www.numismaticodigital.com
Febrero2015, Edición 113    26 de febrero de 2017

Olvidos Numismáticos

Buscar noticias por meses y años en esta sección
    

Por Fernando López del Burgo

Durante el grave periodo de escasez de moneda que se produjo en toda España durante el comienzo del reinado de Juan Carlos I, las cajas de ahorro catalanas se decidieron a emitir su propia moneda de necesidad. Dado que estas entidades tampoco disponían de cambio suficiente para hacer frente a las operaciones habituales de caja, y por ley no podían emitir moneda propia, decidieron utilizar unos pequeños vales de cartón grueso con forma de sello ya existentes para que circularan temporalmente entre sus clientes.

Por Fernando López del Burgo

Aunque fue un serio inconveniente en todo el territorio español, la escasez de numerario para las pequeñas transacciones cotidianas se convirtió en un grave problema en toda Cataluña y especialmente en la ciudad de Barcelona. El trueque y las devoluciones en especie que se habían venido practicando hasta entonces tuvieron que ser sustituidas, como antaño, por vales y fichas de emisión privada.

Por Fernando López del Burgo

En 1977, la moneda metálica circulante en España estaba compuesta por las piezas emitidas durante la Dictadura, con valores de entre 50 céntimos y 50 pesetas , y por las de nuevo cuño a nombre del Jefe de Estado, el Rey Juan Carlos I, que formaban una serie continuista con los mismos valores, aleaciones y módulos, y con piezas de entre 50 céntimos y 100 pesetas. Desde la muerte del dictador se comenzó a apreciar una desaparición paulatina de la mayoría de los valores en circulación, que fue agravándose, incluso con la acuñación de las nuevas monedas a nombre de Juan Carlos I.

Por Fernando López del Burgo

Para intentar solucionar la escasez de moneda existente en España y evitar en lo posible su acaparamiento, las autoridades económicas ampliaron el número de las acuñaciones previstas para 1978. Ante la imposibilidad de realizarlas en el plazo previsto, una gran cantidad fue fabricada en el extranjero.
La escasez monetaria durante la transición (I)

Por Fernando López del Burgo

Durante los primeros años del reinado de Juan Carlos I, se produjo una gran inflación de los precios derivada de la crisis económica y de la gran incertidumbre política por la que atravesaba el país tras la muerte del dictador Francisco Franco. El aumento de los precios anuló la moneda divisionaria y la rumorología provocó que una gran parte de la población acaparara las piezas de menor valor, provocando una escasez artificial de moneda, que afectó a las pequeñas transacciones cotidianas. A finales de 1977, la falta de moneda fraccionaria llegó a ocasionar graves problemas en las zonas costeras y con mayor densidad de población, obligando a las autoridades a triplicar la fabricación de piezas de 1 y 5 pesetas durante el año 1978.


Noticias en esta sección durante el año 2017
    En otros años
    | 2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2006 |
    Buscar noticias por meses y años en esta sección
        

    Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
    NUMISMÁTICO DIGITAL

    Líderes en información numismática en español
    ©2014 Contacto
    Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8
    0,203125