www.numismaticodigital.com

Raul Olazar Cristaldo

LA PRIMERA MONEDA OFICIAL DEL PARAGUAY

LA PRIMERA MONEDA OFICIAL DEL PARAGUAY
miércoles 24 de mayo de 2017, 04:43h

Don Carlos A. López, quien en su momento fuera primer Presidente Constitucional del Paraguay y gran colaborador con el crecimiento del país, fue en el ámbito de la numismática paraguaya sin lugar a dudas un importante referente. Creador de la primera moneda de cuño nacional y los primeros billetes paraguayos.

En cuanto a la acuñación de las primeras monedas nacionales de un doceavo de real podemos decir que tuvieron su inicio cuando Don Carlos A. López y Don Mariano R. Alonso se remitieron hacia el Congreso Nacional a través de una nota en la que mencionaban “la falta de moneda menuda para los cambios y transacciones diarias”, en aquel entonces las monedas más pequeñas eran las de medio real de plata y las mismas existían en pocas cantidades en referencia a su requerimiento para las mencionadas transacciones. Nota que fue enviada con fecha 24 de noviembre de 1842, el Congreso Nacional no tardó en responder y se hizo sentir el 27 de noviembre de 1842, autorizando al Supremo Gobierno Nacional para la acuñación de nuestras primeras monedas.

“Art. 19. Queda autorizado el Supremo Gobierno para mandar acuñar monedas de plata con el escudo y armas nacionales de la República, observando el monetario antiguo como más usual y conocido. También para mandar amonedar con el mismo escudo y armas, pudiendo contratar este segundo ramo, dentro o fuera de la República, bajo las bases más convenientes que estimase el Supremo Gobierno”

Las monedas de plata no llegaron a acuñarse pero se acuñaron las que son en cobre, las mismas tuvieron una gran circulación en nuestro país. Fueron bien aceptadas por las personas y hasta llegaron a ponerle sobrenombres como “cobre saí, moneda del leoncito, entre otros”.

En esa época aún no se acuñaban monedas en el país, motivo por el cual fue nombrado el Sr. Andrés Gill como gestor y encargado para la acuñación de las monedas en el extranjero, el Sr. Gill se contactó con el Sr. Enrique Gilbert, norteamericano que se había encargado de la acuñación de las monedas de un décimo de Buenos Aires.

Más tarde en fecha 31 de agosto de 1844 se llegó a un acuerdo entre el Supremo Gobierno y el Sr. Gilbert, para la acuñación de las monedas por valor de 30mil pesos y que sería en monedas de cobre, de 1/12 de real como valor nominal de las mismas.

Nuestras primeras monedas fueron acuñadas en Birmingham Inglaterra, en un total de 2.880.000 monedas. Las mismas se acuñaron en el año 1845, año en el que se estimaban que salgan a circulación pero que al final solo quedó como año de circulación ya que las mismas tardaron bastante en llegar a nuestro país por algunos inconvenientes en el trayecto.

Durante su camino a nuestro país las mismas comenzaron a circular en pequeñas cantidades en la ciudad de Montevideo-Uruguay, esto nunca fue aclarado pero se mencionaba que fue a causa de que algunas habían saltado de los cuñetes. Fue de igual manera motivo suficiente para provocar un enojo en Don Carlos A. López, que si bien tuvo conocimiento del hecho y para preservar el valor adquisitivo y de igual manera el nombre y responsabilidad de nuestro país, mandó inmediatamente la desvalorización del 50% de las monedas acuñadas.

Anteriormente las monedas tenían una equivalencia de 12 monedas por real de plata, luego de la medida optada por el Presidente el valor de las mismas bajó a 12 monedas por medio real de plata, es decir, se necesitaban de 24 monedas de cobre para que su equivalencia sea de 1 real de plata y un total de 192 monedas de cobre equivaldrían 1 Peso plata.

Una vez que la cantidad total de monedas llegó a nuestro país, se pusieron en circulación por Decreto del 1º de marzo de 1847, dos años más tarde de su acuñación.

Artículo I

El Tesoro Público Nacional emitirá para que entre en circulación la moneda de cobre que se halla acuñada en la referida cantidad de treinta mil pesos, pero reducida solamente al valor de quince mil pesos.

Artículo II

Consiguientemente, doce monedas representan el valor de medio real plata.

Artículo III

El curso de dicha moneda es legítimo y obligatorio, pero nadie será obligado a recibir en cambio, o pagamentos más que el valor de un peso en cobre.

Publíquese en la forma de estilo y dése al Repertorio Nacional. Dando en la Asunción, a primero de marzo de mil ochocientos cuarenta y siete. Carlos A. López. Andrés Gill

-Secretario del Supremo Gobierno.

“Está conforme, pase a la Colecturía General”.

“López”

CARACTERISTICAS DE LAS MONEDAS DE 1/12

ANVERSO: León sentado con mirada al frente, asta con un gorro frigio y el mismo presentando rayos a su alrededor, todo esto rodeado por una corona de Olivo y Laurel unidos en la parte inferior central por un moño.

REVERSO: En el centro se presenta el valor nominal de 1/12 en un círculo de azur, el mismo rodeado de leyenda “REPÚBLICA DEL PARAGUAY” en la parte superior y en el centro inferior central el año de acuñación “1845”, todo lo mencionado a su vez rodeado de un círculo de puntos (grafila).

EQUIVALENCIA DE LA ÉPOCA

1 Peso Plata = 8 Reales

1 Real Plata = 24 monedas de cobre

1 Peso Plata = 192 monedas de cobre

ACUÑACIÓN EN ASUNCIÓN

Una segunda partida de monedas fue acuñada ya en nuestro país y específicamente en la ciudad de Asunción, en la Casa de la Moneda. Esta segunda partida fue puesta en circulación por Decreto del 29 de abril de 1859, la cantidad puesta en circulación según decreto era de 1.198 pesos 6 Reales. En aquel entonces la equivalencia era de 10 Reales por Peso Plata; según Decreto del 18 de febrero de 1854, Art. 2º. Por lo tanto la nueva equivalencia sería de:

1 Peso Plata = 10 Reales

1 Real Plata = 24 monedas de cobre

1 Peso Plata = 240 monedas de cobre

Por lo tanto en cuanto a monedas acuñadas en Asunción hacen un total de 287.664 monedas de cobre.

VARIANTES EN LAS MONEDAS

Para diferenciar el cuño Birminghan del cuño Asunción, podemos fijarnos en las letras en el reverso de las monedas, claramente las de cuño Asunción muestran imperfecciones en las letras "República del Paraguay" se pueden apreciar algo así como gotitas entre ellas, en las de cuño Birminghan al contrario se pueden apreciar bien perfectas. Para otras diferencias podemos fijarnos en la cantidad de hojas, en el moño debajo del León, en la cola misma del León, en los rayos del gorro, todo esto en el anverso. En el reverso también podemos fijarnos en la cantidad de rayas, la posición de los números.

VARIANTES DE REVERSOS

Si tomamos una moneda entre nuestros dedos índice y pulgar, la giramos en forma horizontal y observamos que la imagen del reverso, presenta una rotación de 180º con respecto al anverso (la imagen está al revés) estamos en presencia de una moneda que fue acuñada con reverso moneda.

REVERSO MONEDA

Contrariamente, si al girar la moneda, la imagen del reverso tiene una rotación de 360º o 0º (igual al anverso), estas monedas se denominan reverso medalla.

REVERSO MEDALLA

Anverso: Cara de la moneda que se considera principal por llevar la efigie o dibujo más representativo. Generalmente en el reverso está inscrito el valor de la pieza.

Reverso: Cara secundaria de la moneda, antepuesta al anverso, que tiene un diseño de menor importancia que su cara. Generalmente aparece el valor nominal. También llamado cruz.

Sin lugar a dudas una emblemática moneda, han existido bastantes estudiosos de la primera moneda de cuño nacional y estos a su paso por el tiempo se han encontrado con un montón de variantes en la misma. Nos han brindado todo un legado en cuanto a estudios y detalles sobre nuestras primeras monedas de cuño nacional.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti