www.numismaticodigital.com

Česká Mincovna, Ceca de Praga

La Bula Siciliana en 10.000 coronas checas de oro

La Bula Siciliana en 10.000 coronas checas de oro
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© La Bula de Oro de Sicilia emitida el 26 de septiembre 1212 transformó el ducado de Bohemia en reino que se convertiría siglos después en la República Checa y para conmemorar el 800 aniversario de esa histórica transformación el Česká Národní Banka (Banco Nacional de la República Checa) ha emitido una moneda de oro de 10.000 coronas checas que saldrá el próximo 12 de septiembre. (Leer +)
Esta es la primera de las monedas de oro con valor de10.000 coronas checas que el Banco Nacional ha emitido para celebrar este 800 aniversario de la expedición de la Bula de Oro de Sicilia.

Cada una de las monedas de 10.000 coronas checas, acuñadas por la Česká Mincovna (Casa de la Moneda de la república Checa, Ceca de Praga) ha sido realizada en oro fino de 999,9 milésimas, pesa 31’10 gr. y mide 34 mm. de diámetro, con dos calidades: estándar y proof.

El diseño fue elegido a través de un concurso público que ganó el artista Jaroslav Bejvl, con un tema apropiado y uso de atractivos atributos históricos de la época.



El anverso de la moneda está decorado con una composición de animales heráldicos; además, aparece el emblema del estado en gran forma gótica estilizada y se coloca en los escudos: el león checo y el águila hembra de Silesia y Moravia. A continuación de la composición de los animales heráldicos existe la denominación de la moneda “KC 10000” (10.000 coronas checas), así como el nombre del estado “Česká Republika” (República Checa). A continuación de la leyenda podemos ver la parte frontal del sello siciliano del rey Federico II y en la derecha la marca de ceca de la Česká Mincovna.



En el reverso se muestra una representación estilizada de la entrega de la Bula de Oro de Sicilia. El emperador de Alemania (o rey de los romanos) y Sicilia Federico II (a la izquierda) entrega la Bula de Oro de Sicilia al rey checo Otakar I. En la parte inferior, entre los dos monarcas, podemos ver sus sellos reales. Debajo de ellos el autor del diseño coloca la leyenda “Zlata Bula Sicilská” (Bula de Oro de Sicilia) y los años para conmemorar el aniversario “1212-2012”. Las letras “J” y “B”, iniciales del autor del diseño Jaroslav Bejvl, se muestran entre los dos reyes.



El rey Premysl Otakar I, hijo de Vladislao II y de Judith de Turingia, era un gran guerrero y un político listo. Fue el primero de los soberanos checos que pudo enorgullecerse del título de rey hereditario que le fue concedido en 1212 a través de la Bula de Oro Siciliana, el documento más conocido de la historia de la nación checa. No fue, sin embargo, fácil y le costó muchos esfuerzos y también diplomacia.
El reino de Bohemia fue un país de Europa Central, miembro independiente de facto del Sacro Imperio Romano Germánico, del Imperio austríaco a partir de 1805 y del Imperio Austrohúngaro, después del Compromiso Austrohúngaro entre 1867 y 1918.

Fue establecido formalmente en 1212 por medio de la Bula de Oro de Sicilia, promulgada por el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico II, promoviendo el ducado de Bohemia al rango de reino, aunque ya algunos de sus ex gobernantes habían gozado del título no hereditario de rey. Su primer rey fue Otakar I de Bohemia, dando origen a la dinastía Přemyslida.




En 1251 el rey Otakar II invadió e incorporó al reino de Bohemia el archiducado de Austria; en 1261 hizo lo propio con el Ducado de Estiria; en 1266 con Eger; en 1269 con el ducado de Carintia, la Marca de Carniola y la Marca Víndica; tres años más tarde conquistaría la Marca del Friuli. No obstante, en 1278 Otakar II perdería todos los territorios conquistados, al ser derrotado por Rodolfo I de Habsburgo en la batalla de Marchfeld. La zona de Eger sería cedida a Bohemia en 1322 por Luis IV de Baviera.

Hacia 1356 el reino de Bohemia se transforma en elector del Sacro Imperio Romano Germánico, formando parte de él hasta su disolución en 1806, en el marco de las guerras napoleónicas. A partir de entonces, pasó a formar parte del Imperio Austríaco. En 1867, a consecuencia del Compromiso Austrohúngaro, el reino de Bohemia, pasó a integrar la parte austríaca del Imperio Austro-Húngaro.

El reino fue disuelto en 1918, con la abdicación del último rey bohemio Carlos III, como consecuencia del desmembramiento del Imperio Austrohúngaro del que formaba parte. La Asamblea Nacional de Praga depuso oficialmente a la dinastía Habsburgo y proclamó la República checoslovaca.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti