www.numismaticodigital.com

Medallas de Israel

"Mujeres en la Biblia": Débora

'Mujeres en la Biblia': Débora
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

Escucha la noticia

ND© La Corporación de Monedas y Medallas de Israel ha emitido una nueva medalla, tercera de la Serie “Mujeres en la Biblia”, dedicada en esta ocasión a Débora: esposa y madre, líder, consejero profetisa, y juez de Israel. (Leer +)
Débora fue una de las siete profetisas pero era el único profeta y la única mujer que también era juez. Ella se sentaba debajo de una palmera y la gente venía a su consejo y juicio. Éxito, que cumplía dos funciones importantes, como un líder del pueblo y el otro como una “madre en Israel”.

La Bulgarian Mint (Casa de la Moneda de Bulgaria, Ceca de Sofia) ha sido la elegida por Israel para la acuñación de las medallas en sus versiones de plata y bronce, mientras que la versión en oro ha corrido a cargo de la ICMC Mint israelí.


Los anversos de las tres versiones han sido grabados por Tordjman Itzhak. Muestran a Débora sentada bajo una palmera, donde juzgaba a los pueblos.


El reverso, obra de Avinoam Dina, representa la llama eterna, que simboliza la continuidad de las mujeres judías a lo largo de la historia, hasta las “Hijas de Jerusalén”.

Las medallas de oro de 14 quilates pesan 10 gr. y miden 24 mm. con una tirada de 100 ejemplares; las de plata, de .925, pesan 20 gr. y miden 40 mm., con tirada de 250 ejemplares; y las de bronce, 20 gr., 40 mm. y 1.000 ejemplares.

Durante 20 años, durante la época de los Jueces (siglo XII a.C.), los israelitas habían estado sufriendo amargamente al enemigo cananeo. Mientras que los cananeos tenían un poderoso ejército equipado con armas y 900 carros de hierro, los israelitas estaban indefensos. Firme en su creencia de que Dios le ayuda, Débora valientemente decidió que la guerra era necesaria. Hizo un llamamiento a Barac, hijo de Abinoam, para dirigir la guerra contra Sísara, el general del Ejército del rey cananeo Jabín, asegurándole que saldría victorioso. Bajo el mando heroico de Débora comenzó una guerra dura. Los israelitas lucharon desde el monte de Tabor, mientras que los cananeos tomaron su posición en la llanura, en el Valle de Kishon. Fiel a la profecía de Débora, la guerra llegó a su fin con un milagro divino. El Ejército de Sísara se convirtió en soldados inmovilizados y sus fuertes carros se hundieron en el barro del Valle de Kishon. Sísara huyó y murió a manos de Jael con una estaca de la tienda, después de que ella le había dormido con una taza de leche.

Después de la milagrosa victoria de los israelitas, Débora compuso su famosa canción poética conocida como la “Canción de Débora”, una de las canciones más largas y más impresionante de alabanza en las Escrituras.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti