www.numismaticodigital.com
Marzo 2017, Edición 114    7 de octubre de 2022

Artículos > Artículos Notafilia

Proseguimos con la enumeración de las series complicadas de encontrar del billetario español del siglo XX. No haremos mención a las series especiales ya que las comentaremos, en su momento, de forma conjunta.

Continuamos con la segunda exposición de las series notafílicas españolas que consideramos como raras, emitidas a partir de 1936. (Ver Series Raras en las Emisiones Españolas I: Monarquía y República www.numismaticodigital.com/noticia/7909/, publicado en diciembre de 2014).

En repetidas ocasiones se me ha consultado la rareza de algunas series de las emisiones de billetes españoles y en algunos foros se ha especulado con la facilidad o no de encontrar determinadas series, especialmente las últimas series emitidas, con estimaciones que demuestran un alto grado de desconocimiento.

Por Jesús Martín Alías

Dentro del amplio campo de la Notafilia, un capítulo poco conocido pero de especial interés histórico y documental lo constituyen las distintas emisiones de obligaciones, empréstitos y bonos con que los sucesivos pretendientes carlistas financiaron a lo largo del turbulento siglo XIX sus campañas políticas y militares en su empeño para acceder al trono de España.
(Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

Con estos artículos queremos dar un pequeño vistazo a los procedimientos utilizados en la confección de los billetes españoles ya que con frecuencia nos encontramos que coleccionistas de cierto nivel ignoran las técnicas con las que se imprimen los billetes. (Leer+)

Por Jaume Reinal Boix

Con la ley del 28 de enero de 1856 se fundó el Banco de España, el primer banco oficial. El mismo banco dispuso al propio tiempo que en cada localidad pudiera crearse un establecimiento de emisión, así venían compartiendo el privilegio de emisión en sus respectivas localidades. (Leer+)

Por Ramón Cobo Huici

En sentido amplio podemos definir el billete como un documento al portador que circula como medio ordinario de pago y con valor nominal fijo. Si tomamos esta definición como premisa hay que considerar que en una colección notafílica deben incluirse más elementos que los billetes bancarios. (Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

Una de las mayores preocupaciones de un emisor de billetes es evitar que éstos sean falsificados no solo por la incidencia económica que representa para la entidad y para el sistema económico sino, especialmente en el caso de emisores no estatales, por el descrédito y la desconfianza que supone hacia el emisor con el consiguiente rechazo a la aceptación y circulación de su billetaje.

Por ramón Cobo Huici

En 1868 el Gobierno provisional formado después de la revolución de septiembre adoptó la peseta como unidad monetaria y en este mismo año el consejo del Banco de España tomó la decisión de montar un taller en su edificio central, entonces en la calle Atocha, y fabricar en él sus billetes. (Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

En el siglo II a.C. la dinastía Han de China, ante la falta de cobre y plata, decidió emitir moneda fiduciaría imprimiendo su sello en las pieles curtidas de los gamos sagrados de su Palacio Real, lo que se denominaba “moneda de piel”. Sería el precursor del papel moneda. (Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

Casi todos los países que han administrado intereses económicos fuera de sus fronteras o han tenido fuerzas militares, bien combatiendo, bien como fuerzas de ocupación, han diferenciado el papel moneda empleado en su territorio del utilizado en la zona ocupada. España, en el periodo que administró la zona Norte de Marruecos también efectuó esta distinción debido a diferentes causas. El objeto de este artículo es dar a conocer estos billetes pues están muy imperfectamente catalogados, o al menos eso estimamos, existiendo errores muy importantes en las descripciones hasta el punto de aceptar improntas modernas como sellados de la época. (Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

A finales de la primera mitad del siglo XIX el sistema financiero español se componía de tres únicas entidades, el Banco de San Fernando, que se transformaría en el Banco de España, el de Barcelona y el de Cádiz.
(Leer +)
Un capítulo muy interesante de la notafilia española son los billetes no emitidos, billetes que por diversas circunstancias no pasaron a manos del público, quedando unas veces como pruebas en la sociedad fabricante, al no ser aceptadas por el emisor, y en otras siendo destruida la emisión a pesar de estar fabricada en su totalidad, debido a circunstancias económicas o políticas. (Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

En el periodo que vamos a comentar, años 1938 a 1940, son muy frecuentes los billetes, o sus pruebas, que no llegan a emitirse debido a que al encontrarse España en plena Guerra Civil y el Banco de España sin suministradores fijos, con problemas económicos y sin sus talleres de Madrid, le fue preciso al banco dirigirse a diversos fabricantes en demanda de billetes, los cuales efectuaron sus proyectos pero, como es lógico, se produjeron numerosos descartes. Describiremos aquellos que conocemos. (Leer +)

Por Ramón Cobo Huici

Los errores que presentamos a continuación suelen ser relativamente frecuentes y, por consiguiente, poco valorados por los coleccionistas. Además, suelen ser poco vistosos excepto en casos excepcionales en los que el desplazamiento es muy notable y se puede apreciar parte de dos billetes en un solo ejemplar. Podemos decir que cuanto menor es la desviación menor es su interés de colección. (Leer+)
0,3125