www.numismaticodigital.com

Se celebró en Osnabrück, Alemania, del 11 al 16 de marzo 2013

Grandes remates en la Subastas 226-231 de Künker

Grandes remates en la Subastas 226-231 de Künker
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© Más de 14 millones de euros ha sido el volumen de negocio de Künker, como resultado de las seis subastas llevadas a cabo entre el 11 y 16 de marzo de 2013. El interés de los clientes fue enorme, subastándose piezas desde la Edad Antigua a la Era Moderna, con remates desde 25 euros a 150.000 euros, según nos relata Ursula Kampmann. (Leer +)
Una serie de colecciones especiales fueron subastadas en Osnabrück,Alemania, a mediados de marzo, con lotes que contenían monedas antiguas de la colección de Koch y monedas medievales de la colección del Dr. Curti. En el tercer día de la subasta, fue vendida una colección especial de Colonia, Renania y Westfalia; en el cuarto día, una colección especial de Nüremberg y Franconia, así como numerosas monedas de oro de la colección de Vogel. Y allí estaba la Colección Sultán, por no hablar de las colecciones más pequeñas, como Dinamarca e Irlanda, que habían sido tejidas en los catálogos regulares. En total, las seis subastas sumaron 7.475 lotes, de los que se había estimado su venta en 8 millones de euros. El precio de adjudicación total fue de nada menos de 11,4 millones de euros, a pesar de que hubo algunos lotes que cambiaron de manos, por la humilde suma de 25 euros.

Catálogo 226: En la búsqueda de una tendencia con monedas antiguas, podría resumirse que las zonas más remotas atraen cada vez más atención. Esto quedó demostrado cuando ya Künker subastó las monedas celtas. Un tetradracma EBC+ de Pannonia del tipo Bartkranz vino con una estimación realista de 1.500 euros, pero fue vendido por la increíble suma de 6.500 euros. Y eso no fue de ninguna manera el único resultado del que surgió una sorpresa. Los aumentos de precios similares debían ser testigo sólo al final del catálogo, cuando se trataba de las monedas de los reyes indo-helenos. Para dar sólo un ejemplo: un tetradracma EBC+ de Filoxenes dejó su estimación de 1.000 euros y llegó a 7.500 euros. La pieza provenía de una venta en subasta de Triton y se había vendido en el año 2005, por la suma de 1.300 dólares (993 euros) de entonces.



Monedas celtas. Pannonia. Tetradracma, tipo Bartkranzavers, Siglos II a I a.C. Kostial 410. MBC. Estimación: 1.500 euros. Precio de adjudicación: 6.500 euros.



Monedas griegas. Abdera (Tracia). Tetradracma, 450-425. Mayo 142f. (Este ejemplar). MBC. De Sir Hermann Weber Coll. y la subasta venta Leu 86 (2003), 310. Estimación: 10.000 euros. Precio de adjudicación: 17.000 euros.



Monedas griegas. Kios (Bitinia). Estátera, 334-323. Wadd. pl. XLIX, 4. BC/MBC. Estimación: 20.000 euros. Precio de adjudicación: 22.000 euros.



Monedas griegas. Filoxenes, 110-95 (India). Tetradracma, Pushkalavati. Mitch. 338D. BC. Desde Subasta VIII Triton (2005), 661. Estimación: 1.000 euros. Precio de adjudicación: 7.500 euros.


Áureos en inmejorables condiciones dieron rienda suelta a un torrente de oro virtual en la actualidad. Estos son algunos ejemplos de ello por la venta Künker en su última subasta: 50.000 euros para Cómodo (estimación: 30.000); 34.000 de Caracalla (estimado: 34.000); 26.000 euros para Valeriana (estimación: 12.500) y 34.000 euros para el sólido de Petronio Máximo (30.000).


Roma Imperio. Cómodo, 180-192. Áureo, 175/6. RIC 604. Espléndido ejemplar, EBC+. Estimación: 30.000 euros. Precio de adjudicación: 50.000 euros.


Para aquellos que tienen que vigilar su presupuesto cuidadosamente había un montón de áureos para comprar a muy bien precio ¡disponibles por 2.000 y 3.000 euros! Un áureo barbarizado de Séptimo Severo de la Colección Trau también se benefició de la “prima exótica” y pasó de 1.000 a 5.000 euros.

Catálogo 227: Numerosos rarezas medievales en el mejor estado de conservación se incluyeron como parte de la colección de Dottore Edoardo Curti. Ello se refleja en las altas estimaciones. Aún así, hubo algunos elementos que aún excedido su presupuesto, como un sólido de Segismundo (516-524), que se vendió por 13.000 euros (estimación: 10.000).


Período de la migración. Segismundo, 516-524. Sólido a nombre de Justino I, de Lyon. Belfort 5154. Prueba de estado, espléndido ejemplar. De la colección Lacam, Subasta de Dürr / Michel (1999), 342 y Nomos 1 (2009), 180. Estimación: 10.000 euros. Precio de adjudicación: 13.000 euros.


Un denario de Carlomagno comprado en un almacén Hamburgo en 1935, tal vez acuñado en Milán, se elevó de 4.500 a 7.500 euros. Un penique de Alfred de Inglaterra, 871-889, muy probablemente el mejor retrato de los anglos-sajones Britannia, comenzó con 18.000 euros para llegar a 20.000 euros; y acuñada en un punto culminante de esta colección, la históricamente muy importante couronne d'or de Felipe VI, 29 de enero 1340, alcanzó € 46.000 (estimado: 35.000 euros), y que realmente es un precio fantástico para una moneda medieval.


Inglaterra / monedas anglosajonas. Alfred, 871-899. Penique, Londres. Norte 644. Retrato extraordinario. Casi prueba de estado. De venta en subasta Gemini VI (2010), 935. Estimación: 18.000 euros. Precio de adjudicación: 20.000 euros.



Francia. Felipe VI, 1328-1350. Couronne d'or n. y. (29 de enero 1340). Duplessy 252. Casi SC. Estimación: 35.000 euros. Precio de adjudicación: 46.000 euros.


Catálogo 228: Algo para todo el mundo había, además, de un par de colecciones especiales en el tercer catálogo de Künker. Era una especie de paraíso para los coleccionistas especializados que estaban dispuestos a pagar los precios de algunos artículos que parecen increíbles para alguien que no conoce el tema. Sólo echar un vistazo a la colección de monedas irlandesas que - y no debemos sentir vergüenza admitirlo - todas parecían más o menos la misma a ojos de profano. Su estimación total se había elevado a 62.175 euros, pero el precio de martillo llegó a 134.140 euros. Las piezas individuales mucho mayor, como una moneda de fase III, que se estimaba en 250 euros, subastada por 1.600 euros, o un penique muy raro de la fase V, que se vendió en 5.500 euros (estimación: 1.000 euros).


Irlanda. Anónimo, 1065-1095. Penique de Dublín. Fase V. Seaby 6151. EBC/EBC+. De la colección Stack, subasta de Sotheby 22 de abril 1999, lote 804. Estimación: 1.000 euros. Precio de adjudicación: 5.500 euros.


Todas las expectativas fueron superadas por una serie de patrones de Polonia. Las dieciséis piezas habían sido estimadas en 21.550 euros. El precio de martillo fue de 64.350 euros, que es más de tres veces la estimación pre-venta. El lote más caro fue una prueba en plata de 100 Zlotych de 1925 con una tirada de sólo 100 ejemplares (1.500 / 8.500euros). Uno de los artículos más caros de la subasta también vino de Polonia, un reichsthaler de 1646 de Danzig con el título de Wladyslaw IV (de 1.500 a 22.000 euros).


República de Polonia, 1919-1939. Patrón de 100 Zlotych 1925, Varsovia, en plata. Acuñación sólo 100 ejemplares. FDC. Estimación: 1.500 euros. Precio de adjudicación: 8.500 euros.



Polonia. Danzig. Reichsthaler 1646 con título de Wladyslaw IV. Dav. 4356. BC/MBC. Estimación: 1.500 euros. Precio de adjudicación: 22.000 euros.


De la subasta 228 sólo un lote único otro puede competir con esos precios, un ½ guldengroschen de Federico III, el elector Wise, de Sajonia (20.000 / 28.000 euros).
Algunos lotes del final del catálogo, sin embargo, resultaron que produjeron precios magníficos también. Un ejemplo revelador es una colección de monedas de Alemania, de los siglos XI al XIX, que comprende 1.450 piezas de MBC a prueba de estado. Habían sido estimadas en 7.000 euros, la puja feroz se detuvo en 36.000 euros.



Alemania. Sajonia. Federico III, 1486-1525. 1/2 guldengroschen n. y, acuñadas en Nüremberg. Keilitz 72. MBC. Estimación: 20.000 euros. Precio de adjudicación: 28.000 euros.


Catálogo 229: Sumas de cinco cifras fueron pagadas por docenas para las monedas de las colecciones especiales Colonia, Renania y Westfalia. Vamos a concentrarnos aquí en los objetos más caros: con 42.000 euros, la pieza más vendida, fue un reichsthaler del Werden y la Abadía de Helmstedt desde 1636 (estimado: 7.500 euros); del mismo modo notable un ducado del Obispado de Münster de 1693 (con salida en 10.000 y remate en 36.000 euros). Y había una señora que tuvo un papel importante en este caso: Anna Salome de Salm-Reifferscheid, abadesa de Essen Abbey. Su reichsthaler de 1660 que muestra su retrato cedió a los 34.000 euros (estimado: 15.000 euros); sin el retrato, con un paisaje urbano que era menos caro con un precio de 32.000 euros (estimado: 15.000 euros).


Alemania. Werden y Helmstedt. Hugo Preutäus, 1614-1646. Reichsthaler 1636. Dav. 5923. BC/MBC. Estimación: 7.500 euros. Precio de adjudicación: 42.000 euros.



Alemania. Abadía de Essen. Anna Salome de Salm-Reifferscheid, 1646-1689. Reichsthaler 1660. Dav. 5276. MBC Estimación: 15.000 euros. Precio de adjudicación: 34.000 euros.


La colección especial Franconia fue muy capaz de mantenerse con altos precios. Un magnífico Nuremberg 6 piezas ducado de 1745 llegó a 38.000 euros (estimado: 10.000 euros).


Alemania. Nüremberg. 6 ducados 1745. Patrón de oro del reichsthaler con el título de Francisco I. Fb. 1908. MBC. Estimación: 10.000 euros. Precio de adjudicación: 38.000 euros.


Catálogo 230: Que, por otra parte, no habría llegado muy lejos en lo que respecta a las monedas de oro. 75.000 euros para una pieza de Leopold I, 10 ducados Kremnitz 1668); 50.000 euros para otra de Leopold I, 10 ducados de 1703, Nagybánya); 60.000 euros para Salzburgo, 10 ducados Turmprägung 1594, etc. Pero eso no fue todo, cuando se trataba de una serie de Hamburgo portugalöser los precios subieron aún más: 110.000 euros fueron realizadas por el portugalöser principios de los 10 ducados n. y., datada entre 1578 y 1582. Este resultado - que se logró por una pieza de Rusia, así - hizo de esta moneda el segundo elemento más caro de la venta.


Sacro Imperio Romano Germánico. Leopoldo I, 1657-1705. 10 ducados pieza 1668, Kremnitz. Fb. 122. MBC. Estimación: 75.000 euros. Precio de adjudicación: 75.000 euros.



Alemania. Hamburgo. Portugalöser de 10 ducados n. y. (1578-1582) de la ceca del maestro Andreas Metzner. Bahrfeldt 3 (segundo die). Clave de valor “X” incide en el anverso y reverso. MBC+. Estimación: 80.000 euros. Precio de adjudicación: 110.000 euros.


Su oponente ruso fue uno de los grandes rarezas de la numismática del siglo XX. Sólo 109 ejemplares se habían producido de la pieza de 5 rublos de 1907 de Nicolás II. La estimación fue de 25.000 euros, y el resultado - como ya se ha dicho – fue también de 110.000 euros.


Rusia. Nicolás I, 1825-1855. 6 platino pieza rublo 1836, St. Petersburg. Bitkin 63. Acuñación sólo 11 ejemplares. Proof. Estimación: 30.000 euros. Precio de adjudicación: 150.000 euros.



Rusia. Nicolás II, 1894-1917. 5 rublos 1907, St. Petersburg. Bitkin 33. Acuñación sólo 109 ejemplares. Prueba estado. Estimación: 25.000 euros. Precio de adjudicación: 110.000 euros.


El único que logró superar a Nicolás II fue Nicolás I, o más bien su rublo 6 piezas en platino, acuñada en San Petersburgo en 1836 en una tirada pequeña de tan sólo 11 ejemplares. Un coleccionista se inclinaba a pagar 150.000 euros por la pieza, el elemento más caro de la subasta.


Imperio Alemán. Alemania Nueva Guinea. 10 Marcos A. J. 1895 708. Acuñación sólo 2.000 ejemplares. FDC. Estimación: 20.000 euros. Precio de adjudicación: 34.000 euros.


Por último, pero no menos importante, vamos a echar un vistazo a las monedas imperiales que en la actualidad lograr resultados impresionantes. Un poco sobrevalorado fue la pieza más cara de esta sección, un prusiano de 10 marcos de 1878 B en EBC (80.000 euros partiendo de 65.000 euros); subestimado era la cimelia de Nueva Guinea, 10 marcos de 1895 se dio cuenta en 34.000 euros (estimado: 20.000 euros) en el FDC, y 28.000 euros (estimado: 15.000 euros) en prueba de estado.

Catálogo 231: El artículo más caro de la Colección Sultan se convirtió en un único sultani de 1031, que alcanzó 22.000 euros (estimación: 7.500 euros). Esto era mucho más de lo que muchas otras monedas otomanas dieron cuenta ya que la mayor parte fue vendida por dos o tres cifras. Esta es un área con gran potencial teniendo en cuenta el tipo de renacimiento de las experiencias de historia otomana en Turquía en estos días.



Imperio otomano. Mustapha I ibn Muhammad III, segundo reinado, 1031-1032 AH (= 1622-23). Sultani, medio (Diyarbakir), 1031 (= 1622). Damali 15-AD-A1 (este ejemplar). Ejemplar único. EBC. De venta en subasta Peus 338 (2006), 382. Estimación: 7.500 euros. Precio de adjudicación: 22.000 euros.


Por lo que se refiere a piezas españolas, destacaron las dos siguientes:


España. Felipe III, 8 reales 1617, Segovia. Dav. 4394. EBC. Estimación: 1.000 euros. Precio de adjudicación: 1.300 euros.



España. Fernando VII, 8 reales 1813 Madrid. Dav. 324. Casi prueba de estado. Estimación: 500 euros. Precio de adjudicación: 1.500 euros.


Puede ver todos los resultados en Internet en https://www.kuenker.de


Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti