www.numismaticodigital.com

Las Monedas de la Traición

Las Monedas de la Traición
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

El Evangelio de Juan expone un antecedente importante de la traición de Judas: el apropiamiento indebido de dinero. Judas era el tesorero del grupo y robaba el dinero destinado a los pobres (Juan 12:6).

 Si la tradición y leyes judías, además de las normas romanas, dictaban que en el templo de Jerusalén sólo y exclusivamente podían atesorarse didracmas y tetradracmas de Tiro como pago del tributo anual, la respuesta es sencilla.

 Por otra parte, se entregan a Judas los treinta siclos citados en Éxodo, 21: 32 y en Zacarías, 11: 12-13, el pago sólo pudo consistir en treinta tetradracmas (siclo y tetradracma eran equivalentes). Es decir, el Sanedrín pagó a Judas en las monedas que formaban parte del tesoro del templo, y no en otras. Concretamente las validadas por el templo: las acuñadas en Tiro.

 El siclo era una unidad de peso hebrea que llegó a variar, según la época, de 9 a 17 gramos. Por ejemplo, el siclo de plata con el que se le pagó a Judas por la traición a Jesús era de 14’4 gramos, lo que hace un total de 432 gramos de plata, casi medio kilogramo de plata. Su diámetro varía al ser su fabricación manual, pero poco, en torno a los 28 mm. de diámetro.

Un siclo equivalía a 4 dracmas. Lo que implica que un dracma, en el caso del siclo de 14’4 gramos, correspondía a 3’6 gramos de plata. El valor de cada tetradracma era de 4 denarios romanos, o sea que al cambio Judas cobró 120 denarios de plata. Teniendo en cuenta que en época de Augusto un muy buen salario mensual eran 20 denarios (un legionario cobraba 18), Judas fue muy bien pagado por su servicio como delator.

Pero veamos con qué tipo de shekel, siclo o tetradracma de Tiro fue pagado Judas.

En el anverso, busto laureado (con corona de laurel) de dios fenicio Melkart (Baal), a derecha, con la piel de un león anudada al cuello. Es un anverso del tipo anepígrafo, es decir sin fecha.

En el reverso, un águila, de pie, a izquierda. Detrás, una hoja de palma. El águila está posada sobre el espolón metálico de un barco de guerra. En el campo derecho (bajo la hoja de palma) la letra “Kaph” hebrea (es la número once del alfabeto hebreo). En el campo izquierdo, dos letras griegas que implican el año de emisión de la moneda. El reverso si tiene leyenda: “Turouieras Kaiasulou”,  lo que significa literalmente “De la ciudad de Tiro, la sagrada e inviolable”.

José María Martínez Gallego

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti