www.numismaticodigital.com
La Filosofía está de moda: Luis Vives en las 1.000 pesetas de 1946

La Filosofía está de moda: Luis Vives en las 1.000 pesetas de 1946

Por Vanessa Montesinos Muñoz

miércoles 03 de agosto de 2016, 02:41h

Escucha la noticia

La Filosofía está de moda, tristemente porque la reforma educativa margina esta asignatura, que a mí en particular no me gustó, pero que veo necesaria. Así que le dedicamos este espacio a uno de los grandes pensadores españoles, perseguido en su país por ser judío converso en el siglo XVI, y que claro está aparece en un billete.

En febrero de 1946 el Banco de España manda la emisión de una serie de billetes, entre los que se encuentra el de 1000, impreso sin letra de serie. Se le conoce como el primer “sábana verde” de la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre y su circulación fue muy extensa, desde el 19 de octubre de 1946 hasta el 17 de diciembre de 1971, fecha en la que fue retirado. Tuvo una tirada de 3.038.000 y un tamaño de 156 x 101 mm.

Anverso de las 1.000 pesetas de 1946 “Luis Vives”. Foto cortesía Félix Cuquerella.

En el anverso del billete podemos ver un busto que corresponde a Ioannes Ludovicus Vives. Philofophus, grabado por José Luis López Sánchez Toda. Y en el reverso, el Claustro del Colegio del Patriarca, en Valencia, grabado por Alfonso, hermano del anterior. La marca al agua corresponde con la cabeza de Luis Vives.

Luis Vives fue un humanista, filósofo y pedagogo que nació en Valencia el 6 de marzo de 1492. Nacido en el seno de una familia de comerciantes judios conversos, a los que la Inquisición descubrió en una sinagoga. La familia Vives fue perseguida y Miguel, el padre de Luis, le mandó a la universidad de la Sorbona en París, donde prosiguió con los estudios comenzados en la universidad de Valencia. Cuando los terminó, viajó a Brujas (1512) donde residía un importante núcleo de comerciantes valencianos. Siendo profesor en Lovaina, conoció a Erasmo de Rotterdam. Sus padres fallecieron a manos de la Inquisición, lo que le lleva a rechazar el puesto ofrecido en la Universidad de Alcalá de Henares y parte a Inglaterra de la mano de su amigo Tomás Moro, quien le llevó a enseñar a la universidad de Oxford desde 1523. En Inglaterra conoció a Catalina de Aragón, con la que trabó una gran amistad, la reina le pidió que enseñara latín a su hija: María Tudor. Junto a Moro se opuso al divorcio que de ésta solicitaba Enrique VIII, así que se le expulsó de Inglaterra. Regresó a Flandes donde buscó la protección de Carlos V y también del papa, jamás recibió respuesta del estamento eclesiástico, pero el rey español le concedió una renta anual. Fue tutor y educador de muchos de los nobles que servirían al monarca. No regresó a España por miedo a que la Inquisición le detuviese, falleció en Brujas en mayo de 1540.

Retrato Juan Luis Vives. Foto Wikipedia..

Todos sus escritos están redactados en latín, se le reconoce como uno de los máximos exponentes del humanismo renacentista, trató de recuperar el pensamiento de Aristóteles libre de las interpretaciones medievales y apoyó la ética inspirada en las ideas de Platón y de los estoicos. En su obra es patente la preocupación por todo aquello que rodea al hombre, propone acciones a favor de la paz internacional, la unidad europea y la atención a los pobres, siendo el precursor del servicio de asistencia social (De subventione pauperum. Sive de humanis necessitatibus libri II). Sus grandes obras están dentro del campo de la psicología y la pedagogía. En la primera separa la psicología de la metafísica, interesándose en las manifestaciones del alma más que en su naturaleza. En cuanto a la pedagogía, fue un defensor a ultranza de implantar una metodología que considerara las aptitudes y habilidades naturales de cada alumno. En sus últimos años de vida se dedicó a perfeccionar la cultura humanística más como un bien espiritual, que como una herramienta para ganar dinero.

Reverso de las 1.000 pesetas de 1946 “Luis Vives”. Foto cortesía Félix Cuquerella.

En el reverso de nuestro billete aparece el claustro del Real Colegio Seminario del Corpus Christi o del Patriarca, de Valencia. Sus obras comenzaron en 1586, inspirándose en el ya existente Colegio de Santo Domingo de Orihuela. Todo el proyecto corresponde a San Juan Ribera, Patriarca de Antioquía y Arzobispo de Valencia, que lo fundó en 1610. En su construcción participaron, entre otros: Gaspar Gregori, Guillem del Rey, Bartolomé Abril o Francisco Figuerola.

Estamos ante un edificio cúbico, de sobrias fachadas exteriores que ordena sus dependencias colegiales alrededor de un claustro rectangular y cuya extensión es la de una manzana. A través de este patio accedemos: al archivo, estancias de administración, habitaciones rectorales, salas de estudio, un aula donde exponían los seminaristas las enseñanzas semanales… El templo se alza en el lado oeste, es de planta de cruz latina con una sola nave en cuyos laterales nos encontramos las capillas y su cabecera es de testero recto al exterior y poligonal al interior. Una cúpula semiesférica resalta el cruce de los brazos, realizada en ladrillo posee tambor y linterna para ilumunar el interior del crucero. En origen carecía de acceso a la calle ya que era de uso exclusivo del Colegio.

Planta del Colegio del Corpus Christi o Patriarca de Valencia. Imagen del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos.

El claustro es uno de los ejemplos de arquitectura renacentista española más destacados. Construido por Guillén Rey en 1599, lo plantea en dos pisos de arquerías de medio punto en las que se alternan el orden de las columnas: dórico y jónico, de mármol genovés. En el patio se cubre con un suelo que representa un entramado de cuadros y en cuyo centro en origen, había una fuente de mármol, sustituida por la escultura sedente de San Juan de Ribera, obra de Mariano Benlliure, realizada para conmemorar el centenario de su beatificación (1796). Se dispone en dos planta cuyos pasillos se cubren con bóvedas de arista. Tras el claustro y la iglesia, rodeando a un patio de menor tamaño, se ubican las habitaciones de servicio.

Fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1962 y en 2007 Bien de Interés Cultural.

Claustro del Colegio del Patriarca, Valencia. Foto Biombo Histórico.

Moneda de 200 pesetas, 1993. Imagen Historia de una moneda.

En 1993 la FNMT emitió una moneda de doscientas pesetas dedicada al filósofo valenciano, en cuya leyenda se leía: Juan Luis Vives 1492-1540, con motivo de la conmemoración del quinto centenario de su nacimiento. Se realizó en la Ceca de Madrid y tuvo una tirada de 2.811.000 ejemplares.

Bibliografía:

  • A.A.V.V.: Catálogo especializado. Billetes de España. Editorial Edifil. 3ª Edición. Madrid, 2002.

AYUNTAMIENTO DE VALENCIA:

Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos:

https://www.valencia.es/revisionpgou/catalogo/urbano/1.07%20REAL%20COLEGIO%20DEL%20CORPUS%20CHRISTI%20O%20DEL%20PATRIARCA_firmado.pdf

BIOGRAFÍAS Y VIDAS:

Juan Luis Vives:

http://www.biografiasyvidas.com/biografia/v/vives.htm

HISTORIA DE UNA MONEDA:

España. Juan Carlos I (1975-2001)

http://200pesetas1993juanluisvives.blogspot.com.es/

J. DIEZ ARNAL:

Real Colegio Seminario del Corpus Christi:

http://www.jdiezarnal.com/valenciacorpuscristi.html

Por Vanessa Montesinos Muñoz

Perito Antiques

[email protected]

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti