www.numismaticodigital.com

The Perth Mint

1 kilo de oro australiano para el jubileo de Isabel II

1 kilo de oro australiano para el jubileo de Isabel II
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

Escucha la noticia

ND© The Perth Mint (Casa de Moneda de Perth, Australia) se ha sumado a las celebraciones del Jubileo de Diamantes de la reina Isabel II con la gran acuñación de una moneda conmemorativa de 1 kilo de oro puro, con la representación de la histórica corona de San Eduardo en el reverso. (Leer +)
Para honrar su herencia británica, Australia, a través de la Perth Mint ha acuñado una majestuosa moneda de un kilo para celebrar los 60 años de reinado de la reina Isabel II. Se trata de oro puro de 9999 milésimas, con tan sólo 600 ejemplares de tirada. El valor facial es de 3.000 dólares australianos, con un peso de 1.000 gr. (32’151 onzas troy), con un diámetro de 75’60 mm. y espesor de 13’90 mm.



El anverso muestra la corona de San Eduardo bordeada por 60 motivos que representan diamantes, uno por cada año del reinado de Isabel II, bordeado por la leyenda “Diamond Jubilee” (Jubileo de Diamante) y las fechas “1952-2012”.



Emitida como moneda de curso legal de Australia, en cada anverso figura la efigie de la reina Isabel II realizada por Ian Rank-Broadley, rodeada por las leyendas “Elizabeth II”, “Australia”, “1 kg 999 Gold”, “2012” y “3000 Dollars”.



La corona original data de la época en que fue elegido rey Eduardo el Confesor (muerto en 1066). Posteriormente, fue eliminada en 1649 después de la ejecución del rey Carlos I en la época de la república de Oliver Cromwell. Con la restauración de la monarquía, en 1660, se labró una nueva corona. Pensado en incorporar fragmentos de la versión anterior, el orfebre se inspiró en la original lo más fielmente posible.

La corona de San Eduardo se compone de una banda de oro adornada con piedras preciosas rodeadas de diamantes. Dentro de la banda, un armiño recortado denominado “la tapa de los bienes”, a la vez que un casco por separado. Desde la banda se extienden cuatro cruces y cuatro flores de lis, cada una adornada con diamantes y otras gemas. Las cruces se apoyan en dos arcos de oro decorado con piedras preciosas y ribeteados con perlas de plata. En el punto de intersección se levanta una cruz patee sola sobre un montículo de oro, adornada con piedras preciosas.



Su peso es de 2’23 kilogramos, contiene unas 440 piedras preciosas y semipreciosas. La corona de San Eduardo fue utilizada por el arzobispo de Canterbury, el 2 de junio de 1953, durante la coronación de la joven reina Isabel II en la abadía de Westminster. Desde entones, la monarca británica la ciñe en cada acto solemne de apertura anual de las cámaras de los Lores y los Comunes.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti