www.numismaticodigital.com

La mitología y la moneda: Olimpia

La mitología y la moneda: Olimpia

Escucha la noticia

miércoles 05 de agosto de 2015, 03:33h

Escucha la noticia

Cuando los curetes idearon la forma de entretener a Zeus niño no podrían imaginar, pese a su naturaleza divina, la trascendencia socioeconómica de su invento y la perdurabilidad del mismo.

El propio Heracles, desde su morada de los Campos Elíseos, contemplará ahora asombrado la versión moderna de aquellas competiciones que él rescató del olvido e impulsó para mayor gloria de su padre, el todopoderoso rey del Olimpo. Remontémonos en el tiempo y echemos una fugaz mirada a los orígenes de los Juegos Olímpicos.

Relatos cosmogónicos griegos decían que en los albores de los tiempos, Urano, el dios del Cielo y Gobernador del universo, se había granjeado la malquerencia de su esposa Gea, diosa de la Tierra, por haber escondido en el Tártaro, lo más recóndito del Inframundo, a sus hijos menores, Cíclopes y Hecatónquiros, para no verse obligado a contemplar sus monstruosas anatomías.

Gea decidió sublevarse contra su marido e hizo un llamamiento a sus otros hijos, los Titanes, para que le ayudaran a deponer al soberano. Sólo Cronos, el más joven de ellos respondió a la llamada materna con la intención de satisfacer su acuciante anhelo de hacerse con el poder de su padre. El titán liberó a sus hermanos cautivos y se enfrentó al rey en un duelo cósmico en el que alcanzó la victoria tras mutilar a su oponente cercenándole los genitales. Obtenido el triunfo, volvió a encerrar en el Tártaro a Hecatónquiros y Cíclopes, a quienes temía.

El derrotado Urano, antes de retirarse a los Campos Elíseos, lo maldijo augurándole que él también sería derrocado por uno de sus hijos.

Cronos accedió al trono divino junto a su hermana Rea y la época de su gobierno fue conocida como la edad dorada porque no eran necesarias las leyes ya que todos se comportaban honestamente y la inmoralidad era desconocida.

Fue buen gobernante, pero vivía obsesionado con la maldición paterna y, conforme iban naciendo sus hijos Deméter, Hera, Hades, Hestia y Poseidón, los engullía.

“Saturno devorando a un hijo”. Francisco de Goya. Museo del Prado, Madrid.

Próximo el nacimiento de su sexto vástago, Rea solicitó la ayuda de su madre, Gea, para salvarlo con objeto de que Cronos tuviese el justo castigo que merecía por los actos perpetrados contra su progenitor y sus propios hijos. Rea dio a luz en secreto en la isla de Creta y entregó a Cronos una piedra envuelta en pañales que éste tragó creyendo que era su hijo.

El recién nacido quedó oculto en una cueva del monte Ida alimentado con la leche de la cabra Amaltea y custodiado por los curetes, personajes supuestos hijos de Gea, que, cuando Zeus lloraba, hacían entrechocar sus armas produciendo un ruido que impedía a Cronos escuchar el llanto del bebé.

La cueva de Zeus en el monte Ida de Creta.

Tras pasar la infancia en este lugar, los propios curetes trasladaron al niño a Olimpia, en la Élide, donde construyeron un refugio para albergar al infante. Al objeto de entretenerlo, uno de ellos propuso hacer una carrera en su honor y premiar al vencedor con una corona de olivo.

Mucho tiempo después, Augias, un hijo de Helios, fue rey de la Élide y se hizo famoso porque su ganado nunca enfermaba ni era presa de las alimañas ya que estaba custodiado por doce toros regalados por su padre que repelían los ataques. Su cabaña era la más numerosa y alardeaba de que sus establos nunca habían sido limpiados.

Euristeo impuso a Heracles, como quinto trabajo para purificarse por haber dado muerte a sus hijos, la tarea de limpiarlos en un solo día, cosa aparentemente imposible, pensando que el héroe quedaría muy humillado al fracasar en una tarea denigrante. Al propio tiempo, Augías prometió entregarle una parte de su ganado si realizaba la misión en el tiempo marcado por el rey de Micenas.

Heracles abrió un canal que atravesaba los establos y desvió por él los ríos Alfeo y Peneo que arrastraron todo el estiércol quedando las cuadras completamente limpias.

Augias se negó a cumplir su promesa alegando que el trabajo lo habían realizado los ríos, y cuando el testimonio de su hijo Fileo convenció a los jueces para que le dieran la razón a Heracles, Augías lo desterró del reino.

El primer intento de venganza del héroe fracasó, pero, posteriormente llevó a cabo su represalia saqueando la Élide, matando a Augias y colocando en el trono a Fileo.

Para celebrar la victoria, recuperó una tradición del lugar de hacer competiciones deportivas en honor a Zeus instaurando los Juegos Olímpicos, que, a partir de entonces se celebrarían cada cuatro años. Los vencedores de las distintas pruebas recibían como premio una corona confeccionada con las ramas de un olivo que Heracles plantó ante el templo de su padre. La primera reunión documentada data de 776 a. C.

Ruinas del estadio olímpico.

Olimpia también alcanzó la fama por ser un centro religioso al transformarse el primitivo refugio de Zeus niño en un afamado santuario y construirse un templo en honor de Hera en el que se guardó el disco de piedra donde se inscribió el acuerdo los reyes de la Hélade de suspender todos los enfrentamientos bélicos en curso desde unos días antes de comenzar la Olimpiada hasta unas jornadas después de finalizada, así como las reglas de las competiciones.

Maqueta arquitectónica del recinto del santuario de Olimpia

(Museo Británico).

También destacaba en la ciudad la desaparecida estatua de oro y marfil de Zeus tallada por Fidias tras la victoria sobre los persas en la Segunda Guerra Médica. Cerca del templo, excavaciones arqueológicas han encontrado el taller de Fidias, con numerosas herramientas del escultor.

Las monedas de Olimpia se batían, por lo general, en años olímpicos y utilizaban como diseño las cabezas de Hera y Zeus así como los símbolos de éste, águila, rayo. También solía aparecer Nike, la Victoria.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/SNGBerry_806.jpg

Hemidracma batido hacia 468 a. C. (Olimpiada 77)

Anverso: Águila volando que lleva una serpiente en el pico con el cuerpo enrollado en torno a la cola del ave.

Reverso: Rayo alado en un círculo incuso.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/Seltman_069e.jpg

Estátera acuñada entre 452-432 a.C. (Olimpiadas 82-87)

Anverso: Águila volando que lleva una libre muerta entre las garras.

Reverso: Las letras F A y Nike avanzando hacia la izquierda sosteniendo una corona en su mano derecha extendida.

http://www.coinarchives.com/a/lotviewer.php?

Hemidracma emitido en 432 a.C. (Olimpiada 87)

Anverso: Águila con las alas desplegadas sosteniendo una liebre por sus cuartos traseros y desgarrándola con el pico.

Reverso: Rayo con alas arriba y volutas abajo en un círculo incuso.

http://www.coinarchives.com/a/lotviewer.php?

Estátera emitida en 420 a. C. (Olimpiada 90)

Anverso: Cabeza de Hera con estefano decorado con palmetas unidas por zarcillos, las letras HPA sobre ella y Λ bajo la barbilla.

Reverso: Rayo fulminador erguido, F A a ambos lados rodeados por una corona de olivo.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/BMC_91.jpg

Dracma emitido en 368 a. C. (Olimpiada 103)

Anverso: Letras F-A, cabeza de Hera con estefano adornado con palmitas con H-R-A inscritas entre ellas.

Reverso: Águila de pie con las alas desplegadas y cabeza vuelta rodeada de puntos en círculo incuso.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/BCD_120.jpg

Tritertartemorion (3/4 Óbolo) batido en 360 a. C. (Olimpiada 105)

Anverso: Cabeza de Zeus tocado con tainia (cinta para el pelo)

Reverso: La letras F A L entre las T T T dispuestas en dibujo circular.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/Seltman_314a.jpg

Estátera batida hacia 352 a. C. (Olimpiada 107)

Anverso: Letras F A, cabeza de Hera con estefano decorado con palmitas y lirio.

Reverso: Águila con las alas abiertas dentro de una corona de olivo.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/SNGCop_420.jpg

Hemidracma emitido entre 352-348 a.C. (Olimpiadas 107-108)

Anverso: Cabeza laureada de Zeus.

Reverso: Águila de pie sobre un capitel jónico, las letras F A a ambos lados y una rama de olivo a la derecha.

http://www.coinarchives.com/a/lotviewer.php?

Estátera acuñada en 340 a. C. (Olimpiada 110)

Anverso: Laureada y barbada cabeza de Zeus.

Reverso: Las letras F-A/A-P a ambos lados de un águila pisando la cabeza de un carnero.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/Seltman_344.jpg

Estátera batida hacia 332 a. C. (Olimpiada 112)

Anverso: Cabeza de Hera con estefano.

Reverso: Águila de pie sobre un objeto oval. Todo dentro de una corona de olivo.

http://www.coinarchives.com/a/lotviewer.php?

Estátera batida en 328 a. C. (Olimpiada 113)

Anverso: Cabeza laureada de Zeus.

Reverso: Águila, serpiente y H a la derecha, rayo de Zeus a la izquierda.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/McClean_6638.jpg

Hemidracma acuñado entre los siglos IV-III a. C.

Anverso: Laureada cabeza de Zeus.

Reverso: Águila posada sobre el capitel de una columna corintia.

http://www.wildwinds.com/coins/greece/elis/olympia/Jameson_2510.jpg

Estátera batida entre 269-250 a. C.

Anverso: Laureada cabeza de Zeus.

Reverso: Letras F-A, águila con las alas plegadas con una serpiente enroscada en la cola y las letras A- R (retrógrada)

http://www.coinarchives.com/a/lotviewer.php?

Dracma batido entre 250-208 a. C. (Olimpiadas 134-143)

Anverso: Águila volando asiendo una liebre con las garras.

Reverso: Rayo con las letras F A flanqueándolo en un círculo superficialmente incuso.

Próxima entrega: Creta (I) (El origen de la civilización minoica)

Bibliografía:

Teogonía. Hesíodo. Librodot.com

Diccionario de la mitología griega y romana. Joël Schmidt. Larousse-Planeta

José A. Jiménez Peris

http://ww.historiadelasmonedas.wordpress.com/

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti