www.numismaticodigital.com
La moneda circulante en Argentina hasta la Ley de peso moneda nacional (y II)

La moneda circulante en Argentina hasta la Ley de peso moneda nacional (y II)

Por Ricardo Méndez Barozzi

miércoles 19 de agosto de 2015, 04:37h
En el anterior capítulo, publicado en “Numismático Digital”, junio de 2015 (Ver http://www.numismaticodigital.com/noticia/8472/la-moneda-circulante-en-argentina-hasta-la-ley-de-peso-como-moneda-nacional-i.html), comentábamos que después de la Revolución del 25 de mayo de 1810, movimiento de los sectores liderado por el regimiento de Patricios, que depusieron al virrey Cisneros, al considerar cesada la autoridad que él representaba, conformaron la Primera Junta, la cual quedó bajo la presidencia de Cornelio Saavedra, estableciendo un grupo de secretarios y vocales. No obstante, reconocieron la fidelidad al rey Fernando VII, cautivo en Bayona.

Cornelio Saavedra.

Provincia de Buenos Aires, 2 Reales, 1854.

El 3 de febrero de 1852, tropas de Entre Ríos, Corrientes, la Banda Oriental y el Brasil, al mando del gobernador entrerriano Justo José de Urquiza derrocaron a Rosas en la batalla de Caseros. Sin embargo, el 11 de Septiembre de 1852 estalló una revolución por la que Buenos Aires se separó de la Confederación, la que fijó su capital en la ciudad de Paraná. Esta situación generó una separación por casi una década, produciéndose en octubre de 1859 la victoria de la Confederación en Cepeda que duraría hasta que Bartolomé Mitre venciera en Pavón a la Confederación en septiembre de 1861, disolviendo al Estado de Buenos Aires e incorporándose como provincia a la República Argentina.

Confederación Argentina, 2 centavos, 1854.

Las monedas fueron emitidas por el Banco Nacional de la Confederación en 1854. Como en ese momento era imposible acuñar las monedas en las dos cecas de la Confederación, se autorizó su contratación en Europa, y se emitió por un importe total de 100.000 pesos en los valores de 1, 2 y 4 centavos. La expresión centavos aparecía por primera vez en la historia monetaria argentina.
Las piezas llevaban, en su anverso, un sol con la leyenda circular CONFEDERACION ARGENTINA; en el centro del reverso, el valor y la leyenda en el perímetro TESORO NACIONAL-BANCO. Estas monedas fueron de curso legal desde el 18 de Enero de 1855, remitiéndose a partir de entonces a las demás provincias argentinas. En 1856, los cobres se utilizaban en todo el territorio de la Confederación -excepto, obviamente en Buenos Aires-, por lo que estas monedas son las primeras de verdadero carácter nacional desde las acuñaciones patrias de 1813 y 1815.

Bolivia, 8 Soles, 1860.

Entre 1861 y 1881 no hubo acuñación de moneda metálica en el país.
La escasez de numerario se fue paliando con divisas de los países limítrofes, especialmente de Bolivia. Durante el año 1869 al llegar el Coronel Lucio V. Mansilla a un acuerdo con Mariano Rosas, el temido jefe de los ranqueles, decide ganar la confianza de una mujer llamada Carmen, quien no solo oficiaba de lenguaraz sino también de gestora de buenos oficios ante los caciques, se ofrece como padrino de una hija de Carmen, en la ceremonia de bautismo, celebrada en Río Cuarto, el mismo Mansilla contaba que dejó entre los muchachos un recuerdo inolvidable de su magnificencia “a causa de unos veinte pesos bolivianos que cambiados en medios y reales arrojé a la marchanta esa noche inolvidable” . La anécdota sirve para ilustrar que las monedas que menciona Mansilla no eran divisas extranjeras sino dinero de curso legal en muchas provincias en aquellos tiempos en los que Argentina carecía de una moneda nacional.

Entre Ríos ½ Real. 1867.

También hubo emisiones privadas como la realizada en la Colonia San José, establecimiento fundado por Urquiza en 1857, en parte de sus tierras, con colonos procedentes de Suiza e Italia. Urquiza concibió la idea de labrar piezas de plata del valor de medio real. Para ello pidió el concurso del grabador italiano Pablo Cataldi, quien acuñó pequeñas monedas con el escudo de Entre Ríos en el anverso, y en el reverso, en seis líneas: MONEDA CIRCULANTE DE SAN JOSE, UN MEDIO, 1867.

Araucanía y Patagonia, 2 Centavos. 1874 (moneda de pretensión de Orlie Antoine de Tounens).

En agosto de 1858, desembarca en Coquimbo, Chile, el aventurero francés Aurelio Antonio de Tounens. Pasa un año y medio de desventuras por Chile, informándose de las costumbres indígenas y madurando su plan. En octubre de 1860 viaja hasta las orillas del río Imperial, al sur de Valdivia, región en la que Quilapán -cacique de los araucanos- es dueño y señor. Los brujos de las tribus habían predicho que se obtendría la Independencia Araucana cuando apareciera como jefe de los indígenas un hombre blanco. Esta profecía allanó los obstáculos a Tounens y le facilitó la amistad con los jefes indios, especialmente con Quilapán. En noviembre del mismo año, se proclamó Rey de Araucanía y Patagonia. En enero de 1862; Orlié I fue apresado por el ejército chileno. Sometido a juicio el 19 de julio del mismo año el Juez Matus dicto sentencia sobreseyendo la causa por considerar que el procesado no estaba en su sano juicio, ordenando que se lo recluyera en la Casa de Orates de Santiago, de donde salió luego de ser reclamado por el encargado de negocios de Francia. Instalado en Paris publica sus memorias en 1863, reafirma sus derechos a la corona de Araucanía y Patagonia, consagrada, según dice por el libre sufragio de ambos países. Logra volver luego de numerosas gestiones en la segunda mitad de 1869 llegando a la ensenada patagónica de San Antonio. Al llegar es protegido por los caciques pampas, se anoticia que su amigo Quilapán es el jefe de las tribus levantadas en armas contra el gobierno chileno por lo que toma parte activa en la insurrección pero los triunfos del general Pinto o el conocimiento de que Cornelio Saavedra[1] había puesto precio a su cabeza le obliga a abandonar nuevamente su reino. Intenta realizar una tercera expedición en 1874 cuando acuña moneda, pero enterado el gobierno chileno envió notas de protesta a Francia y de este modo frustra su tercer intento colonizador. El gobierno argentino no se dio por enterado de los hechos.

Bartolomé Mitre, Gobernador de Buenos Aires, 1860- 1862 y Presidente de la Nación Argentina, 1862-1868.

El gobierno de Mitre se caracterizó por una serie de guerras civiles en varias provincias y la guerra de la Triple Alianza, junto al Uruguay y al Imperio del Brasil contra el Paraguay, hasta terminar su mandato en 1868, su sucesor Domingo Faustino Sarmiento fue partícipe del fin de la mencionada guerra, se aplicó a restablecer la disciplina en distintos niveles y hacer cumplir la Constitución, a pesar de carecer de un partido político propio, también promovió el sistema de educación pública y bajo su gobierno creció enormemente la inmigración.


Domingo F. Sarmiento, Presidente de la Nación Argentina entre 1868 y 1874.


Chile, Un Peso, 1875.

Aún en 1876 los comerciantes mendocinos tenían que comprar plata chilena (la única disponible en Mendoza), cambiarla por pesos fuertes en otra provincia, para luego convertirlos a plata boliviana en Rosario para poder hacer finalmente comprar, esta notable “ingeniería financiera” se realizaba a fin de evitar una pérdida de hasta el 35% como la padecida por los comerciantes en Tucumán quienes solo disponían de “pesetas bolivianas”. Durante las presidencias de Mitre y Sarmiento se intentó corregir estos inconvenientes autorizando a bancos públicos y privados a emitir billetes en pesos fuertes, pero las cuentas fiscales en esos años no poseían la solidez necesaria para asegurar la conversión con lo cual estos billetes encontraron en las provincias un fuerte rechazo.

Un Peso (Patacón) Moneda Nacional, 1881.


Julio Argentino Roca, Presidente de la Nación Argentina, entre 1880-1886 y 1898-1904.

Sarmiento fue sucedido por su ministro de Justicia, Nicolás Avellaneda, quien continuó con las políticas de su antecesor y además bajo su mandato se realizó la Campaña del Desierto entre 1878 y 1879 a fin de extender la frontera con los indígenas, a cargo de Julio Argentino Roca, quién luego sería su sucesor desde 1880 y, bajo su gobierno el 5 de noviembre de 1881 se sancionaría la Ley de Peso Moneda Nacional.

Notas

[1] Se refiere a Cornelio Saavedra Rodríguez, general del ejército chileno que participó en la campaña de Araucanía ordenada por el presidente Montt en 1862 y 1867, homónimo del Presidente de la Primera Junta de 1810.

Bibliografía

Alemán, J; en Billetes y estampillas de los 200 años. Muchas monedas y ninguna, edición del bicentenario del Diario Clarín, Buenos Aires, 2010.

Álvarez, J; Temas de historia económica Argentina II. Junta de Historia y Numismática Americana, Buenos Aires, 1929.

Gallo, E y Cortés Conde, R.; La república conservadora. Buenos Aires, Hyspamerica, 1986.

Gorostegui de Torres, H.; La organización nacional, Buenos Aires, Piados, 1984.

Méndez Barozzi, R; Orlie Antoine de Tounens, rey de Araucania y Patagonia. El Telégrafo del Centro, Buenos Aires, CNBA, 2007.

Rock, D.; La construcción del estado y los movimientos políticos en la Argentina, 1860-1916. Buenos Aires, Prometeo, 2006.

Ternavasio, M; Historia de la Argentina, 1806-1852. Buenos Aires, Siglo XXI, 2006.

http://worldcoingallery.com/countries/Argentina_all1.php

Consultado el 22/03/2015.

http://www.acsearch.info/

Consultado el 22/03/2015.

http://www.billetesargentinos.com.ar/monedas/primeras_monedas.htm

Consultado el 24/05/2015.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti