www.numismaticodigital.com

Los billetes de la República del Rif

Los billetes de la República del Rif
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

En el año 1923, durante la Guerra de Marruecos, el capitán Gardiner, un aventurero al servicio de la República del Rif, procedió a la emisión de un número indeterminado de billetes del Banco Estatal del Rif, destinados a reemplazar el numerario español y francés entonces en circulación. Se duda tanto de dónde fueron emitidos como su tirada, e incluso si llegaron a circular y durante cuánto tiempo. 

Este tema ha sido estudiado por varios autores, destacando el artículo monográfico de Peter Symes The Notes of the Rif Revolt. El autor material de estas emisiones fue el capitán Charles Alfred Percy Gardiner, en ocasiones citado como Percy Gardiner, un aventurero y contrabandista que introdujo en su yate Silvia 16.000 fusiles comprados en Hamburgo en el Rif, y que en 1923 obtuvo importantes concesiones de los rifeños para un sindicato del que era codirector, junto con Lord Teynham, a cambio de un préstamo. 

Capitán Charles Alfred Percy Gardiner. 

Los primeros contactos entre Gardiner y los representantes rifeños tuvieron lugar en París, con el hermano de Abd el Krim, M’Hammed ben Abd el Krim, Vicepresidente hereditario de la República Rifeña, con una proposición de abastecerle de armas, que el hermano del emir consideró de un coste bastante elevado. Poco después, en mayo de 1923, según una noticia del New York Times citada por Symes, Gardiner adquirió por 300.000 libras los derechos para establecer un banco de emisión en Ajdir, todos los derechos en régimen de monopolio para la explotación del petróleo, carbón, plata y cobre del país, además de las concesiones referentes al telégrafo, correo, tendido ferroviario y explotaciones portuarias. Se aseguró asimismo los derechos para organizar escuelas, colegios técnicos, teatros, cines, óperas y líneas de tranvías y autobuses. 

Symes, consultando documentos del Public Record Office of the United Kingdom y una amplia bibliografía nos informa de que Gardiner y Teynham solicitaron reiteradamente al gobierno británico y a su embajada en París el reconocimiento y el apoyo a su adquisición de dicha concesión. A principios de agosto de 1923 el capitán Gardiner se presentaba a sí mismo como Agente General del Gobierno del Rif, y  finales de agosto había adoptado el título de Ministro Plenipotenciario del Gobierno del Rif, y el membrete usado en su correspondencia rezaba El Agente General del Gobierno del Rif (Marruecos). En su recién adquirido puesto invitaba al gobierno británico a establecer un servicio diplomático y consular en Ajdir, la capital del Rif. Invitaciones similares se enviaron a numerosos gobiernos del mundo, pero al parecer todas ellas fueron tratadas con la misma indiferencia.        

Symes cita asimismo un informe del Foreing Office británico titulado  Actividades del capitán Gardiner en el Rif, escrito en diciembre de 1924, que describía a Gardiner, Lord Teynham y a sus asociados como gente indeseable, y dado que habían causado algunos apuros al gobierno británico con sus infames actividades, eran abandonados a sus propios recursos y debían sufrir las consecuencias de sus propias acciones. En la negociación de las concesiones de los rifeños de 1923, el principal propósito de Gardiner y su sindicato era probablemente obtener concesiones mineras en el Rif. Sin embargo, vieron la posibilidad de conseguir dinero en un primer momento estableciendo un Banco Central en el Rif, según lo pactado. 

Asimismo recoge este autor que en el British Public Record Office hay una referencia, en uno de los índices de la correspondencia política del Foreing Office, a un documento titulado 1923 Intentos del Capitan Gardiner de llevar a cabo en el Reino Unido la fabricación de billetes de banco para el Rif: postura del HMG. Desafortunadamente el documento no ha llegado a nuestros días.  Esta referencia sugiere que Gardiner se dirigió a los impresores británicos de billetes con el ánimo de asegurar su producción. Si lo hizo, dichas solicitudes no llegaron a buen puerto, dado que los billetes que finalmente se realizaron no fueron el trabajo de un impresor con la debidas seguridades. Según Rupert Furneaux, en su obra Abdel Krim, Emir of the Rif, Gardiner habría intentado vender a Abd el Krim una máquina para imprimir billetes a cambio de todo el numerario fuerte de los rifeños. 

Los dos billetes unifaciales conocidos se encuentran en el Standard Catalog of Word Paper Money en su apartado de Marruecos, con los números R1 y R2. El billete de un riffan está impreso en verde o amarillo pálido sobre papel blanco y el de cinco riffans en rojo. La autoridad emisora, el Banco Estatal del Rif, aparece en la parte superior de los billetes en inglés y en árabe. En la parte inferior del billete de 1 riffan encontramos la frase Igual a diez peniques ingleses en inglés e Igual a un franco de oro en francés. Estos valores se incrementan en proporción en los billetes de cinco riffans

Es curioso que estos valores se recojan en el billete. Symes apunta que el valor en moneda francesa se pueda explicar con la esperanza de comerciar con el Marruecos francés y con Argelia. El uso del inglés es más difícil de explicar. No hay razón por la que los rifeños esperaran comerciar con los ingleses, a menos que se esperase que las concesiones adquiridas por Gardiner pudieran crear dicho mercado. Para este autor, el hecho de que los mismos estuviesen impresos en inglés, francés y en árabe muestran el profundo desconocimiento de Gardiner y su sindicato de las personas con las que estaban tratando. El inglés era una lengua totalmente desconocida en el Rif y el uso del francés era totalmente marginal. 

Para él, la falta de una equivalencia en moneda española es sorprendente, y le hubiese parecido lógico informar a los potenciales usuarios de los billetes del valor de dichos riffans en moneda española, para su cambio, al ser la moneda española la que estaba en circulación. El uso del español podría asimismo parecer apropiado, al ser una lengua ampliamente conocida en el Rif. Sin embargo, aunque muchos rifeños podían estar familiarizados con el español y el árabe, que sí aparece en los billetes, la mayoría de ellos sólo hablaban en sus dialectos bereberes nativos. 

El diseño de los billetes incluye una luna creciente y una estrella, que se repiten dos veces. Estos motivos se encontraban en la bandera de la República del Rif, dentro de un diamante blanco en el centro de un fondo rojo. El uso de una estrella similar a la estrella de David es inusual en las representaciones del símbolo islámico de la luna creciente y la estrella, y está documentado que la estrella fue diseñada por Abd el Krim cuando creó la bandera. El significado de la fecha, 10.10.23, que aparece en los billetes, es desconocido. Dado que la misma es aproximadamente cinco meses posterior a la negociación de Gardiner de sus concesiones, es de suponer según Symes que era la fecha en la que se esperaba introducir los billetes en circulación, y era asimismo posible que esta fecha no esté relacionada con suceso alguno. 

Se desconoce cómo Gardiner esperaba respaldar esta emisión de billetes del Banco Estatal, pero un método obvio podría haber sido el que fueran cambiados por la moneda española entonces en circulación en el Rif. Gardiner podría entonces respaldar estos riffans con la moneda española, o con libras esterlinas si convertía la moneda española. Este respaldo podría entonces sostenerse en moneda fuerte y hacer posible su sustitución si los billetes fueran siempre utilizados para los pagos. 

En el territorio había también en circulación moneda francesa, especialmente papel moneda emitido por la Cámara de Comercio de Orán, ciudad con una crecida población de origen español. Contra las acusaciones realizadas en las primeras fases del conflicto por los españoles de que los franceses apoyaban la causa de los rifeños y financiaban a sus cabilas, según cita Symes y recogía el New York Times del 12 de agosto de 1923, los franceses afirmaron que eran simples calumnias, y que la circulación de los billetes oraníes en el territorio era debida a que desde la instalación de los franceses en Orán los rifeños habían ido a trabajar en gran número a la parte occidental de Argelia, y que ahorrando parte de su paga, volvían al Rif con dichos billetes. 

Se desconoce cuál sería la cantidad de moneda de ambos estados europeos circulante en el Rif, y si Gardiner con esta emisión quería realmente ayudar a la lucha, recogiéndola para que sirviese de soporte a su emisión, o simplemente buscaba su propio enriquecimiento, consiguiendo con la sustitución recoger la moneda fuerte. Algunos autores afirman que no había moneda en el Rif, como por ejemplo Vicent Sheean, en su An American Among the Riffi, dado que era un país escasamente poblado, y en el que incluso  la adopción de impuestos confiscatorios no producía lo suficiente para mantener a su ejército y gobierno. El dinero recibido como rescate de los militares capturados en el Desastre de Annual, ocho millones de pesetas, habría sido utilizado para la compra de armas en el extranjero.

 

El ministerio de Hacienda rifeño, a cargo de Abd el Selam, tío de Adb el Krim, recaudaba los rendimientos del Habus y el impuesto del Axor,  así como en Tertib. Por tanto, el sistema fiscal se basaba en los ingresos de los impuestos directos sobre las cabilas del Rif, los derechos de zocos, las multas impuestas a las cabilas que se sublevaron contra él y las multas cobradas por delitos comunes. A estas fuentes de ingresos se sumaron los rescates de los soldados españoles.En sus Mémoires, escritas por Roger-Mathieu en 1927, Abd el Krim afirmaba que no tuvo problemas en financiar la guerra y en ajustar sus presupuestos con dichos ingresos, con unos ingresos de 600 millones de pesetas. Esto contrasta con los datos de la administración española, que entre 1916 y 1932 sólo recaudó en todo el Protectorado 511 millones de pesetas por todos los conceptos. 

Es asimismo difícil saber si estas emisiones llegaron a circular, en qué cantidad y durante cuánto tiempo. Según Juan de España, en su Actuación de España en Marruecos de 1926, el propio Adb el Krim habría ordenado que estos billetes fuesen arrojados al mar. David Hart, en The Aith Waryagher of the Morrocan Rif, recogía que si bien Abd el Krim tenía papel moneda impreso y había visto una fotografía de un billete de cinco riffans en inglés y árabe en los archivos personales del coronel Emilio Blanco, la extensión de esta moneda en circulación parecía cuestionable, dado que todos sus informantes hablaban sólo de duros y pesetas. 

La referencia a la moneda española se recoge igualmente en la obra de David S. Woolman, Rebels in the Rif: Abd El Krim and the Rif Rebellion, que afirmaba que … El soldado de infantería rifeño cobraba 2 riffans al día de la cabila titular del territorio que estaba defendiendo. La moneda rifeña estaba impresa en Inglaterra por el “Banco del Estado del Rif”, en billetes verdes de cinco riffans con un valor de cinco pesetas o 0,71 $, y rojos con el valor de una peseta o 0,14 $. Las gentes de las cabilas, sin embargo, usaban monedas españolas y las preferían al nuevo circulante.

Se trataba, por tanto, de un circulante que, aunque no se recogía expresamente, se asimilaba en su valor a la moneda española en circulación.  Los ejemplares que sobrevivieron y han llegado a nuestros días proceden principalmente de los que fueron tomados como recuerdos por personal militar español tras la derrota de los rifeños. Para Symes, los billetes del Banco Estatal del Rif no pueden considerarse una emisión de circulante de la República del Rif, y pueden sólo asociarse a Abd el Krim y su gobierno como la garantía de una nefasta concesión. Estos billetes son para este autor más el legado de la ambición del capitán Charles Gardiner y de su sindicato, que de la aciaga búsqueda de autodeterminación de la población del Rif.

 

Bibliografía recomendada

 

CANO BORREGO, P.D., Los riffans de Abd el Krim”, Crónica Numismática, Abril, 2003.

CUHAJ, G.S., 2013 Standard Catalog of Word Paper Money, Modern Issues: 1961-Present, Volumen 3, 2012.

GONZÁLEZ ROSADO, C., “El Riffan, la moneda de la efímera República del Rif”, El Faro Digital.es, 18 de noviembre de 2011.

FURNEAUX, R., Abdel Krim – Emir of the Rif, London, 1967.

ROGER-MATHIEU, J., Mémoires D’Abd-el-Krim, Paris 1927.

SYMES, P., “The Notes of the Rif Revolt”, International Bank Note Society Journal,  Volume 41, No.3, 2002.

WOOLMAN, D.S., Rebels in the Rif: Abd El Krim and the Rif Rebellion, Stanford University Press, 1968.

 

Artículo La república del Rif en Wikipedia.

 

Fotografía de Charles Alfred Percy Gardiner como Teniente del 5th & 6th Victorian Mounted Rifles en la guerra de los Boers, The Leader, 16 February 1901, Supplement pp. 2 - 10.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti
Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
NUMISMÁTICO DIGITAL

Líderes en información numismática en español
©2017 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8