www.numismaticodigital.com

Israel Coins and Medals Corporation

Elías en el carro de fuego

Elías en el carro de fuego
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© Según la Biblia, en el Libro de los Reyes I y II, el Profeta Elías ascendió al cielo en un torbellino, en un carro de fuego tirado por caballos de fuego.
(Leer +)
Esta es una de las escenas bíblicas más famosas, que ha sido una fuente de inspiración para los artistas a lo largo de los siglos. Y es el tema elegido por la Israel Coins and Medals Corporation para la emisión número 16 de la Serie “Arte Bíblico”, plasmada en monedas de oro y plata.

El artista Yaacov Enyedi ha creado una representación dramática de la escena bíblica y la ha plasmado en las monedas acuñadas en oro y plata de la Serie Arte Bíblico de 2011.

En el centro del anverso, a la derecha, se muestra el valor nominal en hebreo e inglés (10 nuevos shequels para las monedas de oro y 1 y 2 nuevos shequels para las de plata); el nombre de “Israel” en inglés, hebreo y árabe, la inscripción bíblica en Inglés y Árabe cerca de la frontera, y la parte superior, en hebreo en letras artística se asemeja llamas dentro del torbellino. Parte superior central, Israel emblema del Estado.


En el reverso se reproduce la escena bíblica: Elías va al cielo en un carro de fuego tirado por caballos de fuego. Abajo a la izquierda, Eliseo, que está a cargo de la función profética de Elías, contempla la escena sorprendido.

Las monedas han sido acuñadas en la Suomen Rahapaja (Casa de la Moneda de Finlandia, ceca de Vantaa), diseñadas por Yaacov Enyedi y grabadas por Tidhar Dagan.


La moneda de oro de 917 milésimas, calidad proof, tiene un diámetro de 30 mm. y peso de 16’96 gr. Muestra la letra hebrea “מ” (mem), en el anverso por debajo del valor facial de 10 nuevos shequels, como marca. La moneda de plata de 925 milésimas, proof, también muestra la marca “מ”, mide 38’7 mm. y pesa 28’8 gr. Por su parte, la pieza de plata de 1 nuevo shéquel muestra como marca de acuñación la estrella de David, mide 30 mm. y pesa 14’40 gr.


Elías estaba cansado de sus denodados esfuerzos para corregir las costumbres de la gente. Se entiende que llegó el momento en el que su papel como profeta fue destinado a finalizar y dejar este mundo. Eliseo, su discípulo, fue elegido para hacerse cargo de su misión.

Pero Eliseo se niega a aceptar que su amado maestro le deje. La separación entre Eliseo y Elías es una parte integral de la escena dramática del pasaje bíblico.

Elías y Eliseo caminaron juntos y hablaron entre sí, cuando “He aquí un carro de fuego con caballos de fuego, que tiraban de él entre sí.Y Elías subió al cielo en un torbellino. Y viéndolo Eliseo, le gritó: “Mi padre, mi padre...” y no lo vio más, y él tomó sus vestidos, y los rompió en dos partes. Alzó luego el manto de Elías que se le había caído... "(II Reyes, 2:11-13). Elías no había muerto sino que había sido llevado al cielo, para reaparecer como un presagio de la llegada del Mesías.


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti