www.numismaticodigital.com

Sobre grabados y diseños: el ejemplo de Doña Isabel de Portugal

Sobre grabados y diseños: el ejemplo de Doña Isabel de Portugal
miércoles 20 de mayo de 2015, 03:57h
ND© Se puede tener mejor o regular acierto en la elección de un tema para ser monetizado, convertido en moneda conmemorativa o circulante, acuñada en metal precioso, en aleaciones de cuproníquel o simplemente en cobre. Se puede tener mayor o regular fortuna en el acabado final. Pero lo que han hecho con el retrato de Doña Isabel de Portugal…

Incluso se puede tener mejor o peor criterio en la “lectura” final de la obra de un artista diseñador y grabador. Hasta, posiblemente, la persona que tiene en sus manos la moneda acabada y estudia sus contenidos y motivos de anverso y reverso puede carecer de gusto estético y desconocer el arte de la moneda. Todo eso puede suceder.

Pero si más de un coleccionista de moneda conmemorativa actual coincide en la falta de “bondad” del autor de un diseño sobre el personaje interpretado, malo, malo, malo…

Eso es lo que ha ocurrido sobre el motivo del reverso que aparece en la moneda lusa de 5 euros en cuproníquel, que aparecerá el próximo mes de junio, de la Serie “Reinas de Europa” dedicada a “Doña Isabel de Portugal”.


En este caso, el reverso, que reproducimos a gran tamaño, nos muestra la imagen de una mujer de época renacentista, entrada en años, con mirada adusta, que nos recuerda a la reina Isabel de Inglaterra de la época de la Armada Invencible. Es decir, con cara de mala uva.

Pero en realidad, el retrato original en el que se ha basado el diseñador de la moneda no se parece más que en los abalorios, ropaje y cabello recogido en trenzas con broche frontal.

El citado retrato base del diseño fue pintado por Tiziano, pintor de la corte de Carlos I, en 1548, estilo manierista, nueve años después del fallecimiento en Toledo de Isabel de Portugal, en 1539. Para la realización de ese retrato Tiziano utilizó otro, de pintor desconocido, del que no se guarda ninguna referencia, ya que fue destruido en 1604 en un incendio en el Palacio del Pardo.

La retratada es Isabel de Portugal, esposa de Carlos I de España e hija del rey Manuel I de Portugal, que contaba 23 años cuando se convirtió en reina y emperatriz consorte en 1526. Esa podría ser una fecha de referencia del primer retrato de la reina Isabel de Portugal, debido a ese autor desconocido y plasmado posteriormente por Tiziano.

La singular belleza era destacada en las cortes europeas de la época. De ella se decía que era una joven alta, esbelta de ojos grises y cabellos dorados. Nada que ver con la interpretación del diseñador de la Casa da Moeda de Lisboa del retrato pintado por Tiziano.

Juzguen ustedes mismos viendo el cuadro y su interpretación amonedada. Yo ya lo hice, de ahí que haya traído la imagen comparativa a esta sección de “Opinión”.

Flaco favor estético ha hecho el diseñador portugués de la Casa da Moeda de Lisboa, del que no ofrecen ninguna referencia por ahora, a la mejor reina consorte que ha tenido España y su imperio.



Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti