www.numismaticodigital.com
Zorrilla en el billete fantasma (y sus contemporáneos): 1.000 pesetas de 1931

Zorrilla en el billete fantasma (y sus contemporáneos): 1.000 pesetas de 1931

Por Vanessa Montesinos Muñoz

miércoles 02 de diciembre de 2015, 00:42h

Volvemos a los billetes circulados durante la Guerra Civil en el bando republicano. Con la proclamación de la II República el 14 de abril de 1931, se hizo necesario mandar hacer nuevos billetes, puesto que los existentes tenían todos imágenes de reyes, el Banco de España volvió a encargar la litografía y la calcografía a la firma británica Bradbury, Wilkinson and Company, los nuevos billetes tenían imágenes de personajes reconocidos por la sociedad como Fernández de Córdoba, Juan Sebastián Elcano, Eduardo Rosales, Vicente López y José Zorrilla, que es el que aquí nos ocupa.

Estos billetes fueron emitidos en el 25 de abril de 1931 y el valor del de Zorrilla era de 1.000 pesetas. En el anverso nos encontramos con un busto del escritor José Zorrilla y en el reverso el cuadro de Esquivel “Los Poetas Contemporáneos. Una lectura de Zorrilla en el taller del pintor”. La marca al agua es una cabeza del dios romano de las Artes: Apolo. Tuvo una tirada de 2.000.000 y su tamaño es de 162 x 101 mm. Como curiosidad, diremos que este billete nunca llegó a circular, quedó depositado en la sucursal del Banco de España en Barcelona, como garantía de los billetes de 100 pesetas emitidos el 15 de agosto de 1938 y que, casualmente, tampoco llegó a circular. Cuando finalizó la Guerra Civil se ordenó destruirlos, pero algunos de ellos han llegado hasta nuestros días.

Pareja correlativa del 1.000 pesetas, 25 de abril 1931. Imágenes cortesía de Félix Cuquerella.

José Zorrilla y Moral fue uno de los poetas y dramaturgos del siglo XIX, es el autor de “Don Juan Tenorio” entre otras muchas obras. Nació en Valladolid el 21 de febrero de 1817, cuando tenía nueve años la familia se estableció en Madrid y José ingresó en el Seminario de Nobles, después estudiaría leyes en las universidades de Toledo y Valladolid, pero al joven le gustaba más la literatura y su padre viendo que era malgastar los dineros, le mandó a Lerma a cavar viñas. Allí, el joven Zorrilla robó una mula y se dirigió a Madrid, donde comenzaría a frecuentar los ambientes artísticos y bohemios de la capital. Los comienzos no fueron fáciles, pero todo cambiaría cuando en 1837 ante el sepulcro de Larra, leyó un poema propio en honor al suicida, allí presentes estaban Espronceda y Hartzenbusch, además de otros literatos, con ello consiguió el renombre necesario para salir de la pobreza. Empezó a escribir para periódicos y a leer poemas en El Liceo.

Conocido por los múltiples amoríos que tuvo, se casó dos veces, con diferente fortuna. Viajó a Paris, México y Cuba. Era bondadoso, ingenuo, no le daba importancia al dinero y rechazó puestos públicos por considerar que no estaba preparado para ellos, dando prioridad a su independencia.

José Zorrilla por Antonio Esquivel.

El pintor de este retrato de Zorrilla es el mismo que pintó el cuadro que nos ocupa: Antonio María Esquivel y Suárez de Urbina, nacido en Sevilla en 1806, fue un gran retratista y autor de temas románticos. Su estilo se caracteriza por el equilibrio entre la corrección del dibujo y las calidades cromáticas. También cultivó, aunque en menor medida, la pintura costumbrista y la mitológica, ésta última por su interés en el estudio de la anatomía humana. Comenzó sus estudios en la Academia de Bellas Artes de su ciudad natal, se trasladó a Madrid donde concursó en la Academia de San Fernando, siendo nombrado académico de mérito y más tarde profesor de anatomía, asignatura que también impartiría en el Liceo Artístico y Literario, del que participó como miembro activo de su fundación.

En 1839 una enfermedad le dejó ciego, sumido en la desesperación intentó suicidarse. Movilizados por el Liceo, poetas y artistas no dudaron en ayudar al pintor sufragando el caro tratamiento que realizaba un prestigioso oftalmólogo francés y que le devolvió la vista en 1840. Agradecido a sus amigos y compañeros, realizó el cuadro “Pintores contemporáneos. Zorrilla leyendo sus poemas en el estudio del pintor” en la que retrató a lo más granado del mundo artístico del momento. Tres años después es nombrado Pintor de Cámara por Isabel II y es autor del “Tratado de Anatomía Pictórica”, cuyo original se guarda en el Museo del Prado.

Autorretrato de Antonio Esquivel.

El título que el Museo del Prado le da al cuadro del reverso del billete es el de “Los Poetas Contemporáneos. Una lectura de Zorrilla en el taller del pintor”, aunque también se le conoce como “Zorrilla leyendo sus poemas en el estudio del pintor” o “Los Poetas”, fue pintado en óleo sobre lienzo en 1846 y sus dimensiones son 144 x 217 cm. Ya hemos contado porque Esquivel pintó este cuadro, en él está retratado lo más representativo de la vida intelectual que hubo durante el reinado de Isabel II (1830-1904). Además de Zorrilla y Esquivel (en el centro de la composición) aparecen plasmados personajes tan importantes como: Harzenbusch, Bretón de los Herreros, Queipo de Llano, Ángel de Saavedra, duque de Rivas, Amador de los Ríos, Julián Romea, José de Espronceda, Ramón de Campoamor, Pedro Madrazo, Mesonero Romanos, etc. En la composición se mezcla el retrato colectivo junto al tema del gabinete barroco tan empleado por la pintura flamenca, en el que conjuntamente con los figurados, son distinguibles las obras colgadas en las paredes del taller del pintor.

Este cuadro pertenece al Museo del Prado, y lo podemos ver en la planta 0, en la sala 63B, dentro de la zona dedicada a la pintura del siglo XIX, su número de catálogo es P04299. Antes de llegar aquí, recorrió varias instituciones más: el año en que fue pintado, se expuso en la Academia de Bellas Artes de San Fernando; el Ministerio de Fomento se encargó de trasladarlo en 1866 al Museo de la Trinidad acatando la Real Orden del 17/04/1866; en 1872 este museo fue disuelto y sus colecciones pasaron al Museo del Prado. En 1896 pasó a formar parte del desaparecido Museo de Arte Moderno, que albergaba las colecciones de los siglos XIX y XX. En 1971 las obras del XIX volvieron al Prado, institución a la que pertenecían, y las del XX fueron al Museo Español de Arte Contemporáneo, antecesor del Museo Reina Sofía.

“Los Poetas Contemporáneos. Una lectura de Zorrilla en el taller del pintor”

Bibliografía:

  • A.A.V.V.: Catálogo especializado. Billetes de España. Editorial Edifil. 3ª Edición. Madrid, 2002.
  • PALACIOS BAÑUELOS, Luis: Seis escenarios de la Historia. Librería-Editorial Dykinson. Madrid, 2008.
  • PANTORBA, Bernardino de: “Antonio María Esquivel” Arte español. Revista de la sociedad española de Amigos del Arte. Año XVII. Tomo XXII. Madrid, 1959. Pp 155-179.

JOSÉ ZORRILLA Y MORAL. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes:

http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/zorrilla/pcuartonivel.jsp?conten=autor

MUSEO DEL PRADO. Enciclopedia:

Antonio María Esquivel:

https://www.museodelprado.es/enciclopedia/enciclopedia-on-line/voz/esquivel-y-suarez-de-urbina-antonio-maria/

Los Poetas Contemporáneos. Una lectura de Zorrilla en el taller del pintor:

https://www.museodelprado.es/coleccion/galeria-on-line/galeria-on-line/obra/los-poetas-contemporaneos-una-lectura-de-zorrilla-en-el-estudio-del-pintor/

Vanessa Montesinos Muñoz

Perito Antiques

[email protected]

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti