www.numismaticodigital.com

Las Emisiones de Calcografia & Cartevalori  (IV)

Las Emisiones de Calcografia & Cartevalori  (IV)
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

En el presente artículo, cuarto de la Serie dedicada a las emisiones impresas por la Calografía&Cartevalori, en Italia durante la Guerra Civil y fechas inmediatamente posteriores,  comentaremos las emisiones españolas más conocidas de esta imprenta italiana de 100, 500 y 1.000 pesetas.

Billete de 100 pesetas: Anverso Cristobal Colón; reverso, escudo nacional.

Señalar que en algunos catálogos todavía no se menciona la existencia de la serie “I” ya que el Banco de España desconocía esta serie. Es una de las series más escasas del billetario del “Estado Español” pues se emitieron menos de 250.000 ejemplares.

 Conocemos una prueba previa, en calcografía, impresa sobre papel y pegada a un cartón, del motivo central del anverso. El busto de Colón no es el adoptado sino, en nuestra opinión, una versión de un aguafuerte de J. M. Galván y las alegorías de la Geografía y América están menos elaboradas. La composición está en forma especular ya que proviene de la plancha del grabador efectuada para ser trasladada a fotolito para impresión litográfica.

 Se han visto varias pruebas parciales: De anverso sin el busto de Colón, con el busto pero con un tipo de impresión que no sabemos definir, solo el busto y parcialmente los fondos, reversos sin los fondos, fondos del reverso individualizados, etc. Los papeles utilizados pueden ser cartulinas o papeles de seguridad con marcas al agua. Consideramos que son todos ensayos de impresión y no pruebas de artista.

 Se encuentran las siete pruebas de color del anverso. Están realizadas en calcografía y sobre el papel de la emisión. Al ser la impresión solo por una cara las marcas al agua del papel se destacan muy nítidamente. Por el momento no se han visto pruebas de color del reverso quizás por no haberse realizado ya que la composición del mismo admite pocas variaciones.

 Al igual que en todos los billetes de la época se conocen ejemplares desmonetizados con taladro de puntos.

 Consideramos interesante detenernos en los ejemplares falsos de este billete.

 Existen billetes falsos de época desmonetizados con taladro de puntos “falso” y otros con tampón “falso”, dos taladros, alguno de los cuales, escasos, tienen manuscrito el “conforme con el sello falso y taladro”.  Estos billetes, intervenidos por el Banco de España en su momento, son de gran calidad de impresión, distinguiéndose de los auténticos por la falta de marca al agua en el papel. Es tal la calidad aparente de la impresión que se ha mantenido la teoría de que habían sido falsificados con las planchas del fabricante. En estos falsos vemos la importancia de la impresión Orlof: Si se analiza con cuidado los fondos del reverso vemos que las líneas, cuando cambian de color, no tienen continuidad lo que indica que se ha efectuado la impresión con cuatro planchas diferentes, una para cada color,  mientras que con el sistema Orlof se utiliza una sola.

 En los últimos años han aparecido en el mercado multitud de ejemplares con el sello de tampón “falso” y dos taladros, constituyendo el único y curiosísimo caso que conocemos de falsificación de falsos de época. Están impresos en litografía, tanto anverso como reverso, con varias planchas pero con un ajuste extraordinario, mejor que los de época, ajuste que en la época de circulación de los billetes no era factible de realizar.

 Billete de 500 pesetas: Anverso, D. Juan de Austria; reverso, batalla de Lepanto.

 De este billete es del que conocemos el mayor número de pruebas de color.

 Se conoce una prueba de anverso con numeración “ceros” proveniente de la colección de Vicenti. Al no haberla visto personalmente no podemos dar más detalles sobre ella.

 Existen 6 pruebas diferentes de anverso, efectuadas sobre el papel de la emisión y 7 de la impresión calcográfica, también del anverso, sobre cartulina. Cuando se ofertan en catálogos, nos imaginamos que por desconocimiento, nunca separan los dos tipos  pero se diferencian con facilidad ya que la impresión litográfica es muy llamativa pero, sobre todo, porque los anversos completos no llevan pie de imprenta y los únicamente con la calcografía sí lo tienen.

 De los reversos hay 7 pruebas de color del reverso completo, impreso sobre papel de la emisión, y 7 de la impresión calcográfica impresas sobre cartulina. Al ser muy difícil  ver la impresión litográfica en imágenes, es muy problemática la distinción por lo que la única manera segura es fijarse en el pié de imprenta; al igual que en los anversos la impresión completa no lleva pie de imprenta y sí la solo calcográfica.

También existen, rarísimos, billetes inutilizados con taladro de puntos y dos ejemplares numerados y con la extraña impronta “muestra” que ya hemos comentado en los billetes anteriores.

 No sabemos de la existencia de ningún billete falso, quizás porque no los hubo dada la dificultad de hacerlos circular al ser un valor tan alto para una época de gran penuria.

 Billete de 1.000  pesetas: Anverso, Murillo; reverso, reproducción del cuadro “Niños contando dinero”

 De este billete se conoce una prueba de color de anverso numerada (B 2005370), sin firma del cajero, y una de reverso, también con colores no adoptados que se subastaron juntamente. Señalar lo extraño de la numeración.

También se conocen 7 pruebas de color del anverso, sin numerar y, naturalmente sin firma del cajero. Solo conocemos la prueba de reverso, anteriormente mencionada.

Se conocen dos ejemplares numerados y con la impronta “muestra” ya mencionada y aunque no hemos visto billetes con el “inutilizado” damos por supuesto su existencia.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti