www.numismaticodigital.com

Museo Casa de la Moneda

Prorrogada hasta el 11 de diciembre la Exposición “Virtuti et Merito”

Prorrogada hasta el 11 de diciembre la Exposición “Virtuti et Merito”
miércoles 23 de noviembre de 2016, 01:26h

ND© Debido a la buena acogida del público y con el fin de que un mayor número de personas pueda disfrutar de su visita, el Museo Casa de la Moneda prorroga la muestra “Virtuti et Merito” hasta el próximo 11 de diciembre.

Organizada por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, la Cancillería de la Real Orden de Carlos III y la Real Casa de la Moneda con motivo del III Centenario del nacimiento de Carlos III, “Virtuti et Merito” nos propone un viaje por el tiempo, desde el reinado de Carlos III hasta nuestros días, a través de numerosos objetos, documentos y, sobre todo, una interesantísima galería de personajes que muestran orgullosos sus medallas y condecoraciones. Cerca de 400 magníficas piezas provenientes de 54 museos y colecciones privadas, nacionales y extranjeros nos acercan a la figura de este excepcional monarca, a su acción como soberano, y nos introduce al Régimen Premial del siglo XVIII y a la Real y Distinguida Orden Española de Carlos I.

Carlos III en su tricentenario

Tras visualizar un magnífico audiovisual sobre la Real Orden de Carlos III, comienza el viaje con el acercamiento a figura del tercer hijo de Felipe V, Don Carlos de Borbón. Rey de Nápoles y Sicilia desde 1734, la concatenación de una serie de luctuosos acontecimientos -la prematura muerte de Don Luis I, todavía adolescente, y de Fernando VI, sin descendencia- le llevan a ocupar el trono de Las Españas en 1759.

Seguidamente nos adentramos en la impresionante obra del ilustrado monarca. En la mente de los ciudadanos, especialmente de los madrileños, están sus importantes obras urbanísticas: edificios como el Museo del Prado y monumentos como la puerta de Alcalá y la fuente de la Cibeles, de la cual podemos ver los originales de los leones realizados en cera por Roberto Michel. También aparecen puestas en valor sus reformas del sistema educativo y de la agricultura; su impulso a la industria, a la ciencia y a las expediciones científico-políticas; sus iniciativas para el crecimiento de la población; la reorganización del Ejército y de la Armada; las reformas en la moneda, el comercio y la Real Hacienda; la creación del Banco Nacional de San Carlos, los vales reales y la Lotería Real; sus reformas urbanas y arquitectónicas; y los cambios en los símbolos del estado.

El Régimen Premial. La Caballería y las Órdenes Caballerescas

Nos acercamos ahora a la sociedad española del siglo XVIII. Una sociedad estamental donde los soberanos distinguían a sus súbditos más ilustres siguiendo un riguroso Régimen Premial que, heredado en parte de la Edad Media, tenía en su cúspide la Grandeza de España, seguida de los Títulos nobiliarios, por debajo la Insigne Orden del Toisón de Oro y, finalmente, los hábitos de las cuatro Órdenes Militares españolas de Santiago, Calatrava, Alcántara y Montesa. Además, las Órdenes caballerescas, con sus símbolos, insignias y grados que identifican a sus miembros. Inspiradas en las órdenes de Caballería, estas Órdenes surgen a partir del siglo XIV.

La Real y Distinguida Orden Española de Carlos III

De la mano de la Real Orden de Carlos III recorremos ahora los últimos 245 años de la historia de España, un agitado período salpicado de reformas, revoluciones y cambios de régimen. Representados en obras pictóricas y escultóricas, los personajes más relevantes de esta etapa lucen con orgullo esta distinción, la más alta del Reino de España, que fue instituida el 19 de septiembre de 1771 con el lema «Virtuti et Merito» y la finalidad de distinguir a aquellas nobles personas que destacaran por sus acciones en beneficio de España y la Real persona. Hoy, bajo el Gran Maestrazgo de S.M. el Rey Felipe VI, sigue ocupando el primer puesto entre las más altas distinciones del Reino de España. Es concedida a destacados altos cargos de instituciones públicas y relevantes ciudadanos por sus esfuerzos personales o corporativos que contribuyen, de modo relevante, a la mejora de nuestra sociedad y sus instituciones básicas. También es impuesta a altos dignatarios y jefes de Estado y de Gobierno de las naciones amigas con el fin de estrechar, al más alto nivel, las relaciones de amistad del Reino de España con sus socios y aliados. Mujeres y hombres distinguidos por el Rey por su “virtud y mérito”, y en permanente homenaje y recuerdo de la memorable figura y obra de su soberano fundador, el Rey Carlos III.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti