www.numismaticodigital.com

Birmania: ¿Y si emitimos billetes con denominaciones locas?

Birmania: ¿Y si emitimos billetes con denominaciones locas?
miércoles 12 de noviembre de 2014, 02:47h

Escucha la noticia

Si ya la economía de país está acabada, destrozada y colapsada, ¿qué más da que juguemos a emitir billetes que bien podrían ser de “Monopoli”? Pues eso fue justamente lo que hizo nuestro ilustrísimo Ne Win, presidente de la entonces Birmania entre 1974 y 1981, pero en el poder como líder de la Junta Militar desde 1962 y hasta 1988 como líder del único partido permitido en el país.
Resulta que este gran señor, además de ser un militar de estos atroces que mata a todo el que no está de acuerdo con él, era fanático de los adivinos y los numerólogos. Así, siguiendo los consejos de su numerólogo de cabecera, en 1985 decidió introducir el billete de 75 kyat, la moneda nacional, seguido por billetes de 15 y 35 kyats el año siguiente. Con la introducción de los nuevos billetes también decretó que las antiguas denominaciones de 50 y 100 kyat serían desmonetizadas después de un corto período de gracia en el cual los ciudadanos podrían cambiar sus antiguos billetes en los bancos.

Billete de 35 kyats de Birmania.

Pero la historia no se acaba aquí. En 1987, Ne Win recibió otra iluminación divina de su numerólogo de cabecera que ahora le dijo que su número de la suerte era el 9. ¡Todo había tenido sentido para él en la vida! Y para actuar consecuentemente, ordenó la emisión de billetes en denominaciones que fueran divisibles por 9… Así, el gobierno emitió billetes de 45 y 90 kyats para remplazar los antiguos billetes de 25, 35 y 75 kyats. Pero como él no podría existir sin hacer la vida de los birmanos más miserable, esta vez no permitió el cambio de los billetes nuevos por los viejos sino que simplemente decretó que los antiguos habían dejado de tener validez. Todo esto ocurrió mágicamente el 5 de septiembre de 1987 a las 11’00h. am, momento en el cual cerca del 60% de los billetes del país pasaron a ser simplemente papeles que no servían para nada.

Billete de 45 kyats de Birmania, emitido con la “prueba del 9”.

Imagínense las caras de todos los birmanos que habían perdido gran parte de sus ahorros repentinamente insultando hasta la bisabuela de Ne Win que seguía en su palacete feliz de la vida mientras su población no tenía ni con qué comer. Ahí tienen, uno más de los infames que gobiernan los países de este pobre y dolido planeta.

Mr. Mapache

www.blogdebanderas.com

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti