www.numismaticodigital.com

Billetes no emitidos Siglo XX: La monarquía de Alfonso XIII (I)

Billetes no emitidos Siglo XX:  La monarquía de Alfonso XIII (I)
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
Un capítulo muy interesante de la notafilia española son los billetes no emitidos, billetes que por diversas circunstancias no pasaron a manos del público, quedando unas veces como pruebas en la sociedad fabricante, al no ser aceptadas por el emisor, y en otras siendo destruida la emisión a pesar de estar fabricada en su totalidad, debido a circunstancias económicas o políticas. (Leer +)
Estos billetes no siempre están bien catalogados, otras veces no se ha comentado alguna peculiaridad interesante desde el punto de vista coleccionista y en algún caso son desconocidos, por lo que consideramos interesante exponer en varios artículos aquellos que conocemos.

Por supuesto el listado no es exhaustivo pues siempre aparecerán ejemplares inéditos o no conocidos por nosotros. Ese es uno de los grandes alicientes para los coleccionistas, y en él solo incluiremos los billetes que pasaron el límite de prueba de artista, es decir, los que llegaron a ser grabados, al menos de forma parcial, y estampados en papel, ya que la lista sería interminable si contemplásemos los ensayos. Por otra parte, tampoco incluimos los billetes del siglo XIX ya que es un periodo del que únicamente el Banco de España tiene conocimientos suficientes.

Comentaremos en los dos primeros artículos los conocidos en el periodo del reinado de Alfonso XIII.


25 pesetas, emisión 1 de enero 1904: Anverso, cariátides; reverso, la Fortuna.


La emisión se fabricó en su totalidad, incluida la numeración, en los talleres del Banco, con un volumen de 2.662.000 ejemplares, siendo destruida en 1928. Creemos que no se puso en circulación ante la falta de calidad del grabado, de gran sencillez de ejecución, que no garantizaba seguridad ante falsificaciones, abundantes en los billetes de la época.

Conocemos ejemplares completos, numerados desde el 2.661.991 hasta 2.661.995, éste último en la colección del Banco de España, por lo que consideramos improbable la existencia de más de estos cinco billetes. Se conocen muy pocos ejemplares sin numerar de pruebas de la calcografía del anverso y todavía menos del reverso. Lamentablemente, los no numerados y las pruebas, en su gran mayoría, se presentan sin el margen inferior, al estar mal cortados a partir de los pliegos, pues han confundido la zona de numeración con el margen del billete.



Emisiones de 1904 (circa): Diversos motivos

Se conocen reversos de 100 y 1.000 pesetas efectuados por la American Bank Note para el Banco de España que no fueron aceptados por el banco. Recientemente se ha subastado un grupo de reproducciones de billetes, a partir de los fotolitos, efectuados por este mismo fabricante. El Banco de España no hace alusión a pedidos a esta casa en esta época.

Desconocemos el motivo de la no aceptación de esta emisión por el Banco de España pero es de suponer que se debiera a motivos económicos ya que en esta misma época se negoció el contrato con Bradbury para la emisión de 1906 y se realizaron pruebas en los talleres del banco para billetes de 100 pesetas, pruebas que mencionaremos posteriormente.



100 pesetas, emisión 21 de agosto 1905: Anverso fogonero; reverso, Pegaso.


Ante el fracaso del 100 pesetas de 1903 el departamento de fabricación del banco decide elaborar dos nuevos billetes para presentar ante el Consejo. Uno de ellos es el mismo billete de julio de 1903, pero efectuándose a un nuevo regrabado de las planchas para aumentar la nitidez de imagen y así dificultar las posibles reproducciones (El catálogo de billetes del Banco de España en su última edición se equivoca creyendo que es un billete idéntico al de 1903). El billete es aprobado por el Consejo del Banco, en sesión de 5 de marzo de 1906, pero advirtiendo que el anverso será de color azul Prusia en vez del que se les presenta. A pesar de esta aprobación la fabricación de la emisión no se efectuó.

Existen escasísimas pruebas del billete, creemos que no sobrepasarán los cinco ejemplares, selladas como “Especimen”. El Banco de España hace figurar en su catálogo un ejemplar con la coloración antigua y fondos punteados de rojo, ejemplar que debe ser la prueba presentada al Consejo y que éste ordenó cambiar en cuanto a coloraciones. También se conocen pruebas de anverso del modelo adoptado y las pruebas de estado, en negro, de ambas caras, siendo estas pruebas tan escasas como los billetes.




50 pesetas, emisión desconocida (¿1 de diciembre 1908?): Anverso, Alegoría del artista y la inspiración. Reverso, alegoría de las artes plásticas protegidas por el comercio.


Los primeros bocetos de este billete se presentaron al Consejo en 1903 el cual ordenó rehacerlos por no encontrarlos satisfactorios. El 26 de octubre de 1906 el Consejo volvió a analizar el billete reelaborado y se decidió la impresión de 6.000.000 de ejemplares, los cuales no llegaron a imprimirse. Dada la fecha de aprobación del Consejo creemos que se hubiese emitido con la misma fecha del 100 pesetas “Reyes Católicos” y 25 pesetas “Quintana”.

Se conocen únicamente dos ejemplares de muestra, totalmente terminados, a falta de la fecha de emisión y la firma del gobernador impresos sobre papel de la posible emisión. Fueron efectuados en los talleres del Banco al igual que los de 100 y 25 pesetas.



100 pesetas, emisión 1 de diciembre de 1908: Anverso, Reyes Católicos.


El 8 de junio de 1906 el Consejo aprueba una nueva emisión de billetes de 100 pesetas, a efectuar en los talleres del Banco para, según el catálogo del Banco de España, dar trabajo al personal de talleres y utilizar el papel en reserva y en la misma reunión se decide confirmar un primer pedido de 6.000.000 de ejemplares a Bradbury, Wilkinson and Co. del mismo valor. El hecho de que se efectuase la impresión completa creemos que muestra la intención de dar una nueva oportunidad a los talleres pero que por falta de confianza en los mismos y ante un posible fiasco se hizo el encargo a Inglaterra.



100 pesetas, emisión 1 de diciembre de 1908: Reverso, alegorías del comercio y la agricultura.


Se efectuó un tiraje de 2.693.000 de ejemplares, incluso numerados, que años más tarde fueron destruidos. Conocemos 6 ejemplares comprendidos entre las numeraciones 2.692.991 y 2.693.000, este último perteneciente al Banco de España por lo que estimamos que el número de ejemplares que se pensó en conservar serían de 10, todos taladrados con “INUTILIZADO”.

Se conoce una prueba de color, anverso azul verdoso, totalmente terminada, incluida numeración. También se conocen pruebas sin numerar, en menor cantidad que ejemplares completos.



25 pesetas, emisión 1 de diciembre de 1908: Anverso, Manuel José Quintana.


En noviembre de 1906 el Consejo del Banco aprueba la emisión de un billete de 25 pesetas que no llegó a fabricarse, seguramente debido a la mejor calidad de los encargados a Bradbury. Las planchas si se realizaron, conservándose en el Banco de España.

Se conocen las pruebas de estado, en negro, de anverso y reverso sobre papel de grabado. Igualmente se conocen escasísimas pruebas de anverso sobre el papel previsto para la emisión, pero sin imprimir los fondos excepto dos ejemplares con fondos, uno carmín y otro amarillo. Lógicamente existe la posibilidad de cuatro ejemplares de cada tipo pues las hojas de impresión estaban formadas por esa cantidad.




25 pesetas, emisión 1 de diciembre de 1908: Reverso, alegoría de la industria.


Son muy abundantes las pruebas de reverso sobre papel de la emisión en colores gris, azul, verde, sepia y rojo y, como variedad, se pueden encontrar pruebas en esos mismos colores pero más débiles. Pueden encontrarse pliegos originales de cuatro ejemplares, aunque son escasos.

Del billete completo se encuentran ejemplares en varios colores y, aunque conocemos dos o menos de cada tipo, excepto dos de ellos, damos por supuesto, como ya hemos comentado antes, de que sería normal la existencia de, al menos, cuatro. Las pruebas del billete completo conocidas tienen los siguientes colores:

- Anversos con fondo azul, verde o carmín y reversos sepia.
- Anversos sin fondos de impresión y reversos sepia, verde y azul.

También se encuentra papel de la emisión sin impresiones.





Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti