www.numismaticodigital.com

Comentarios al diseño de billetes: Una colección de los años 50 (Segunda parte)

Comentarios al diseño de billetes: Una colección de los años 50 (Segunda parte)

Por Ramón Cobo Huici

jueves 07 de enero de 2016, 04:53h

Escucha la noticia

Como ya habíamos adelantado en nuestro anterior artículo exponemos a continuación los ejemplares que están realizados bajo un segundo modo de presentación de bocetos. Esta forma, quizás la más habitual en la realización de “propuestas de billetes”, es la confección del proyecto inicial por medio de collages, es decir, efectuándolo con recortes de variadas procedencias y complementado con elementos manuales.

En este tipo de trabajos, lo más habitual es que las orlas procedan de impresiones calcográficas del archivo del fabricante. Éste suele tener planchas grabadas, para impresión de elementos accesorios, orlas, rosetas, ornamentaciones, etc. que pueden servir para la realización de cualquier tipo de billete, bien transfiriendo el grabado a una plancha matriz o, en el caso de un proyecto, imprimiendo sobre papel y pegando éste en el collage. Un ejemplo muy sencillo es el diseño inicial para un billete de 5 pesetas que presentamos, en el que por medio de recortes, se proponen las orlas, incluyendo dos rosetas y el dibujo del valor sobre ellas.

El dibujante o grabador, va confeccionando con recortes el posible billete, completándolo con dibujos a lápiz o a tinta y disponiendo, de esta manera, los diferentes elementos indispensables del billete, cartelas, fechas, firmas, numeración, etc.

Una propuesta para la impresión calcográfica de un anverso, realizada con estas técnicas, es la del billete de 25 pesetas con la imagen de Cervantes, que por la fecha podría ser un ensayo desechado frente al adoptado de Isaac Albéniz de 1954. Las orlas están realizadas en calcografía, por lo que tienen un gran relieve, las leyendas hechas, aparentemente, con plantilla y la viñeta esbozada a lápiz. Dado que el ensayo es para una calcografía monocolor, el autor ha considerado idóneo usar únicamente el negro, lo que le da un aspecto de sobriedad pero acorde con su finalidad de ensayo para impresión calcográfica. Señalar que las firmas de validación que ha dibujado corresponden a directivos de finales de los años 40.

Un ensayo, muy innovador, es el que mostramos, para un reverso del valor de 500 pesetas, en formato tipo “dólar” (157 mm. x 67 mm.). El conjunto nos resulta ligeramente desequilibrado, quizás debido a su formato, que hace que la viñeta central cubra insuficientemente los fondos. El diseño del reverso está completamente finalizado ya que incluye los fondos ondulados litográficos, simulación de marca al agua mediante un dibujo sobre papel, viñeta y orlas, igualmente pegadas y adornos y leyendas perfectamente acabadas. Entendemos que el ensayo es completísimo, independientemente de que el resultado artístico pueda gustar más o menos. De todas formas el ejemplar desmerece mucho en la imagen frente a su aspecto en mano ya que el escáner no refleja bien los colores al ser éstos un tanto apagados.

Un ejemplo de presentación por collage, que consideramos excelente, y de una gran belleza, es la propuesta del 500 pesetas fechada en junio de 1959. El autor ha hecho el diseño completo del billete a falta de la viñeta, para la cual ha dejado el espacio correspondiente. Ha efectuado los fondos coloreados simulando la impresión litográfica con un adorno central hecho a pincel (¿gouache / tempera?), ha confeccionado las orlas y rosetas con recortes, sobreponiendo los 500 en papel, dibuja los adornos complementarios de las orlas, delinea las leyendas propias del billete, delimita el espacio para la reserva de la marca al agua dibujando en ella la posible impronta y efectúa la numeración en tipografía. Como hemos dicho, deja el billete-propuesta sin finalizar al no diseñar la posible viñeta, ya que el motivo de ella debería ser acordado u ordenado más adelante. Las firmas son copia de los directivos de los años 50, Benjumea, Martín y Serrano, que nos confirma, aproximadamente, la fecha que figura en la propuesta.

Quizás el trabajo más representativo, y de más calidad, de lo que es una propuesta completa para el anverso de un billete, a pesar de presentar un aspecto menos cuidado que el anterior, es el ensayo para el valor de 10 pesetas En él vemos como las orlas están efectuadas en calcografía, los adornos hechos a plumilla y aguada, situadas las leyendas, firmas y reserva de la marca al agua, destacando el dibujo de la viñeta (quizás Cisneros), realizado en aguada, formando un conjunto totalmente acabado para su evaluación y posterior grabado.

Aparte de la realización debemos resaltar que el autor ha reestudiado con cuidado el trabajo, marcando las posibles correcciones para hacerlo definitivo, rectificando el tamaño del valor “diez” y modificando la situación de la cartela. En definitiva, consideramos que el ensayo es una propuesta definitiva, lista para su posterior grabado.

Creemos interesante detenernos en este proyecto, independiente de la exposición que estamos haciendo. La “propuesta” lleva fecha de enero de 1959 y desde 1938, por parte de Giesecke y Devrient, no conocemos que se haya hecho ninguna versión de este valor. ¿Se habría pensado por parte del Banco de España recuperar el valor? Un detalle curioso es que todas las propuestas, excepto las innovadoras del tipo dólar, tienen el tamaño de los billetes en curso, mientras que este 10 pesetas tiene las dimensiones del circulante de 25 pesetas como si se pensase que ante la próxima desaparición de este último valor en papel, tuviese cabida el nuevo valor.

Las técnicas de presentación de un ensayo para billete son muy variadas, en función de la esperanza de viabilidad futura de la propuesta, lo que conduce a que se elabore el diseño de una manera más o menos trabajada, como vemos en el siguiente ensayo con el que finalizamos la muestra de la colección.

La propuesta, en fase inicial, muestra, en dos piezas, un anverso con la imagen del historiador canario Viera y Clavijo, y un reverso con el motivo de un baile canario. En este ensayo el autor se ha apoyado para el anverso en la totalidad de las orlas del 1.000 pesetas de Sorolla, añadiendo, manualmente, numerosas ornamentaciones florales y sustituyendo la imagen de Sorolla por un recorte fotográfico, mientras que en el reverso se ha limitado a sustituir la viñeta original, la fiesta del naranjo, por un recorte copiado. Ante la posibilidad de que su propuesta sufriese modificaciones importantes, por parte de los supervisores, en cuanto a la temática, el dibujante ha tomado la decisión de proponer el personaje principal a partir de una foto, decisión acertada, ya que, como vemos en la carpeta de presentación, se le ha indicado con posterioridad que buscase una imagen de Pérez Galdós, personaje mucho más conocido que el propuesto.

Sí queremos hacer una última puntualización referida a la procedencia de las pruebas.

Como hemos señalado, las orlas, rosetas y adornos están efectuados en calcografía de gran relieve, a partir de planchas genéricas multiuso. El hecho de que parte de los bocetos estén efectuados en calcografía es un aval de que proceden de la FNMT, única empresa española autorizada para imprimir con este sistema, a lo que hay que unir que en alguna de las propuestas se utilizan elementos empleados en el diseño de billetes emitidos por el Banco de España, aunque, lamentablemente y como ya hemos comentado, no es factible atribuirlos a un proyectista determinado al no estar firmados.

No debe de extrañarnos que se encuentren estos bocetos fuera de la FNMT ya que no había problema alguno en que los grabadores o dibujantes dispusieran de ellos como quisieran, incluyendo los dibujos usados para los billetes emitidos, una vez que estos eran puestos en circulación, ya que no suponían un problema de seguridad pues una posible réplica o falsificación solo podría efectuarse a partir de las planchas de grabado.

Esperamos que el conjunto de ensayos haya proporcionado al lector una imagen del trabajo inicial de los dibujantes – grabadores, trabajo que, por otra parte, justifica que sus bocetos se califiquen en ocasiones como “pruebas de artista”.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti