www.numismaticodigital.com

Juan Cayón Herrero

“En el ámbito de las aplicaciones tecnológicas, Cayón Subastas lleva una ventaja de 6 a 7 años con respecto a la competencia”

“En el ámbito de las aplicaciones tecnológicas, Cayón Subastas lleva una ventaja de 6 a 7 años con respecto a la competencia”
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© El nombre de “Cayón” (aunque más bien es apellido) comienza a sonar en el mundillo numismático allá por el año 1956, si bien como organizador de subastas numismáticas la firma de Juan R. Cayón, el iniciador de la saga, comienza en 1967.(Leer+)
Además de prestigiosos comerciantes y subastadores de monedas, medallas y billetes, “los Cayón” se adentraron el mundo editorial y bibliográfico, con numerosos e inigualables libros y catálogos de moneda antigua (“Sestercios del Imperio Romano”, “Compendio de las monedas del Imperio Romano” o el magnífico e insuperable “Las Monedas Española”, con doce ediciones publicadas).

Después, una vez pasado el testigo a manos de los tres continuadores de la firma Cayón, Adolfo, Clemente y Juan, se inicia el periodo de innovación y adaptación pionero en el mercado numismático nacional.

Es Juan Cayón Herrero quien, en esta ocasión, asume el papel de portavoz de “Cayón Subastas” para contarnos el hoy y el mañana de la firma española que se mantiene a la cabeza de la tecnología innovadora aplicada al comercio numismático.


Juan Cayón, madrileño de 37 años, el más joven de los grandes comerciantes numismáticos internacionales, profesionalmente es en realidad abogado en ejercicio (ICAM), especializado en Fiscalidad (Máster en Asesoría Fiscal de Empresas, Instituto de Empresa). Entre sus muchos méritos curriculares destaca su labor como Profesor del Máster y Curso de Experto Profesional en Numismática (UNED, 2007-2012).

Es coautor del catálogo “Las Monedas Españolas” (A.C.J. Cayón) y del libro “Monedas y Medallas Españolas” (VV.AA. Real Academia de la Historia, ponencia en dicha institución, abril de 2006).

Además, es miembro vitalicio de la American Numismatic Association y de la Asociación Numismática Española.

La firma Cayón ha cumplido una gran trayectoria profesional desde su puesta en marcha en 1967 con la figura de su padre, Juan Ramón Cayón Fernández.

¿Cuándo se sumó usted a la empresa familiar?
Siempre, desde muy pequeño, he estado vinculado pero con la dedicación plena que exige este negocio, puede decir que desde que terminé la carrera.

Somos una empresa familiar y los tres hermanos estamos donde tengamos que estar. No segmentamos por parcelas de manera estanca, sino que tratamos de agregar y sumar. El comercio numismático no es una ciencia exacta y la opinión y experiencia de cada uno añade valor. Pero es cierto que, por mi formación, asumo además gran parte de lo relacionado con la gestión del negocio.



Desde que usted y sus hermanos, Adolfo y Clemente, tomaron las riendas de Cayón Subastas no han parado de innovar en las fórmulas de ventas a través de subastas. Ahora, el pasado 26 de noviembre, acaban de dar otro paso más con la puesta en marcha en España del sistema de venta online subasta rápida. ¿Qué tal les fue?

La experiencia para todos, vendedores, compradores y nosotros, ha sido magnífica. Los precios alcanzados han sido muy buenos, estamos encantados con la idea pues pretendemos que vendedores y compradores se beneficien del enorme ahorro que supone no tener que imprimir un catálogo, enviarlo y alquilar un salón de hotel. Todo ese ahorro no es para Cayón puesto que hemos bajado las comisiones al 12 por ciento para el comprador (es decir, más de 30 por ciento de descuento) y para el vendedor que no paga nada de nada en lotes con salidas de más de 250 euros.

Sirva como ejemplo una onza de Fernando VI, Santiago, 1750, que salió a puja en 2.000 euros, fue vendida por 3.920 euros, comisión incluida.

Haremos estas subastas aproximadamente una vez al mes; de esta manera, el tiempo desde que alguien nos consigna sus monedas o billetes, hasta que los cobra se reduce drásticamente: cobra más y lo cobra mucho antes, ¡qué más puede pedir! Serán subastas breves (de uno hora o poco más) y el cliente participa tranquilamente desde donde desea, hasta usando la tableta.

Debo decirle que, sin duda, hemos sido los primeros en todos estos sistemas de internet. Eso nos permite llevar años de ventaja al resto de empresas del sector.

No obstante, seguiremos con nuestras subastas de prestigio en el Hotel Ritz. Las colecciones importantes o las monedas excepcionales se seguirán vendiendo en estas subastas que serán, como siempre, las mejor editadas y presentadas de nuestro país. Muchas instituciones y colecciones importantes de España y del resto del mundo conservan estos catálogos como referencias que son.



¿Qué sistemas utilizan para la novedosa actividad?

Introdujimos las fotos a color en los catálogos (hace ya años) e incluimos, por ejemplo, un certificado a color para las monedas que vendemos. Hace menos, presentamos las subastas en internet, permitimos pujar en vivo… ahora presentamos el aviso exclusivo a nuestros clientes de exceso de puja. Es decir, cuando un cliente nos manda una puja por escrito y esta ha sido superada por otra, el sistema le avisa para que tenga opción de subir la puja. Es la primera vez que se usa en España, y en Europa sólo lo conocemos para subastas electrónicas.

¿Cree que estas fórmulas ayudarán a paliar la sombra de crisis que cubre la numismática española?
Hombre, debo decirle, en primer lugar, que la enorme crisis que afecta al país y, en concreto, a otros coleccionismos, no se proyecta de manera tan drástica su sombra sobre la numismática. El mercado numismático es excepcional en ese sentido, debemos estar todos orgullosos de una afición que mantiene el tipo dentro de este panorama. Claro, nuestros clientes trabajan en el mundo que nos rodea y, de manera innegable, se ven afectados por la situación del país.

Volviendo a su pregunta; no cabe duda que bajar la comisión al comprador ayuda.

¿Cayón Subastas se especializa en alguna etapa en concreto de la numismática y la notafilia española?
Nos dedicamos a todas las épocas. En mi caso, los billetes españoles y, en monedas, austrias y borbones, son las parcelas que más he trabajado, sin duda. Trato de no descuidar el resto, de hecho ahora estoy trabajando en un catálogo de moneda griega.



¿Quién es la casa de subastas de referencia en la actualidad en Europa?¿Y en Estados Unidos?

Por supuesto Cayón Subastas. Un gran porcentaje de nuestra facturación, sobre todo estos años de la crisis, es fuera de España, en Europa, América (sobre todo del Norte) y Asia. Ayudamos y formalizamos los trámites pertinentes para la exportación a través del Ministerio de Cultura. Es un valor que ofrecemos a nuestros consignatarios; facilitamos todo lo que esté en nuestra mano a nuestros clientes internacionales que ven solucionados estos trámites. Con los avances que incorporamos entramos en el mercado global de lleno, si a esto sumamos nuestro historial de comercio exterior, más de cuarenta años, podemos considerarnos una empresa realmente sin fronteras.

El próximo 11 de diciembre la firma Cayón Subastas celebra una nueva puja en sala, en esta ocasión con otra innovación: la información inmediata a los compradores de las pujas previas que se realizan sobre el lote elegido por parte de otros clientes. ¿Cuándo y cómo se les ocurrió este novedoso sistema de ayuda al comprador?

Nuestra intención es siempre ayudar al vendedor y al comprador. El pujador recibirá un mensaje por mail cuando su puja haya sido superada por otra; así podrá ver cómo van sus pujas antes de la subasta y subir los lotes que desee. Por un lado, damos la opción a incrementar las pujas de los lotes por los que esté especialmente interesado, y por otro el vendedor debe estar encantado pues recibirá más dinero por sus lotes.



¿Preparan alguna otra sorpresa para 2013?
Siempre estamos buscando ofrecer los mejores sistemas informáticos a los clientes. Sin duda tenemos proyectadas varias mejoras y herramientas de las que iremos dando noticia.

¿El futuro de las casas de subasta se basará exclusivamente en el mundo de Internet o todavía habrá espacio para el catálogo en papel?
Nosotros apostamos por ambos pero sabiendo que una parte capital del futuro pasará, sin duda, por internet y en ambos campos queremos ofrecer, y ofrecemos, los mejores servicios. Por otro lado, debemos destacar las ventas privadas que realizamos, no todos son subastas, hay cosas que se venden mejor cara a cara con el cliente. Nosotros a los vendedores les recomendamos siempre lo que entendemos es mejor para ellos.



¿Los clientes de Cayón Subastas son mayoritariamente españoles? ¿Desde qué otros países suelen pujar en sus subastas?
Tenemos pujas y clientes de decenas de países, cada vez más. Llevar apostando años por internet nos ha beneficiado mucho.

Hay que tener en cuenta que, en este ámbito y con estas aplicaciones tecnológicas, Cayón Subastas lleva una ventaja de 6 a 7 años con respecto a la competencia. Ello supone, por tanto, una mayor respuesta por parte de clientes internacionales, principalmente europeos, americanos y asiáticos.

¿Se nota en España la afluencia de coleccionistas e inversores rusos y asiáticos, como ocurre en otros países europeos?
Claro que sí, estamos en un mercado global y los coleccionistas están por todo el mundo.

Finaliza el año y toca hacer recuento. ¿Cómo ha ido 2012 con relación a años anteriores?
Estamos contentos. Hemos celebrado tres subastas magníficas: en febrero una estupenda colección de 8 reales con decenas de redondos, corazones…; en mayo una colección de monedas españolas y otra de moneda antigua, muy variada, de gran calidad y con muy buenos resultados; y ahora, en diciembre, la monográfica de “La Peseta” y el nuevo formato de Subasta Rápida por internet.



¿Qué le pedirá en la carta, vía email, por supuesto a los Reyes Magos?
A los Reyes yo siempre les mando la carta a través del Cartero Real, hay cosas que no se pierden.

Pero sobre todo, le pediremos desde Cayón Subastas que, al menos, tengamos en 2013 un año tan bueno como éste que cerramos.

Personalmente, solicitaré culminar tres proyectos editoriales en los que estoy trabajando: un Catálogo de “Las monedas de los griegas”, en el que colaboro con mi padre, Juan R. Cayón. Estamos finalizando las interminables correcciones antes de la imprenta. Esperamos poder llevarlo a máquinas antes de fin de año, o en todo caso en enero de 2013.

Y dos proyectos más, uno de los cuales estoy apenas iniciando. Ya hablaremos de ellos más adelante…

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti