www.numismaticodigital.com
Alfonso XIII y el Palacio Real en el billete de 50 pesetas de 1927

Alfonso XIII y el Palacio Real en el billete de 50 pesetas de 1927

Por Vanessa Montesinos Muñoz

miércoles 04 de noviembre de 2015, 05:24h
Para este mes hemos escogido el billete de 50 pesetas en el que aparece la efigie del monarca reinante en ese momento, Alfonso XIII. El Banco de España le encargó la calcografía a la casa Bradbury and Wilkinson de Londres, aunque el rey quería que se hiciera en España.

La fecha de emisión coincide con la del aniversario del soberano: el 17 de mayo y el año fue 1927. En su anverso vemos una imagen de Alfonso XIII grabado a buril y el Palacio Real desde la calle Bailén, en el extremo inferior se ve parte de los jardines Sabatini. En el reverso la obra de José Moreno Carbonero: “Fundación de Buenos Aires por Juan de Garay”. Como marca al agua aparece la cabeza coronada de la Reina Victoria Eugenia de perfil. Su tamaño es de 130 x 90 mm. y la tirada fue de 10.000.000 de ejemplares.

Anverso y reverso del billete de 50 pesetas de 1927, cortesía de Félix Cuquerella.

Comenzaron a circular en agosto de 1929, cuando en 1931 se declaró la II República los billetes que había en circulación en ese momento, poseían imágenes de reyes en su anverso por lo que se decidió ponerles el sello con el escudo de la República y una leyenda que rezaba “República Española”, en las caras de los soberanos para no parar la actividad comercial, mientras salían los billetes encargados por el gobierno republicano. Cuando finalizó la guerra, en el 39, este billete dejó de circular.

Sello de la República. “Numismático Digital”.

Alfonso XIII fue rey de España desde su nacimiento en 1886 hasta que se proclamó la II República en 1931, fue hijo póstumo de Alfonso XII, y durante su minoría de edad se hizo cargo de la Regencia su madre la reina María Cristina de Habsburgo-Lorena hasta que en 1902 cumplió los dieciséis años. ste billete dejó de circular.

Fotografía de Alfonso XIII. Cortesía Conmemora.

Alfonso se hizo cargo de un país sumido en graves problemas a causa de los cambios sociales que se dieron en el siglo XIX. No todos los grupos sociales estaban representados políticamente, las clases populares, como los campesinos, vivían una situación desastrosa, el latente nacionalismo catalán y en el exterior los inconvenientes derivados de la Guerra del Rif en Marruecos y sobretodo los sucedidos en 1898 cuando España perdió gran parte de sus posesiones atlánticas a causa de la independencia de Cuba y la guerra contra Estados Unidos; y las que aún conservaba en Oceanía, tan lejanas que era imposible defenderlas, por lo que fueron vendidas a Alemania un año después.

En septiembre de 1923 el capitán general Primo de Rivera da un golpe de Estado que provoca que el monarca acepte la dictadura bajo la que vivirá España hasta principios de 1930 al fallecer Primo de Ribera, fue entonces cuando el soberano aprovechó para restablecer y regenerar la monarquía, pero la clase política no le respaldó, ya que se sentían traicionados tras el apoyo que Alfonso había dado al dictador.

En abril de 1931 tuvieron lugar unas elecciones que fueron tomadas como un referéndum entre la monarquía y la república. Tras ellas, Alfonso se marchó voluntariamente al exilio. Falleció en Roma en 1941 y hasta 1980 sus restos no fueron trasladados al Panteón de los Reyes del Monasterio de El Escorial.

En referencia al Palacio Real, que aparece en el anverso, decir que se edificó sobre las ruinas del incendiado Alcázar de los Austrias a partir de 1738. Felipe V, primer monarca de la dinastía Borbón en España, le encomendó la obra al arquitecto italiano Filippo Juvara, que falleció prematuramente, por lo que se encargó su discípulo Giambattista Sacchetti. El italiano planteó una estructura de planta cuadrada que rodeaba un patio cuadrado también. En los ángulos del edificio se construyeron cuerpos salientes. En los años sesenta, fue Carlos III quién mando ampliar el Palacio a Francesco Sabatini, que proyectó una serie de galerías donde albergar distintas dependencias para encuadrar la Plaza de la Armería, además de dos alas a lo largo del patio central y la extensión de la fachada norte. Las obras empezaron rápidamente, pero debieron interrumpirse, por lo que muchos cimientos quedaron ocultos bajo una explanada donde se construyeron unas caballerizas que fueron derribadas en el siglo XX, todo ello se ubicaba en lo que hoy son los Jardines Sabatini. Pero fue Fernando VII quien le dio el aire francés que contemplamos actualmente, debido a su prolongada estancia en el palacio galo de Valençay, donde estuvo preso.

Palacio Real de Madrid. Foto de la autora.

El autor del cuadro que se reproduce en el reverso del billete es José Moreno Carbonero nació en Málaga en 1860, destacó muy joven en el dibujo, así que en 1868 ingresó en la Escuela de Bellas Artes de San Telmo en Málaga, bajo la maestría de Bernardo Ferrándiz. Dos años después conseguiría la medalla de oro en una exposición que se celebró en su ciudad natal. Además de su formación malagueña, viajó a Marruecos donde pintó obras de temática africana similares a las que realizó Mariano Fortuny; en Paris aprendió en el taller de Jean-Léon Gérôme y una beca le llevó a Roma, allí tuvo contacto con la pintora italiana. Fue catedrático de dibujo del natural y académico de la Academia de Bellas Artes de San Fernando. Participó en la decoración de la madrileña iglesia de San Francisco el Grande y recibió encargos de diferentes instituciones, como el Senado o el Gobierno Argentino, que le solicita la obra que aquí nos ocupa. Se le conoce como pintor academicista, su obra se caracteriza por los cuadros de historia, que fueron muy galardonados en diferentes Exposiciones Internacionales; y por los retratos, siendo muy solicitado por la Casa Real y la aristocracia.

José Moreno Carbonero. Ateneo de Córdoba.

En 1909 recibe el encargo del Gobierno de Argentina de realizar un cuadro sobre la fundación de Buenos Aires, con motivo de conmemorar el primer centenario de la revolución. Moreno Carbonero envía un boceto que es criticado por autores locales, por lo que solicita que se lo devuelvan a fin de corregir los errores históricos, por lo que se documentó en las crónicas existentes y en 1921 mandó el cuadro con un resultado más acorde a los textos existentes de la época.

Primer cuadro de la “Fundación de Buenos Aires”. Historias Inesperadas.

Esta segunda versión es la que vemos en el reverso del billete del que hablamos, está pintado en tela con óleo, su tamaño es de 400 x 240 cm. y se encuentra en el Palacio Municipal de la Ciudad de Buenos Aires. Juan de Garay llegó a la ciudad en mayo de 1580 y en octubre de ese mismo año procedió a repartir los solares a quienes le habían acompañado. Aparece en mitad de la obra, junto al Rollo de la Justicia, rodeado de nativos y españoles.

Versión definitiva de la “Fundación de Buenos Aires”. Revista Plot.

Hay en el Ayuntamiento de Málaga un boceto preparatorio de la versión definitiva, de menor tamaño (0,69 x 1,05 m.) realizado con óleo sobre lienzo, que pertenece a la Colección Municipal. En 1924 el pintor lo donó al Ayuntamiento con motivo de haber sido nombrado Hijo Predilecto de Málaga.

Bibliografía:

  • A.A.V.V.: Catálogo especializado. Billetes de España. Editorial Edifil. 3ª Edición. Madrid, 2002.
  • PALACIOS BAÑUELOS, Luis: Seis escenarios de la Historia. Librería-Editorial Dykinson. Madrid, 2008.
  • SAURET, Teresa: José Moreno Carbonero. Homenaje en el 150 aniversario de su nacimiento 1858-1842. Real Academia de Bellas Artes de San Telmo. Málaga, 2008.

PALACIO REAL DE MADRID. Patrimonio Nacional:

http://www.patrimonionacional.es/real-sitio/palacios/6039

MUSEO DEL PRADO. Enciclopedia:

José Moreno Carbonero:

https://www.museodelprado.es/enciclopedia/enciclopedia-on-line/voz/moreno-carbonero-jose/

Vanessa Montesinos Muñoz

Perito Antiques

[email protected]

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti