Marzo 2017, Edición 114
7 de diciembre de 2021, 9:24:37
Monedas Virtuales


Sobre el auge de las criptomonedas

Por N.D.

Coincidiendo con el récord en la cotización de criptodivisas como el bitcoin o el ether, cada vez más inversores se ven atraídos por el favorable régimen fiscal del Principado. Los inversores en criptomonedas tienen un perfil joven y digital, y ven con creciente desconfianza los cambios legislativos que quieren regular las monedas virtuales.


No solo los artistas, deportistas y youtubers miran a Andorra como una alternativa para disfrutar de ventajas fiscales: ahora son los inversores en criptomonedas quienes ven en el Principado un refugio seguro para las ganancias que generan monedas como el bitcoin. Las solicitudes de residencia fiscal en Andorra por parte de este perfil de inversor se han incrementado un 65 % en la primera mitad de este año, según constatan desde AbastGlobal - Andorra Solutions, una empresa de asesoría y consultoría fiscal de Andorra La Vella especializada en este tipo de trámites.

En el último mes, el bitcoin ha alcanzado cotizaciones récord cercanas a los 60.000 euros y acumula una revalorización de más del 60 % en lo que llevamos de año. Una subida a la que también se han sumado otras criptodivisas como el ether, que ya está por encima de los 4.000 euros y registra una subida del 450 % este año; o el dogecoin, que se dispara un 9.000 %. Esto confirma las monedas virtuales como un vehículo de inversión volátil, pero atractivo, con el que se puede ganar (y perder) mucho dinero.

Ventajas fiscales para inversores

Los inversores en estos productos son sobre todo emprendedores del mundo digital, un público joven y atrevido, pero convencido del futuro de las nuevas tecnologías como las criptomonedas y el blockchain. Algunos de los que han tenido más éxito se han empezado a trasladar desde España a Andorra, donde ya forman un grupo creciente de nuevos residentes. Se suman a los artistas, deportistas, youtubers y jubilados con grandes patrimonios que han elegido este pequeño país de los Pirineos como destino para sus finanzas.

Andorra ofrece un trato fiscal muy favorable de las ganancias del capital, que tributan a un tipo máximo del 10 % frente al 19-26 % de España y 30 % “flat tax” para los inversores de Francia, lo que atrae especialmente a los nuevos inversores digitales de estos países. En el Principado tampoco existe el impuesto sobre el patrimonio, otro factor muy relevante que ayuda a captar a los grandes patrimonios más tradicionales.

Según Patrick Mueller de la asesoría fiscal AbastGlobal - Andorra Solutions, el perfil de quienes solicitan la residencia en Andorra está cambiando progresivamente: “A principios de año tuvimos muchas solicitudes de youtubers, influencers y otros perfiles similares. Pero en el segundo trimestre estamos atendiendo sobre todo a inversores en criptomonedas y otros vehículos de inversión novedosos que buscan un refugio seguro para las ganancias obtenidas”.

¿Pero cómo puede obtener la residencia en Andorra un inversor en criptomonedas? “La residencia no lucrativa o pasiva es la mejor solución para el perfil de inversor patrimonial. Una inversión de 350.000 euros en un activo andorrano como el inmobiliario o fondos de entidades bancarias andorranas, más una fianza de 50.000 euros, abren la puerta a ser residente pasivo en Andorra. La residencia se otorga tras depositar la fianza y acreditar tener un domicilio y un seguro privado en Andorra. Eso sí, aún no se aceptan las criptomonedas como inversión”, aclara Patrick Mueller de Andorra Solutions.

Incertidumbre ante la regulación de las criptomonedas

Muchos inversores en criptomonedas aún no han realizado las ganancias obtenidas, por lo que no han tenido que declarar la tenencia de estos activos. Esto se debe al vacío legal que aún existe en muchos países con respecto al tratamiento fiscal de las monedas virtuales. Aunque esta situación no durará.

El anteproyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal que está preparando el gobierno de España obligará a comunicar todas las operaciones realizadas con criptomonedas. También habrá que declarar los activos de este tipo que se tengan en el extranjero con el modelo 720 de Hacienda.

Por su parte, Francia no gravará las transacciones con criptomonedas, pero sí prevé repercutir el IVA a las compras realizadas con estas divisas y tasar las conversiones a dinero "real". Estas iniciativas, que intentan aumentar la transparencia en las operaciones realizadas en un mercado aún poco regulado, generan un creciente recelo entre los inversores en criptomonedas.

En contraste, el Gobierno de Andorra está adaptando su marco regulatorio para incluir las criptomonedas, el blockchain y otras innovaciones digitales como uno de los pilares para su nuevo modelo económico de futuro. El proyecto, bautizado como “Horizonte 2023”, previsiblemente incluirá un tratamiento fiscal y regulatorio aún más favorable a estos activos para atraer inversores.

numismaticodigital.com.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.numismaticodigital.com