nos habla de lo que fuimos y somos, y lo podemos transmitir, y eso es la herencia cultural que luego se transformará en identidad, somos capases de moldear nuestro patrón de forma distinta todo el tiempo y enseñar a hacerlo a otros, a diferencia de nuestra amiga la araña, que siempre teje su misma tela.

Lic. Francisco J. Bellizzi

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
NUMISMÁTICO DIGITAL

Líderes en información numismática en español
©2017 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8