www.numismaticodigital.com
El Museo de Bellas Artes de A Coruña permite recorrer la historia de la ciudad a través de su colección de monedas

El Museo de Bellas Artes de A Coruña permite recorrer la historia de la ciudad a través de su colección de monedas

lunes 01 de julio de 2019, 14:49h

Galicia cuenta con uno de los pasados históricos más interesantes de toda la Península Ibérica. La importante cultura castreña que existió antes de la llegada de los romanos a esta región, ha dejado una gran huella en la comunidad, no solo a través de sus espectaculares yacimientos arqueológicos sino también a nivel cultural. Así, en los últimos años se han promovido diversas iniciativas, como la celebración del Samaín, que tratan de enaltecer el pasado celta de Galicia.

Al igual que en el resto de la Península, la llegada de los romanos supuso la pérdida casi total de la cultura propia de los castreños debido al proceso de romanización que se llevó a cabo. Generalmente se tiende a presentar este proceso como algo negativo pues supuso la imposición de una cultura nueva sobre otra ya existente, y realmente fue así, pero también es interesante destacar que los romanos también trajeron consigo una modernización que provocó un auténtico cambio en los modos de vida peninsulares. Además de las calzadas, que permitieron conectar diversos puntos del territorio peninsular, los romanos también trajeron consigo importantes construcciones arquitectónicas, como los puentes, los acueductos o las termas. A ellos también les debemos nuestra dieta mediterránea e incluso diversas formas de ocio como los juegos de dados a los que eran muy aficionados algunos emperadores y que terminarían culminando con los siglos en los actuales casinos. Lo que habitualmente se atribuye erróneamente a los romanos es la introducción de la moneda, ya que esta llegó hasta nuestras tierras de la mano de los griegos, pueblo que llegó mucho antes a la Península que los romanos.

Tras esta incorporación, todos los pueblos que pasaron por la Península usaron el sistema monetario y su historia y desarrollo puede estudiarse a partir de las monedas encontradas en diferentes yacimientos arqueológicos. En este sentido, Galicia, y en concreto la ciudad de A Coruña, puede presumir de contar con un espacio que recoge la historia de la ciudad a partir de estos restos materiales. De esta forma, el Museo de Bellas Artes de la ciudad Herculina alberga en su interior desde hace pocas semanas una colección de monedas datadas en diferentes siglos que ofrecen al visitante un repaso por la historia de España y A Coruña.

Esta colección se configura como un módulo específico dentro de las exposiciones del museo y está formada por monedas romanas, árabes, de la época de la Reconquista y de las principales monarquías posteriores. La gran mayoría proceden de la colección del antiguo museo, pero a esta también se han incorporado diversas donaciones y adquisiciones de la propia institución. En este sentido, cabe destacar que una de las últimas incorporaciones en llegar son 8 reales de la monarquía de Felipe III datados en el siglo XVII.

No obstante, la joya de la corona es una moneda que contiene la forma de una vieira en su centro. Su historia se remonta a mediados del siglo XIII, cuando el rey Alfonso IX permitió el establecimiento en la ciudad de una ceca, que acuñaría monedas hasta el siglo XVII. Cada Casa de la Moneda debía tener su marca de producción, por lo que se optó por incluir una “C” como símbolo distintivo. Sin embargo, cuando Cuenca comenzó a acuñar su propia moneda también se decantó por esta misma C, por lo que surgió un conflicto que se solucionó con el cambio de la letra por una vieira. Este distintivo no era nuevo, sino que ya formada parte del escudo heráldico y además reafirmaba su vinculación con la ciudad de Santiago de Compostela.

Otra de las piezas más interesantes que se pueden visitar en este módulo es una moneda de 8 reales de Carlos I. Su exclusividad reside en que en ella se pueden ver dos columnas de Hércules con la leyenda “Plus Ultra” coronándolas, símbolo que también está presente en las primeras monedas acuñadas en América alrededor de 1536.

Además de estas piezas que todo coleccionista desearía tener, el módulo cuenta con una una gran variedad de monedas entre las que también destacan las acuñadas durante la Reconquista, que presentan una cruz cristiana en uno de sus lados, un real de la época de los Reyes Católicos, 4 marevedís de 1602, dos escudos de Fernando VII o 4 reales de la monarquía de José Bonaparte.

Con la puesta en marcha de este módulo, el Museo de Bellas Artes de A Coruña pretende poner en valor la numismática como fuente histórica, destacando la importancia de los textos, marcas y signos que presentan las monedas y que ofrecen valiosa información sobre nuestro pasado. Sin duda, una iniciativa de lo más interesante y enriquecedora.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti