www.numismaticodigital.com

Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda

III Centenario de la Biblioteca Nacional de España

III Centenario de la Biblioteca Nacional de España
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

Escucha la noticia

ND© Al igual que la regulación de la moneda conmemorativa dedicada al Bicentenario de la Constitución de Cádiz de 1812, el pasado martes 17 de abril el Boletín Oficial del Estado BOE publicaba la Orden del Ministerio de Economía 776/2012 de 3 de abril por la que se regula la emisión, acuñación y puesta en circulación de monedas de colección, con valor de 10 euros, dedicadas al III Centenario de la Biblioteca Nacional. (Leer +)
La Biblioteca Nacional de España fue creada por el rey Felipe V a finales del año 1711, abriendo sus puertas el 1 de marzo de 1712, hace trescientos años. Conmemorando este acontecimiento, la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda ha acuñado 10.000 ejemplares en calidad proof de la moneda de 10 euros (Módulo de 8 reales) en plata de 925 milésimas y 75 milésimas de cobre, con un peso de 27 gr. con una tolerancia en más o en menos de 0’27 gr., diámetro de 40 mm. y canto estriado.

En el anverso se reproduce la efigie de Su Majestad el rey Don Juan Carlos. En la parte superior de la moneda, en sentido circular y en mayúsculas, la leyenda “Juan Carlos I Rey de España”. En la parte inferior de la moneda, entre dos motivos decorativos, el año de acuñación, “2012”. Rodea los motivos y leyendas una gráfila de piñones.



En el reverso se reproducen las estatuas sedentes de Alfonso X el Sabio y de San Isidoro, que se encuentran en la escalinata de entrada a la sede central de la Biblioteca Nacional de España. Como fondo, se representa, de forma estilizada, la fachada del edificio, con el frontispicio, en el que aparece, en dos líneas y en mayúsculas, la leyenda “III Centenario”, y el friso, en el que aparece, en mayúsculas, la leyenda “Biblioteca Nacional de España”. A la izquierda, la marca de Ceca, la “M” coronada. En el exergo, bajo cada una de las estatuas, aparecen, de forma incusa y en mayúsculas, las leyendas “Alfonso X” y “San Isidoro” y, por encima de un motivo decorativo y en mayúsculas, el valor de la pieza, “10 Euro”. Rodea los motivos y leyendas una gráfila de piñones.

La Biblioteca Nacional de España es un organismo autónomo encargado del depósito del Patrimonio Bibliográfico y Documental de España. Dedicada a reunir, catalogar y conservar fondos bibliográficos, custodia más de 28 millones de publicaciones producidas en territorio nacional desde comienzos del siglo XVIII: libros, revistas, mapas, grabados, dibujos, partituras, folletos, etc.




La Biblioteca Nacional difunde este patrimonio bibliográfico a través de su catálogo y de la elaboración de la Bibliografía Española y desarrolla servicios al público que van desde las salas de consulta y los servicios a distancia a través su página web, a los servicios de información bibliográfica especializada y el préstamo interbibliotecario. El acceso a las colecciones digitales de la Biblioteca se realiza a través de la Biblioteca Digital Hispánica. A través del Museo de la Biblioteca se divulgan las colecciones, el funcionamiento y la historia de la Biblioteca Nacional. Además desarrolla un programa de actos culturales. Está situada en el número 20 del Paseo de Recoletos de Madrid, compartiendo edificio con el Museo Arqueológico Nacional y tiene además una segunda sede en Alcalá de Henares.




El 29 de diciembre de 1711, el rey Felipe V aprobó el plan que le presentan su confesor Pedro Robinet y Melchor de Macanaz para crear una Real Biblioteca. La creación de esta fue un elemento dinamizador de la cultura española dieciochesca, con la misión de "renovar la erudición histórica y sacar al aire las verdaderas raíces de la nación y de la monarquía españolas". Pronto se comenzó la construcción de su sede en el pasadizo que unía el Real Alcázar de Madrid con el convento de la Encarnación.
La Real Librería se abrió al público el día 1 de marzo de 1712. El 2 de enero de 1716, Felipe V firmó el Real Decreto fundacional, que aclaraba el carácter público de la biblioteca, abierta a “todos los estudiosos” y establecía las normas fundamentales para su funcionamiento.



Cuando la biblioteca abrió sus puertas, sus fondos estaban compuestos de materiales provenientes de las colecciones privadas de los monarcas de España, Felipe IV y Felipe V, el cual mandó traer más de 6.000 volúmenes de Francia. Los primeros ejemplares que se incorporaron a la colección fueron confiscados a los seguidores del archiduque Carlos, que perdieron la Guerra de Sucesión, como el Marqués de Mondéjar y el duque de Uceda. A esta colección se añadieron algunas bibliotecas privadas de nobles como el Conde de Aguilar y el Duque de Medinaceli. En 1715, la Real Biblioteca contaba ya con 28.242 libros impresos, 1.282 manuscritos y 20.000 medallas.

En el caso de que, una vez en vigor la presente disposición, las cotizaciones oficiales de los mercados correspondientes a los metales preciosos utilizados en su producción y acuñación, experimentaran fluctuaciones superiores al cuatro por ciento de la media aritmética de las cotizaciones diarias del mes anterior a dicha vigencia, modificando los valores de los metales utilizados y, por ello, el precio inicial de venta al público establecido, la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, de acuerdo con tales cotizaciones, podrá revisar el precio inicial de esta moneda, al alza o a la baja, previo informe del Banco de España y de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda.

Artículo 8. Medidas para la aplicación de esta Orden.

La Secretaría General del Tesoro y Política Financiera adoptará las medidas que resulten precisas para la aplicación de esta Orden, actuando como órgano de consulta una Comisión de Seguimiento, compuesta por la citada Secretaría General, por el Banco de España y por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre-Real Casa de la Moneda, a través de las personas que estas entidades designen al efecto.

Disposición final única. Entrada en vigor.

La presente orden entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el «Boletín Oficial del Estado».
Madrid, 3 de abril de 2012.–El Ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos Jurado.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti