www.numismaticodigital.com

30 y 31 de octubre

Resultados millonarios en la subasta de Rudolph Künker

Resultados millonarios en la subasta de Rudolph Künker
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© La firma alemana Künker culminó el año 2012, 30 y 31 de octubre, con una subasta con nota alta brillante. Nada menos que con la realización de un total de 12‘3 millones de euros en precios de adjudicación, un buen 76% más que la estimación global prevista para los cuatro catálogos. Tan sólo quedaron 18 lotes para la venta después de la subasta, de un total de 2.152 lotes. (Leer +)
La mayor parte del éxito de las subastas puede, sin duda, atribuirse al catálogo 219, que contó con la cuarta (y última) parte de la colección de sueco Julius Hagander. Los 377 lotes de la colección superaron sus estimaciones en un promedio del 111%, por un total de un 1‘7 millones de euros en ventas. Sólo hubo un lote que quedó de este primer catálogo de los dos días de subasta. Los otros 17 temas restantes pertenecían al catálogo cuarto (Nº 222), rarezas rusas. Los otros 573 lotes (de 590) en este catálogo demostraron ser un éxito, a pesar de que también sustancialmente habían eclipsado su estimación global - por 102%, no menos - lo que dio un total de más de 1‘38 millones de euros. Las trescientos rarezas de Hesse que aparecen en el segundo catálogo (N º 220) sin duda tuvieron su propia calificación, obteniendo 2‘5 millones de euros en lugar de la cifra estimada de 1‘4, aproximadamente un 55 por ciento de más. En el tercer catálogo (N º 221), con partes adicionales de la colección de Hamburgo del agente inmobiliario Vogel cambió de manos, y todos los 885 lotes fueron vendidos. Lo que es más, los precios de martillo fueron de casi 7 millones de euros, un 72% más que la estimación global prevista de 4 millones.

Después de esta breve descripción general, es el momento de echar un vistazo más de cerca a sólo lo que estaba en oferta. Vamos a empezar con la selecta y equipada generosamente colección del catálogo “Suecia y sus posesiones”, -un placer bibliófil verdader, que Fritz Rudolf Künker (en colaboración con Ulf Nordlind) ha facilitado para ser colocado en la estantería para coleccionistas. La enorme calidad de la colección y la rareza de los objetos expuestos fueron sin duda merecedor de las detalladas ilustraciones y textos extensos.


Suecia. Cristina (1632-1654). 10 ducados 1645. Ahlström 30 (XR, este ejemplar, en Erfurt); FB. 926 (“Muy raro”, en Erfurt). Hagander 198. Neumann -. Sexto espécimen conocido, tercero conocido en manos privadas, pátina de oro fino, EBC/EBC+. Estimación: 30.000 euros. Precio de remate: 120.000 euros.


Si nos fiamos de los precios del martillo, parece que la reina Cristina resultó ser la más popular: La nariz afilada y sus ojos grandes llevaron a la reina sueca a conseguir 110.000 y 120.000 euros, respectivamente, para los lotes 1644 y 1645 de 10 ducados piezas de la Casa de Moneda de Riga, estimados significativamente inferiores a los 30.000 euros. Ambas piezas existen con muy pocos ejemplares conocidos.

Las ciudades alemanas bajo el gobierno sueco también acuñaron monedas, y aquí, por ejemplo, tenemos un ducado triple de Augsburgo de 1632 que se vendió por 22.000 euros (Estimación: 15.000); un Erfurt Thaler imperial de 1634 que se vendió por 20.000 euros (estimado: 5.000 euros) y 3 ducados de Hildesheim desde 1631 que se vendieron por 44.000 euros (estimado: 20.000 euros). Al igual que con muchos de los elementos Hagander, cada uno es el espécimen único de propiedad privada.


Hesse-Kassel. Carlos (1670-1730). 2 gulden de oro 1677 (edergold). Fb. 1271 ("único"). Kirchheimer 63. Schütz 1247. Único, MBC. Estimación: 100.000 euros. Precio de adjudicación: 100.000 euros.


A continuación, las rarezas del catálogo de Hesse. La única doble gulden 1677 edergold de Landgrave Charles se estimó en 100.000 euros e increíblemente se cerró en esa cifra. El segundo espécimen conocido de 1687 thaler imperial de Carlos se estimó en 30.000 euros y se vendió por 55.000 euros. Aunque el landgraviate de Hesse-Marburgo es muy manejable para los estándares de numismática, teniendo solamente existía desde 1567 hasta 1604, no obstante, tenía una considerable muestra aquí a través de 13 monedas de plata de gran tamaño.


Hesse-Marburgo. Luis IV, el “Viejo”. (1567-1604). Grueso doble thaler imperial 1595. Dav. 9292. Schütz 512. El segundo espécimen conocido, fuertemente acuñado con pátina oscura, MBC. Estimación: 30.000 euros. Precio de adjudicación: 75.000 euros.


El verdadero atolladero, sin embargo, fue el thaler grueso doble imperial de la primera (y última) Regent, landgrave Luis IV, de 1595, que se vendió por la módica suma de 75.000 euros (estimado: 30.000 euros). El thaler amplio triple imperial de 1629 de la landgrave Guillermo V alcanzó el doble de su estimación de 30.000 euros, se vendió por 60.000 euros. La medalla de plata 1765 de Luis VIII de Darmstadt de la caza del ciervo en Dianaburg consiguió tanto como se esperaba, la venta de 5.500 euros (estimado: 5.000 euros).


Sacro Imperio Romano Germánico. Segismundo, (1446-1496). 7 ducados sin fecha (estampación póstuma en torno a 1563). Fb. 7 (MBC ). Moeser / Dworschak, el archiduque Segismundo, S. 97, No. 99. SLG. Montenuovo 402. De rareza extrema, grabado “7” en el campo del anverso, pátina, MBC/MBC+. Estimación: 80.000 euros. Precio de adjudicación: 140.000 euros.



Sacro Imperio Romano Germánico. Maximiliano I (1490-1519). 7 ducados sin fecha (estampación póstuma en torno a 1563). Egg S. 44. Fb. 13 a. ("Muy raro") M. / T. S. 41. Moeser / Dworschak, el archiduque Segismundo, S. 98. El segundo espécimen conocido, MBC. Estimación: 25.000 euros. Precio de adjudicación: 180.000 euros.


Las primeras piezas de la extensa colección Vogel fueron liquidados por Künker en diciembre de 2011 y junio de 2012. En este momento se ofrecieron piezas de "rarezas de oro" y "Monedas y Medallas de Hamburgo." Tomemos, por ejemplo, dos medallas de oro en el peso de 7 ducados, que un aspirante desafortunado a acuñador en la oficina de la Casa de Moneda de Hall había hecho en privado, en un esfuerzo por impresionar a su futuro contratador, el archiduque Carlos. La primera pieza, una imitación del primer guldiner, subió todo el camino desde 80.000 a 140.000 euros, mientras que el segundo, un reencendido de la moneda famosa de la boda de Maximiliano con María de Borgoña pasó de 25.000 a unos impresionantes 180.000 euros.


Sacro Imperio Romano Germánico. Fernando III, 1625-1637-1657. 40 ducados 1629, Praga. Dietiker -. Doneb. - (Cf. 2353, allí en plata). Fb. 45 ("Raro"). Halacka -. Herinek 83 (Ceca de Glatz). SLG. Horsky - (cf. 1965, hay como 100 ducados). Probablemente el único ejemplar que queda en el comercio, MBC. Estimación: 150.000 euros. Precio de adjudicación: 360.000 euros.


Pieza única, un doble ducado, sin fecha (alrededor de 1525) de Fernando I que pesa más de 40 gramos, superó con creces su estimación de 25.000 euros para venderse por 130.000 euros. El pináculo absoluto de los dos días en Osnabrück, sin embargo, fue una pieza de cerca de 140 gramos de oro, de 40 ducados acuñada en Praga en 1629 en honor de la coronación de Fernando III de Bohemia. Es probablemente el último ejemplar que existe en el comercio. La pieza EBC que se ofrecía en el catálogo en 150.000 euros, se vendió en lugar del precio de adjudicación en la asombrosa cantidad de 360.000 euros!


Sajonia. Juan Jorge I (1615-1656). 20 ducados 1628. Clauss / Kahnt 93. Fb. 2688 ("Muy raro", este espécimen). Único ejemplar conocido, muy atractivo, MBC. Estimación: 50.000 euros. Precio de adjudicación: 140.000 euros.



Hamburgo. Doblón banco doble de 20 ducados de 1665. GAED. 1573. De gran rareza, MBC. Estimación: 20.000 euros. Precio de remate: 65.000 euros.


Un único 20-fold 1628 ducado de Sajonia Juan Jorge estaba estimado en 50.000 euros, pero en cambio fue de 140.000 euros. La historia de la ciudad rica y opulenta hanseática se refleja realmente en sus monedas de oro, como lo ilustran estos dos ejemplos: una acuñación de 8 ducados de oro de los sellos de la pieza de 32 chelines de 1808 fue vendido en 40.000 euros (estimado: 20.000 de euros) y un banco de doblones doble de 20 ducados de 1665, lo fue en 65.000 euros (estimado: 20.000 euros).


Rusia. Nicolás II (1894-1917). Rublo 1905. Bitkin 59 (R1). Dav. 293. Muy raro, en condiciones excepcionales, pátina encantadora, PP, min. tocado. Estimación: 7.500 euros. Precio de remate: 48.000 euros.



Rusia. Nicolás II (1894-1917). 25 rublos (2 1/2 Imperial) 1908. Bitkin 314 (R3). Fb. 171. Schl. 189. Sólo 175 ejemplares acuñados, EBC para FDC. Estimación: 80.000 euros. Precio de remate: 145.000 euros.


Rusia se ha convertido en un área fuerte de colección en los últimos años, y si los resultados de las subastas de Osnabrück octubre son una indicación, su atractivo no muestra signos de disminuir. Monedas y medallas rusas una vez más iban desde cobre a la plata y de ésta al oro, pero, lamentablemente, puede destacar sólo algunos ejemplos aquí (el resto están disponibles en www.kuenker.de). Un rublo 1729 del zar Pedro I, que se estima en 1.500 euros, ha recaído en los más altos 16.000 euros; y un rublo de 1905 Nicolás II hizo una subida impresionante de una estimación de sólo 7.500 a un precio de martillo de 48.000 euros. El precio realizado para una pieza de 25 rublos (2 1/2 Imperial) a partir de 1908 del último Zar resultó ser tanto como se esperaba por su condición de 80.000 euros de estimación, al precio de adjudicación de 145.000 euros.




Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti