www.numismaticodigital.com

Los primeros billetes españoles fabricados en Inglaterra

Los primeros billetes españoles fabricados en Inglaterra

Por Ramón Cobo Huici

miércoles 13 de abril de 2016, 02:27h

Escucha la noticia

En el artículo anterior (Ver “La casa Perkins Bacon de Londres” http://www.numismaticodigital.com/noticia/9295/articulos-notafilia/la-casa-perkins-bacon-de-londres.html) vimos la trayectoria que tuvo la casa londinense Perkins en la fabricación de billetes bancarios, por lo que a continuación planteamos conocer los que hizo para España. Al comprobar en el libro de los billetes del Banco de España de 1979 las referencias que había al respecto, vimos que contenía errores, por cuanto atribuía la impresión de algunas series a sociedades que no eran grabadores de billetes, por lo cual hemos creído interesante extender el artículo a los billetes españoles que fueron impresos en Gran Bretaña en el tercer cuarto del siglo XIX para intentar subsanar los errores de atribución.

En principio, hemos detectado cuatro emisiones realizadas por Perkins Bacon para España.

Las dos primeras fueron realizadas para el Banco Español de San Fernando, las fechadas 1 de Marzo de 1850 y 1852, en las que se emitieron valores de 500, 1.000, 2.000 y 4.000 reales, billetes impresos en negro pero variando el color del papel según el valor.

Estos fueron los primeros billetes que se efectuaron fuera de España, encargados por la dirección del banco ante las falsificaciones que se estaban produciendo, ya que las emisiones anteriores estaban impresas por fotograbado, sistema que permitía realizar falsificaciones con cierta facilidad, por lo que se decidió que los nuevos billetes se efectuasen en calcografía siendo preciso para ello recurrir a firmas de reconocido prestigio en el campo de la impresión de documentos de valor.

El Banco de España, en su libro “Los billetes del Banco de España” de 1979, comete un error al atribuir la realización de estas dos emisiones a la “Casa Bougth J. H. Saunders (Maidstone Warf. Queenhithe)” cuando con una ligera observación de sus orlas y diseño se ve la autoría de Perkins (recuerden la imagen de las orlas en nuestro anterior artículo).

La casa Saunders era fabricante de papel de seguridad y debió actuar como gestor del banco para la contratación de las emisiones. Saunders se encargó de la fabricación del papel y de la elección de las marcas al agua, buscando y subcontratando los diseños e impresión, diseños que, posteriormente, presentaba al Banco, el cual daba la conformidad definitiva.

Estas dos emisiones del San Fernando están realizadas con las mismas planchas variando, únicamente, la fecha.

La tercera emisión que hizo Perkins para España fue la primera emitida por el Banco de España, fechada Mayo de 1856, formada por seis valores, 100, 200, 500, 1.000, 2.000 y 4.000 reales siendo los primeros billetes españoles impresos con dos tintas y sobre papel de diferentes colores.

El libro del Banco de España vuelve a cometer el error de adjudicarle la fabricación a Saunders, aunque en este caso sí que indica que las planchas fueron grabadas por Perkins. Por supuesto, las orlas de cada billete son diferentes entre sí y tienen la ornamentación tan característica de la casa impresora.

La cuarta emisión que conocemos corresponde a los billetes emitidos por el Banco de Málaga, la que se conoce como primera emisión, que consta de los seis valores habituales. Impresos en calcografía, todos con el mismo tipo de papel pero de colores diferentes según valor.

Así como muchos datos de las otras tres emisiones se pueden conseguir a partir de los que ofrece el libro del Banco de España, los de esta primera emisión del Banco de Málaga, debido a su rareza nos es difícil aportar datos válidos para estos billetes.

Para comenzar diremos que no se puede hablar de una fecha concreta de emisión puesto que los billetes se fueron fechando según se iban poniendo en circulación así que solo se podría hablar de un periodo de emisión el cual no se puede acotar estrictamente ya que no sabemos la fecha de los primeros billetes ni de los últimos, puesto que la emisión de la segunda serie, que nos permitiría conocer el final de la primera, también fueron fechados a mano.

Sabemos que Perkins realizó para el Banco de Málaga al menos, dos tiradas de billetes. Una primera se realizó en septiembre de 1856, en el mismo mes que se aprobó la constitución del banco, y la puesta en circulación debió ser muy rápida ya que conocemos un ejemplar fechado ese mismo año en noviembre. Una segunda tirada de billetes de esta primera emisión se realizó en junio de 1862. Tanto este dato como el anterior los conocemos a través de los specimenes, pero nos queda la duda de si no hubo alguna otra intermedia.

La última fecha que conocemos de un billete de esta emisión es la de octubre de 1864. Creemos que no pudieron emitirse estos billetes mucho más allá de esta fecha ya que fue en este año cuando se efectuó la reforma monetaria en la que se instauraba el escudo, equivalente a 10 reales, y todavía había de circular la segunda emisión conocida.

Al conocer, relativamente, pocos ejemplares nos encontramos con algunas dudas. Por ejemplo consideramos que existe la posibilidad de que al hacerse dos tiradas para la emisión, la impresión se hiciese con tintas diferentes y que se iniciase la numeración de las dos tiradas a partir del número 1 ya que conocemos el valor de 100 reales, impreso en negro, fechado en octubre de 1859 con el nº 03169 y otro ejemplar impreso en azul fechado Enero de 1863 y numerado con el 00014.

En principio nos parece que los ejemplares que corresponderían a la primera tirada habrían sido impresos en negro y los de la segunda en azul. Por otra parte hasta el color exacto del papel nos resulta difícil de saber ya que los ejemplares se encuentran muy decolorados. Los specímenes no nos resuelven el problema ya que se imprimían todos en negro y sobre el mismo color de papel, aparentemente, un marrón claro y, además, desconocemos a que tirada pertenecen.

Al haber mencionado el error que comete el Banco de España al dar como impresores de billetes a la casa Saunders creemos necesario mencionar que las emisiones de 1862 y 1866 que el Banco de España también atribuye a Saunders, fueron impresas por Maclure, MacDonald & MacGregor, en el caso de la de 1862 y por Bradbury las de 1866 y 1875.

La atribución de todas estas emisiones a las diferentes casas impresoras las hemos hecho por comparación con otros ejemplares debidamente documentados.

Ya hemos comentado que las emisiones del San Fernando, la de 1856 del Banco de España y la primera del banco de Málaga se reconocen fácilmente por el diseño de las orlas y por la distribución de la viñeta, cartelas, etc. al compararlas con las emisiones escocesas; la atribución de la emisión de 1862 la realizamos por comparación con la segunda emisión del Banco de Málaga cuyos billetes tienen pie de imprenta con el nombre de esta casa impresora.

Los de la emisión de 1866 se los atribuimos a Bradbury al comparar los billetes con los emitidos por el Banco de Barcelona en 1868, especialmente viendo la similitud de las viñetas. En cuanto a que los billetes del Barcelona están fabricados por Bradbury lo sabemos porque se encuentran calcografías de las matronas con la leyenda de estar impresas por esta casa.

La atribución de la emisión de 1875 a Bradbury la hacemos al conocer specímenes de ella. Estos specímenes están numerados con dos números diferentes, y son ejemplares de archivo con los que Bradbury controlaba el número de ejemplares fabricados. Por otra parte, las imágenes femeninas de las viñetas son muy típicas de los grabadores de Bradbury.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti