www.numismaticodigital.com

Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-RCM

2 euros para la Catedral de Burgos

2 euros para la Catedral de Burgos
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

Escucha la noticia

ND© La Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda ha acuñado la sexta emisión de moneda de 2 euros conmemorativa, dedicada en esta ocasión a la Catedral de Burgos, uno de los más bellos monumentos del arte gótico que ha merecido el título de Patrimonio de la Humanidad en 1984. Esta será la tercera moneda de la serie anual dedicada a los sitios en España incluidos en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. (Leer +)
Si bien la moneda se ha puesto en circulación recientemente, la Orden Ministerial Orden EHA/2656/2011que regulaba la emisión data del 28 de septiembre de 2011, por la que se acuerda la emisión, acuñación y puesta en circulación de monedas de 2 euro conmemorativas de la Catedral de Burgos, publicada en el Boletín Oficial del Estado el 7 de octubre del pasado año.

La Orden Ministerial explicaba que al tratarse de una moneda bimetálica, los motivos están distribuidos en dos zonas de diferente aleación y color. El color de la corona circular exterior es blanco plata y el interior amarillo oro.

En el anverso, en la zona central de la moneda, se muestra una imagen de la Catedral de Burgos. A la derecha, la marca de Ceca. Por encima de la imagen central, en sentido circular, aparece la palabra “España” junto al año de acuñación, “2012”. Rodeando todos los motivos y leyendas, en la zona circular exterior de la moneda, aparecen las doce estrellas de la Unión Europea.



En el reverso común de la moneda, en el lado izquierdo, figura la cifra que representa el valor de la moneda. En el lado derecho aparecen, de un extremo a otro, seis líneas verticales en las que se superponen doce estrellas, estando cada estrella situada junto a los extremos de cada línea. En el lado derecho figura, además, una representación del continente europeo. La parte derecha de esta representación queda superpuesta sobre la parte central de las líneas. La palabra “Euro” está superpuesta horizontalmente en la parte central derecha de la cara común. Debajo de la “O” de la palabra “Euro” figuran las iniciales del grabador LL (Luc Luycx), junto al borde del lado derecho de la moneda.

En el canto aparece la inscripción: 2 * *, repetida seis veces y orientada alternativamente de abajo arriba y de arriba abajo.

Nos cuenta ArteHistoria que la catedral de Burgos no puede desligarse de la personalidad de su más directo promotor: el obispo Mauricio, familiarizado con Francia, de donde debió de traer al maestro que se hizo cargo de la dirección de los trabajos. Aunque se poseen datos sobre los artífices que se sucedieron en la maestría (maestro Enrique, Juan Pérez), ignoramos el nombre del primero de ellos.



En 1222 se procedió a la colocación de la primera piedra. Las obras avanzaron con una cierta rapidez, pues, en 1238, al morir el prelado, se le entierra ya en el coro. Entre 1243 y 1260 se documentan nuevas peticiones de indulgencias a la Santa Sede para la contribución a la fábrica. Indudablemente deben corresponder a la continuación de las obras, aunque en la última fecha sólo quedarían pendientes las bóvedas y ciertas zonas de las partes altas. La planta adoptada en Burgos es mucho más simple que la de Toledo.

Corresponde a una iglesia de tres naves en la zona de los pies, con un transepto marcado hacia el exterior de una sola nave y girola. Si en la concepción general, la cabecera de Burgos recuerda la francesa de Coutanges, en el alzado de las naves la proximidad mayor se establece con Bourges. Se ha insistido, por ello, en identificar al primer maestro anónimo de Burgos como francés y se le ha supuesto conocedor, por su itinerancia, de las diversas fábricas a las que habría recurrido para organizar la de la catedral castellana, mucho más francesa en líneas generales que la de Toledo, en especial por las proporciones del alzado.



En la catedral de Burgos existieron tres portadas: dos en los brazos del crucero y una triple en los pies. Las primeras se integraron en un hastial organizado según las pautas más genéricas del norte. Había que partir del profundo desnivel existente entre el lado norte y el sur, de modo que en este último, se dispusieron tres niveles: puerta con una zona ciega superior bastante amplia, rosetón y parte alta; en el norte, la distribución fue la que sigue: puerta, sobre la que inmediatamente se sitúa un gran ventanal, y parte alta. En lo concerniente a la fachada occidental, fue concebida según el modelo francés canónico. Incluía torres a ambos extremos integradas en la fábrica. Desgraciadamente ha perdido sus puertas primitivas.

Los viajes a que se vieron obligados muchos prelados en el intento de resolver el gran Cisma pusieron a los más sensibles ante lo que entonces se hacía en Europa. El obispo Alonso de Cartagena, humanista medieval, debió traer a Hans o Juan de Colonia. En Burgos se convertirá en el arquitecto más importante. Al margen de otras obras, fue el que transformó la fachada tan francesa de la catedral del siglo XIII en otra ascensional, merced al añadido de esos esbeltos cuerpos que llamamos agujas de piedra calada, luego reforzadas con metal, culminadas en estatuas que luego habrá que apear. El origen de esta fachada está en los planos entonces no realizados de la fachada de la catedral de Colonia.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti