www.numismaticodigital.com

Royal Canadian Mint

“Santa” en el “20$ x 20$”

“Santa” en el “20$ x 20$”
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

Escucha la noticia

ND© La Royal Canadian Mint (Real Casa de la Moneda de Canadá, Ceca de Ottawa), ha felicitado este año a todos los coleccionistas con una moneda dedicada a Santa Claus perteneciente a la Serie de “20$ x 20$”, es decir monedas con valor nominal de 20 dólares canadienses vendidas al público 20 dólares canadienses. (Leer+)
La moneda conmemorativa de 20 dólares canadienses de Santa Claus tiene una acuñación de 225.000 ejemplares, realizados en plata pura de 9999 milésimas, calidad specimen, con peso de 7’96 gr., diámetro de 27 mm. y canto estriado.


En el anverso se reproduce el retrato de la reina Isabel II realizado por Susanna Blunt, rodeado por las leyendas “Elizabeth II” (Isabel II) y “D.G. Regina” (Reina por la Gracias de Dios).


Diseñado por Jesse Koreck, el reverso ofrece una imagen antigua y tradicional de Santa Claus con los regalos que va a entregar a los niños. Rodeando al “alegre barbudo” aparece una leyenda con valor nominal de la moneda de los “20 Dollars” (20 dólares canadienses), su pureza en inglés y francés “Fine Silver Argent Pur 9999” (Plata Fina 9999 milésimas), el año de emisión “2013” y el nombre del país emisor “Canada” (Canadá).

Esta es la segunda versión con tema festivo después de que el año pasado la Royal Canadian Mint lanzara una moneda que representaba un reno del carruaje de Santa Claus. Todas las nueve ediciones anteriores se agotaron, lo que sugiere que el nuevo “20$ x 20$” de Santa Claus se venderá también en su totalidad.


Papá Noel, Santa Claus, San Nicolás, son algunos nombres con los cuales se conoce universalmente al personaje legendario que según la cultura occidental trae regalos a los niños por Navidad, la noche del 24 al 25 de diciembre.

En 1809 el escritor Washington Irving, escribió una sátira, “Historia de Nueva York”, en la que deformó al santo holandés, Sinterklaas, en la burda pronunciación angloparlante: Santa Claus. Más tarde el poeta Clement Clarke Moore, en 1823, publicó un poema donde dio cuerpo al actual mito de Santa Claus, basándose en el personaje de Irving. En ese poema se hace mención de una versión de Santa Claus, enano y delgado, como un duende; pero que regala juguetes a los niños en víspera de Navidad y que se transporta en un trineo tirado por nueve renos, incluyendo a Rudolph (Rodolfo).


Posteriormente, hacia 1863, adquirió la actual fisonomía de gordo barbudo bonachón con la que más se le conoce. Esto fue gracias al dibujante alemán Thomas Nast, quien diseñó este personaje para sus tiras navideñas en “Harper's Weekly”. Allí adquirió su vestimenta y se cree que su creador se basó en las vestimentas de los obispos de viejas épocas para crear este “San Nicolás”, que en ese momento ya nada tenía que ver con San Nicolás de Mira
A mediados del siglo XIX, el Santa Claus estadounidense pasó a Inglaterra y de allí a Francia, donde se fundió con Bonhomme Noël, el origen de nuestro Papá Noel, quien tenía parecido físico con Santa Claus, pero vestía de blanco con vivos dorados. Igualmente a fines del siglo XIX, a partir de un anuncio estadounidense de la Lomen Company, se crearía la tradición de que Papá Noel procedería del Polo Norte; y se popularizarían completamente los renos navideños como medio de trasporte de Santa Claus.


Luego, a comienzos del siglo XX en 1902, el libro infantil “The Life and Adventures of Santa Claus” de L. Frank Baum, se origina la historia de cómo Claus se ganó la inmortalidad, al igual que su título de santo.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti