www.numismaticodigital.com

Royal Canadian Mint

¡Canadá se vuelve “Friki” y embrujada!

¡Canadá se vuelve “Friki” y embrujada!

miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h

ND© La Royal Canadian Mint (Real Casa de la Moneda de Canadá, Ceca de Ottawa) es uno de los referentes de las masivas acuñaciones anuales con motivos muy dispares, dentro de un gran abanico de diseños y ofertas de monedas conmemorativas y bullion de todo tipo. Pero ahora, rizando el rizo, la RCM da un paso más y acuña una moneda coloreada de cuproníquel en busca del sector “friki” de la numismática, que también lo hay.

La terroríficamente hermosa moneda de 25 centavos es la primera de una nueva serie titulada ¡Canadá Embrujada! que da vida a algunas de las historias legendarias de fantasmas en Canadá.

La imagen de la moneda cuenta la historia de la novia fantasma: Cuenta la leyenda que una novia hizo del Fairmont Banff Springs Hotel su hogar eterno desde la década de 1930 cuando, al pisar mal la escalera, de repente tropezó y cayó muriendo trágicamente. Desde entonces, algunos afirman haberla visto bailar en el salón del hotel o caminando por la escalera, como lo hizo en ese fatídico día en que la muerte trajo un trágico final a su historia de amor  “Hasta que la muerte nos separe”.

El anverso de la moneda muestra la tradicional imagen de la reina Isabel II, realizado por Susanna Blunt, rodeado por la leyenda “Elizabeth II D.G. Regina” (Isabel II Reina por la Gracia de Dios).

En el reverso de la moneda aparece un retrato de una novia con los ojos cerrados, su novia tocado suavemente en cascada sobre sus hombros. Gracias al uso creativo de la tecnología lenticular, un efecto singularmente inquietante se produce cuando se inclina la moneda: los ojos de la novia, de repente, aparecen abiertos, mientras que la luz de las velas se alinean hasta el fondo negro de la escalera. A continuación, el pecho de la novia se transforma en la imagen familiar de la configuración de nuestra historia: el majestuoso Fairmont Banff Springs Hotel. Al girar de nuevo la moneda, los ojos de la novia vuelven a cerrarse y desaparece los demás elementos de la tétrica escena.

Construido en 1888, el emblemático hotel Fairmont Banff Springs ha sido durante mucho tiempo una escapada de montaña de primera categoría para los amantes de la naturaleza, viajeros e incluso la alta sociedad. Su belleza arquitectónica y las vistas impresionantes del paisaje circundante de las Montañas Rocosas han cimentado su reputación como un elegante ambiente romántico para bodas y eventos especiales.

Según cuenta la leyenda, el día de la boda se llevó a cabo con un inicio más que prometedor para los jóvenes enamorados. El novio estaba en la biblioteca, esperando a la novia para llegar juntos al glamuroso salón para las celebraciones de la noche. Cuando los recién casados salieron a la escalera de sinuosa piedra caliza, las numerosas velas encendidas que se alineaban en los pasos echaron un resplandor ámbar suave sobre la novia, que estaba resplandeciente en su vestido de encaje blanco y velo.

Tal vez la novia pisó con su talón el borde de su vestido o algún movimiento hizo que su vestido rozara la llama de una vela, el caso es que algo asustó a la novia que, de repente,  tropezó y cayó por las escaleras falleciendo fatalmente. Fue un final verdaderamente trágico para una historia de amor y una vida que fue cortada demasiado pronto.

Pero la historia de esta novia no termina con su muerte. Durante años, han circulado historias sobre las apariciones en el hotel de una mujer vestida de novia, con su traje blanco y su velo, que se mueve silenciosamente hacia arriba y abajo de la escalera. Algunos afirman haber visto a esa novia bailando sola en la soledad otro mundo de otro mundo. Se cree que este Bride Dancing está tratando de revivir ese fatídico día, cuando la muerte les negó a ella y a su amado su primer baile de recién casados.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti