www.numismaticodigital.com

Česká Mincovna

Medallas checas en oro y plata para Masaryk

Medallas checas en oro y plata para Masaryk
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© El 13 de septiembre de 1937, el filósofo y primer presidente de la entonces recién fundada Checoslovaquia, Tomás Garrigue Masaryk, murió. Con motivo del 75 aniversario de su fallecimiento la Česká Mincovna (Casa de Moneda Checa, Ceca de Praga) ha querido rendir homenaje a este importante personaje de la historia de Europa. (Leer +)
Las medallas han sido diseñadas por Jan Hasek. La de plata de 999 milésimas, 37 mm. de diámetro y peso de una onza troy (31’10 gr.) se limita a una tirada de 500 ejemplares; y de la versión de oro, de 9999 milésimas, diámetro de 37 mm. y peso de una onza troy (31’10 gr.) a tan sólo 150 piezas.



El anverso muestra un retrato del homenajeado en vista frontal. La leyenda da su nombre completo “Tomáš Garrigue Masaryk”.



En el reverso se encuentra el símbolo nacional, el león checo de dos colas, con un escudo estilizado pequeño en el pecho con doble cruz y el pie sobre tres montañas, emblema de Eslovaquia. La inscripción reza: “75 Let Od Úmrtí 1. Prezidenta Ceskoslovenska” (75 años de la muerte del primer presidente de Checoslovaquia).

Mucho antes del estallido de la Primera Guerra Mundial había habido disturbios en el imperio de los Habsburgo. El estado multiétnico no logró encontrar la forma de cómo integrar a sus ciudadanos, mientras que en particular las minorías nacionales estaban reclamando más derechos, la autonomía o la independencia.



Los checos tuvieron suerte, ya que tuvieron la persona adecuada en el lugar correcto: Tomás Garrigue Masaryk, quien promovió la creación de un Estado checoslovaco.

Nacido en 1850, Masaryk provenía de un ambiente más bien pobre, pero logró, sin embargo, ir a la universidad y, finalmente, estudiar filosofía. Después de su doctorado inició su carrera académica econ la docencia en Viena y Praga. En 1878 se casó con una estadounidense, socióloga, Charlotte Garrigue.

Desde la década de 1880, Masaryk también se había convertido en un activista político. Así, cuando en 1914 estalló la Primera Guerra Mundial, que comenzó cambiando Europa profundamente, Masaryk aprovechó la oportunidad y con gran dedicación personal trabajó hacia un nuevo estado de los checos y los eslovacos. Inquieto, viajó por toda Europa en sus esfuerzos por ganar aliados. Cuando se enteró, que se enfrentaría a la detención después de su regreso a su país natal, Masaryk permanecido en el extranjero. Allí fue elegido presidente de la Comisión Nacional de los checos, una forma de gobierno provisional en el exilio.



Pronto los aliados aceptaron este comité político como representante legítimo de un futuro estado. Con el apoyo de Francia y los Estados Unidos un nuevo estado fue creado al mismo tiempo que el tratado de paz que el Imperio Austro húngaro se vio obligado a aceptar el 28 de octubre de 1918. Por lo tanto, esto era al mismo tiempo el día de la fundación oficial de Checoslovaquia, cuyo primer presidente fue Tomás Masaryk. Fue un enorme reto, sin embargo, para darse cuenta en realidad de un estado tal que uniría a checos, eslovacos, y diversas minorías, en particular a los alemanes de los sudetes, pero también húngaros y ucranianos. Para ello fue una verdadera suerte que el primer presidente fuera un hombre como Masaryk. Él hablaba checo y alemán, y esa facilidad idiomática laa utilizo particularmente tratando de conciliar a las minorías. Con cautela se ganó el respeto de todos. Este hecho está atestiguado por su reelección como presidente en 1920, 1927 y 1934. El 14 de septiembre 1937 a los 87 años Tomás Masaryk murió.

Para muchos checos Masaryk sigue siendo considerado como una de las figuras más importantes de su historia. Una encuesta realizada en el año 2003 lo confirmó, en efecto, como el más importante personaje histórico junto al checo Jan Hus o Carlos IV.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti