www.numismaticodigital.com

Llegaron el 25 de febrero vía aérea

España recupera las 500.000 monedas del “Nuestra Sra. de Las Mercedes” expoliadas por Odyssey Marine Exploration

España recupera las 500.000 monedas del “Nuestra Sra. de Las Mercedes” expoliadas por Odyssey Marine Exploration
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© Casi todo el contenido del pecio “Nuestra Señora de Las Mercedes” ha vuelto a su país de bandera y destino, España, 208 años después de que un buque de guerra inglés lo hundiera en aguas del Atlántico frente a las costas del Algarve portugués. Entre medias, una empresa cazatesoros, la Odyssey Marine Exploration, expolió en 2007 su contenido y con engaños se lo llevó a su base de Florida, Estados Unidos. Cuatro años de litigios en los tribunales estadounidenses consiguieron que el patrimonio español volviera a casa para, por ahora, ser custodiado e investigado por el Ministerio de Cultura. (Leer +)
Greg Stemm, dueño de la empresa Odyssey Marine Exploration, perdió su batalla particular contra el Gobierno de España, al igual que la fragata “Nuestra Señora de Las Mercedes” la perdió contra el navío británico “HSM Amphion” un 5 de octubre de 1804.

Doscientos años después de ese trágico hundimiento en el murieron 263 personas, el barco cazatesoros “Odyssey”, respaldado por una exhaustiva documentación procedente en su mayoría de los Archivos de Indias y auspiciado por Gran Bretaña, detecta en los fondos del Atlántico frente a las costas portuguesas del Algarve el pecio y su contenido: más de 500.000 monedas, lingotes, balas de cañón, etc.

Pero no fue hasta mayo de 2007 cuando el “Odyssey” anuncia el hallazgo en aguas internacionales de medio millón de monedas de plata y oro en un barco hundido, al que bautiza como “Black Swan”, con el fin de engañar a las autoridades españolas que detienen el barco expoliador camino de su base en Gibraltar y lo conducen hasta el Puerto de Algeciras.

El “Odyssey” en el Puerto de Algeciras, vigilado por la Guardia Civil.

Cuando aún no se conocía la identidad y propiedad del barco, el 17 de mayo de 2007 por la noche, un Boeing 757 fletado por Odyssey desde Gibraltar voló rumbo a Florida con el cargamento de monedas.

A partir de ahí se inicia una odisea, una auténtica batalla legal hasta que Tribunal de Tampa, el 22 de diciembre de 2009, estableció que “el barco Nuestra Señora de las Mercedes es patrimonio español y que todos los objetos de este barco extraídos ilícitamente por la empresa Odyssey Marine Exploration deben de ser devueltos a España”.

Mientras tanto, una firma de Sarasota ha sido la encargada del almacenaje de las monedas desde 2007, la Numismatic Guaranty Corporation Collectibles Group.

Desde Tampa a Torrejón de Ardoz
La batalla jurídica y diplomática entre los gobiernos de España y Estados Unidos ha concluido felizmente para el patrimonio histórico y cultural español, casi cinco años después, cuando dos aviones Hércules del Ejército del Aire, que trasladan el preciado cargamento del pecio “Nuestra Señora de las Mercedes” desde la base militar estadounidense de MacDill, en Tampa, Florida, Estados Unidos, aterrizaron en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, Madrid.

James Good, el abogado que ha representado a España en las diferentes Cortes de Estados Unidos por las que ha pasado el caso, confesó que ver partir los aviones ha sido muy gratificante para él, añadió que el verdadero precedente que ha sentado este caso es que “todas las compañías deben actuar según la ley”.

Los 551 contenedores llegaron a España en dos aviones Hércules del Ejército del Aire.

En los dos Hércules viajaban cuatro tripulaciones, con 26 hombres en total, al frente de las cuales estába el comandante Miguel Ángel Tobías, quien expresó su satisfacción y la de su equipo por la misión que se les había encomendado de traer de vuelta a España el tesoro de la fragata.

En total los dos Hércules han transportado 551 contenedores, de entre 20 y 40 kilogramos, que ahora permanecen almacenados con altas medidas de seguridad en dependencias del Ministerio de Educación y Cultura, en Madrid.

Comparecencia ministerial
Precisamente, el ministro de Educación, Cultura y Deporte José Ignacio Wert compareció los medios de comunicación para celebrar el final de ese largo proceso judicial que empezó en 2007. “No se sabe cuánto tiempo necesitaremos para restaurar el tesoro”, dijo el ministro Wert. “Meses, probablemente años”.

El ministro no sabe aún cuál será el destino de los bienes devueltos “No se descarta nada”. Aunque adelantó que “el grueso del tesoro permanecerá en España”, refiriéndose a que alguna parte simbólica del mismo pudiera ser donado a la ciudad estadounidense de Tampa, Florida, como agradecimiento por el apoyo a las reivindicaciones españolas.

Comité Científico formado mayoritariamente por expertas del Departamento de Numismática del Museo Arqueológico Nacional.

Así mismo, el ministro Wert se refirió a que ahora comienza un delicado proceso de inventario y restauración de las piezas, de las que destacan 212 monedas de oro ya clasificadas y restauradas; 13.077 monedas de plata, de las que 5.000 ya están bien restauradas; y unas 595.000 monedas en bloques compactados, balas de cañón, metralla, trozos de madera, dos tabaqueras de oro, etc. Labor que ha recaído en un Comité Científico formado mayoritariamente por expertas del Departamento de Numismática del Museo Arqueológico Nacional, en Madrid.

Una moneda de 8 escudos de Carlos IV es inventariada por una experta del Museo Arqueológico Nacional.

José Ignacio Wert, señaló además en su comparecencia ante la prensa que pese a que aún no existe un plan de museificación para la exposición de la colección su departamento no va a repartir las monedas “una por una” entre los diferentes museos.

El responsable de Cultura también comentó que, pese a que aún no se ha determinado completamente el coste del proceso judicial, los servicios jurídicos del Estado estudian reclamar a Odyssey las costas del mismo.

Wert ha insistido en varias ocasiones en que, por el momento, se desconoce el destino o destinos finales del tesoro y en que es “prematuro hablar de la adscripción a una o varias colecciones” ya que ahora, con el tesoro en España, corresponde su restauración y conservación, mientras que el plan de museificación para su posterior exposición se realizará más adelante.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert (en el centro), satisfecho por el retorno a Espala del tesoro expoliado por Odyssey.

Por otro lado, el responsable de Cultura no quiso entrar en demasiados detalles sobre dónde se guardarán y restaurarán las monedas argumentando razones de seguridad. “En el momento en el que son comunicados, los detalles de seguridad se convierten en detalles de inseguridad”, dijo el ministro Wert.

En Gibraltar sigue parte del tesoro
Sin embargo, el cargamento del “Nuestra Señora de las Mercedes” que llegó el sábado 25 de febrero a la Base Aérea de Torrejón, en Madrid, no está completo. Una parte sin determinar se quedó en Gibraltar. Se estima que faltan 59 piezas, valoradas por la propia empresa Odyssey en cerca de 3.000 euros cada una, según aseguró Nick Bruyer, el único especialista al que la empresa permitió ver lo encontrado en mayo de 2007.

Una parte sin determinar del tesoro del “Nuestra Señora de Las Mercedes” se quedó en Gibraltar.

Desde el Ministerio de Cultura confían en que los detalles sobre la entrega de esta parte del cargamento se resolverá en los próximos días y subrayan que el Tribunal de Tampa está “plenamente al tanto de todo el proceso”. Desde el Ministerio matizaron que la decisión del juez de Tampa afecta a todos los bienes recuperados por Odyssey, incluidos los que se quedaron en Gibraltar.

Odyssey también ha dicho a los abogados de España que no entregará el resto del tesoro que se encuentra todavía en Gibraltar, el lugar desde donde fue transportado hacia Tampa en mayo de 2007. Parte del hallazgo se quedó allí. Según Odyssey esta parte queda fuera de todo el litigio que ha enfrentado a ambas partes desde entonces.

Hay además otro problema. España cree que la empresa se está preparando para venderlas. Unas 200 monedas de plata habrían sido empaquetadas para que puedan ser vendidas a coleccionistas, según el abogado de España, James Goold.

A río revuelto… Perú quiere “cacho”
Otro de los problemas aún inconcluso del caso “Odyssey” es el de la reclamación del Gobierno de Perú sobre el contenido del pecio “Nuestra Señora de Las Mercedes”.

A este respecto, Rodolfo Rojas Villanueva, activista ecológico peruano del partido Patria Verde, envío en octubre de 2011 un documento al presidente Ollanta Humala Tasso para que intervenga ante los tribunales de Estados Unidos.

“Los Jueces deben entender que esas monedas son producto cultural peruano, pues si hubieran sido cerámicas de Mochica o Mantos de Paracas los jueces no dudarían de que los tesoros le pertenecen al Perú, vayamos por esta lógica. Las monedas fueron acuñadas en Lima y/o en el interior del Perú”, afirmaba en ese documento Rojas Villanueva.

En una respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú, se indicó que los abogados del Estado se encontraban elaborando un escrito para presentar en forma directa los argumentos que sustentan el derecho de propiedad del Perú.

Resulta llamativo dicha reclamación ya que no existe una gestión iberoamericana del patrimonio cultural subacuático, protegido por una Convención de la Unesco de 2001, que muchos países americanos como Colombia, Brasil, Chile, Venezuela y Perú entre ellos, ni siquiera han firmado.

Aquí, aquí…., o los “derechos de exhibición”
Pero no sólo Perú quiere parte o la totalidad del tesoro de la fragata “Nuestra Señora de Las Mercedes”. También en España se “pelean” por la ubicación del mismo.

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, anunciaba que el Ayuntamiento va a solicitar al Ministerio de Cultura que ceda a la capital gaditana una parte del tesoro para que pueda sea expuesto en los museos de la ciudad, que precisamente ostenta este año la Capitalidad Iberoamericana de la Cultura. La alcaldesa gaditana se apoya para su petición en que Cádiz era el punto de llegada del convoy del que formaba parte la fragata hundida por los ingleses, por tanto es la que “históricamente tiene más merecimiento”. El tesoro estaría expuesto en el Centro de Arqueología Subacuática (CAS) ubicado en el antiguo Balneario de La Palma, en la playa de La Caleta de la capital.

Las onzas de Carlos IV se las disputan media España.

Por su parte, el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, también ha propuesto para que el municipio pueda contar con parte de las monedas de oro y plata devueltas por la empresa Odyssey. Esta petición se sustenta en el hecho de que Algeciras es una zona “de las más importantes en lo que a yacimientos arqueológicos subacuáticos se refiere”. Por ello, lo que el Ayuntamiento de la ciudad solicitará, al igual que harán “muchos otros municipios españoles”, es la custodia de parte del tesoro “para ser mostrado al público como ejemplo de la riqueza sumergida que tiene nuestro país”.

Lejos de Andalucía, la alcaldesa de Cartagena, Pilar Barreiro, ha pedido igualmente que el tesoro del Odyssey se exhiba en el Museo Nacional de Arqueología Subacuática (Arqua) de esta ciudad porque, según afirma, es la institución que tiene potestad y los medios necesarios para la recuperación y el tratamiento de este tipo de piezas. Barreiro sostiene que el tesoro del Odyssey “tiene que venir a Cartagena, por lógica, ya que el Arqua cuenta con laboratorios en los que el Ministerio ha hecho una gran inversión y en los que se centraliza la rehabilitación, recuperación y tratamiento de las piezas que pertenecen al estado español en materia de hallazgos subacuáticos”.

Una exposición itinerante por los Museos de Bellas Artes de Sevilla y Huelva y el de la Casa Pinillos de Cádiz, será la propuesta de la Junta de Andalucía al Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. La Consejería de Cultura andaluza tiene también previsto pedir que una parte del tesoro, que incluye más de medio millón de monedas de plata y oro, tenga sede permanente en Andalucía, por el vínculo histórico de Sevilla y Cádiz con las Indias Occidentales, explicó el consejero andaluz de Cultura, Paulino Plata.

Ahora sólo falta que el alcalde de San Sebastián reclame también el tesoro basándose en que el capitán de la fragata que transportaba el tesoro, José Manuel de Goicoa y Labart, era donostiarra.


Cronología del caso Odissey
18-5-2007. Odyssey anuncia el hallazgo en aguas internacionales de medio millón de monedas de plata y oro en un barco hundido, al que bautiza como 'Black Swan'.
30-5-2007. El Gobierno español presenta una demanda contra Osyssey ante un tribunal de Tampa (Florida) por negarse a identificar el barco y su localización.

12-3-2008. El juez ordena a Odyssey que identifique el barco.
8-5-2008. España afirma que el navío es el 'Nuestra Señora de las Mercedes', perteneciente a la Armada Española, y hundido en octubre de 1804 por los ingleses frente al Algarve. La empresa Odyssey dice que no hay pruebas.
22-9-2008. España presenta pruebas y argumenta que la Ley de Inmunidad de Soberanía Extranjera protege los restos.
3-6-2009. Un juez reconoce las razones de España y dictamina que el tesoro le pertenece.
21-7-2009. Odyssey objeta. 22-12-2009. El juez de Tampa confirma la sentencia.
5-2010. Se reúne Tribunal de Apelación de Atlanta (Georgia) y reafirma posición pro española.
1- 2011. Odyssey recurre ante el Tribunal de Apelaciones de Atlanta.
30-11-2011. El Tribunal desestima el recurso de Odyssey.
25.2.2012.  Más de 550 contenedores vuelven a España cargados con más de 500.000 monedas, lingotes y otros objetos que transportaba el “Nuestra Señora de Las Mercedes”.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti