www.numismaticodigital.com

Comentarios sobre Errores de Impresión en Billetes Españoles (II)

Comentarios sobre Errores de Impresión en Billetes Españoles  (II)

Por Ramón Coho Huici

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

Escucha la noticia

Continuamos con la exposición de los tipos de errores más habituales en los billetes españoles y la interpretación de su posible formación así como las posibilidades de fraude en algunos de los tipos. (Leer +)
Errores de color:

No hay que confundir errores de color con variaciones en la tonalidad del color aunque entendemos que estas variaciones son interesantes y tan coleccionables como los errores. Por otra parte hay que puntualizar que las variaciones de tonalidad se producen, generalmente, de forma no esporádica sino en tramos de miles de ejemplares debido a cambios de composición de las tintas.



Ejemplos muy notables de variaciones en el color las encontramos en los reversos rojos o naranjas a partir de la mitad de la serie B del 5 pesetas de 18 de julio 1937, los anversos granates o granate – marrón de los 50 pesetas de Rusiñol, los diversos verdes de los 5 pesetas de Alfonso X, el 1.000 pesetas sin serie de los Reyes Católicos, etc. En los billetes impresos por Bradbury, al ser tiradas muy extensas efectuadas a lo largo de muchos años también encontramos bastantes variaciones en las tonalidades tanto de anversos como de reversos.



No conocemos auténticos errores de color ya que los que se ven frecuentemente como tales, por ejemplo las 50 pesetas de Ramón y Cajal azules y rojos o los reversos verdes del 100 pesetas de Falla no son mas que manipulaciones efectuadas con tratamientos ácido o base.

Errores por doble impresión:
Son los producidos, como su nombre indica, por repetición de la impresión de la calcografía. No conocemos dobles impresiones de los fondos litográficos ni impresiones de calcografía de anverso y reverso en una misma cara ya que las que aparentemente se ven en el mercado notafílico son sobreimpresiones que comentaremos en el siguiente apartado.



No hemos conocido más que dos billetes con este tipo de error en billetes españoles, uno de los cuales es el de la imagen, aunque sobre billetes de Estados Unidos lo hemos visto en varias ocasiones, pero en cualquier caso es de los errores más raros que se pueden encontrar.

No comprendemos como puede producirse este error ya que la maquinaria expulsa el pliego y, en teoría, no puede volver a pasar por el rodillo impresor. La única posibilidad es que haya quedado trabado en el rodillo base y haya pasado dos veces.



Sí que se han visto dobles y triples impresiones, pero se trata de burdas falsificaciones ya que las segundas impresiones están hechas por ordenador pero con tan poca habilidad que se realizan en color negro, no en el color de la calcografía, y, a veces, hasta hacen una doble impresión de la numeración y de los fondos, todo en negro. Ejemplo de esta falsificación es el Verdaguer de la imagen. A pesar de ello se han subastado con bastante éxito.

Errores por sobreimpresiones:
Con relativa frecuencia, y en absolutamente todas las emisiones modernas, hay billetes en los que aparecen impresiones totales o parciales de la calcografía del anverso en el reverso o viceversa. Generalmente se comercializan como dobles impresiones cuando, claramente, no lo son.

Señalar que no existen falsificaciones de este error ya que es prácticamente imposible reproducirlo.

Antes de seguir con nuestras consideraciones recordemos como es el proceso de fabricación del billete: Una vez impresos los fondos litográficos se imprime la calcografía del reverso, cayendo los pliegos unos sobre otros. A continuación se pasan a otra máquina para imprimir el anverso. Con maquinaria moderna, en línea, el proceso se efectúa de forma continua. Para evitar que la tinta fresca manche el pliego inferior se añaden a las tintas productos aceleradores del secado y también se introducía, o introduce, entre pliego y pliego un papel separador.



Si analizamos estos errores al trasluz vemos que la sobreimpresión coincide, con absoluta exactitud, con la impresión semejante (la normal) de la otra cara. En las impresiones parciales también destaca que la impresión espúrea finaliza siempre en una línea recta.

Si la observación la hacemos con una lupa de, al menos, 10 aumentos vemos que la segunda impresión no está formada por líneas tintadas en relieve como correspondería a una línea de grabado calcográfico sino que es una impresión plana y ligeramente difusa.

Una observación más cuidadosa nos permitirá ver cómo está situada la sobreimpresión, si está encima de la impresión calcográfica normal de la cara o por debajo de ella; Advertimos que en ocasiones es difícil apreciarlo por lo que es preciso recurrir a un escaneado de altísima resolución de algún detalle.



La interpretación habitual de este error por parte de los especialistas es que se trata de un repinte, es decir, que una vez efectuada la impresión de una cara la tinta no se seca y al apilarse los pliegos mancha la cara contraria del pliego en contacto.

Si fuesen repintes debería ocurrir que en las impresiones del reverso en el anverso, el reverso debería aparecer debajo del anverso ya que al imprimirse primero el reverso éste se “repintaría” en el anverso sin imprimir y después se produciría la impresión del anverso. En todos los ejemplares que hemos estudiado ocurre así.



En los errores de anverso en reverso, si fuese un repinte, debería ocurrir que el anverso quedará encima del reverso al estar este último impreso con anterioridad. En ninguno de los ejemplares estudiados ocurre así, siempre aparece el anverso debajo del reverso (ver el detalle del 500 pesetas de Rosalía de Castro).

Teniendo en cuenta que parece casi imposible que la impresión y el apilado sean tan perfectos que haga que exista una total coincidencia de un repinte con la calcografía de la otra cara del billete y que en el caso de los anversos en reversos no se da la posición requerida para considerar un repinte, deducimos que el error no es un repinte a pesar de las muchas opiniones a favor de la teoría del repinte.

La única explicación al error es que se trate de una transferencia de tinta por calcado opinión que sólo la hemos vista reflejada en catálogos de la casa Áureo.

Lo que no conseguimos aclarar, en el caso de calcados parciales, es la razón por la que solo ocurre el calcado en una zona y por que el calcado acaba en una alineación perfectamente recta. La explicación que dan los partidarios de considerar el error como un repinte es que existe el papel separador y éste se desplaza dejando al descubierto parte del billete. Creemos que en las impresiones modernas no se utiliza ningún papel separador, por lo que esta explicación no puede ser válida aunque fuese real la posibilidad de un repinte.

Aprovechamos estas imágenes para destacar el billete de Mutis. Este tipo de billetes suele ser muy codiciado por los coleccionistas de errores ya que es un billete destinado a sustituir billetes con errores, es un 9B, y él mismo es un billete con error.

Errores en la firma del cajero:
La firma del cajero se imprimía en los billetes anteriores a 1970, 100 pesetas Falla, en el propio Banco de España, una vez concluido todo el proceso de impresión, para control, validación y posterior puesta en circulación.

Esta impresión se efectúa en tipografía, con lo cual la firma queda en relieve por el reverso, con máquinas en las que el operario introduce el billete individualmente. Al ser la introducción manual, el posicionamiento del billete no es siempre idéntico por lo que la firma, en billetes normales, no está siempre en la misma posición.

Hagamos un repaso de los diferentes errores que conocemos:

- Firma del cajero inexistente. Error producido al no haber introducido el operario el billete en la máquina. Dado que el procedimiento era manual no es infrecuente el fallo. Por otra parte, dado que el borrado no entraña excesiva dificultad y es muy difícil de detectar, es problemático confirmar o no la autenticidad del error, excepto en los billetes con excelente conservación ya que en este caso se vería la falta de apresto en la zona borrada mientras que lo conservaría el resto del billete. Dado que en el mercado no adquiere excesivo valor creemos que no debe ser importante el fraude.

- Firmas dobles o triples. Todas las firmas posicionadas muy juntas y en posición normal. Error poco frecuente. No conocemos falsificaciones, ya que no es fácil de reproducir debido al relieve y al aspecto de la tinta y no estar demasiado valorado. Ver Romero de Torres serie 3S.



- Firma calcada en reverso. Es bastante frecuente en billetes antiguos. Es prácticamente infalsificable y, además, de muy poco valor (Ver Romero de T. serie Y).

- Firma en posición muy desplazada e invertida, pero en el anverso. Es un error bastante codiciado pero no infrecuente. Se produce cuando el billete se ha introducido por el margen opuesto al correcto. (Ver Romero de Torres 2X)



- Firmas en reverso. Error producido al introducir el billete por la cara equivocada. Puede encontrarse dos tipos de error: La firma en su posición normal, pero en el reverso, o invertida y posicionada como hemos indicado en el párrafo anterior. Ver reverso Becker.



Un error muy poco habitual es el billete con la firma bien posicionada y una segunda en el reverso colocada en posición aleatoria (Ver 50 pesetas Rosales). Ignoramos como se produce el fallo del operario.

- Errores inclasificables. Existen billetes con firmas del cajero cuyo origen me resulta inexplicable y que solo puedo atribuirlo a haber sido efectuados a propósito y que se suelen denominar “errores de favor”. Los que ponemos en estas imágenes podemos asegurar que las firmas son auténticas, tanto por el brillo de la tinta, tamaño y relieve provocado. En el billete de Becker se observa una firma en posición normal, dos en medio del billete y el rastro de una cuarta en el margen derecho.



El billete de los Reyes Católicos tiene un papel superpuesto en el que se ha grabado, en posición normal, una doble firma del cajero y en el billete no existe la firma impresa pero si el relieve del grabado en seco provocado al imprimirse las firmas en el papel superior.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti