www.numismaticodigital.com

Repercusión de la plata americana en las monedas españolas

Repercusión de la plata americana en las monedas españolas
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© Investigadores franceses han demostrado que la presencia de plata procedente de América en las monedas acuñadas en España en los siglos XVI y XVII fue menor de lo que se esperaba, y que sólo fue mayoritaria en el siglo XVIII, informó el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia a través de un comunicado fechado el pasado 31 de mayo que posteriormente han eliminado de su web oficial. (Leer +)
Esa conclusión, a la que han llegado dichos investigadores a través de un novedoso sistema de análisis de los isótopos del metal, puede modificar las teorías de que la plata del Nuevo Mundo fue la causa directa de la inflación que se registró en España entre 1520 y 1650.

Un equipo de geoquímicos franceses del laboratorio de geología de Lyon han ideado un método que permite, a través del análisis isotópico de los metales, determinar su origen.
De esta forma, el estudio de monedas de diferentes épocas y orígenes les ha permitido determinar que el metal americano no fue mayoritario en las monedas hasta el reinado de Felipe V (1700-1746), mucho después de que hubiera terminado el periodo conocido como "la revolución de los precios".

Los autores del estudio no son, sin embargo, categóricos a la hora de rechazar la influencia del metal americano en la inflación registrada durante los reinados de la dinastía de los Austrias.


La llegada de la plata del Nuevo Mundo “pudo haber influido de manera global en los mercados internacionales, lo que explicaría esa inflación”, señalan los autores del informe. Para determinarlo, los científicos estudian ahora la procedencia del metal con el que se acuñaron monedas en otros países, en particular en el Reino Unido.

Durante la Edad Moderna se extrajeron 300 toneladas anuales de plata de las minas americanas, esencialmente de México y Perú. Con el metal se acuñaba moneda en América y se transportaba al Viejo Continente, donde se fundía de nuevo para hacer otras monedas. Por eso es tan complicado determinar la procedencia del metal precioso de las piezas, indicó el CNRS.

Pero, gracias a los análisis isotópicos tanto de la plata, que compone el 90 por ciento de las piezas, como del cobre (7 %) y del plomo (3 %) contenido en las monedas, han podido seguir su rastro.

El estudio de 91 monedas ha llevado a los investigadores a sacar esas conclusiones, que pueden ayudar a los historiadores a entender el fenómeno de la inflación registrado esos años.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti