www.numismaticodigital.com

¿Qué significa para los comerciantes extranjeros el “Hispan o Hispaniorum”?

¿Qué significa para los comerciantes extranjeros el “Hispan o Hispaniorum”?

Por José María Martínez Gallego

jueves 25 de agosto de 2016, 02:33h
Lógicamente, la despedida del Newsletter de la pasada semana era un puro eufemismo, para suavizar las temperaturas, vamos. Pues lo del “fresquito” como no sea en la cornisa cantábrica y las terras galaícas…

Mientras los incendios van apagándose poco a poco, para que aparezcan en otra vertiente y, a veces, con mayor virulencia, también se ha apagado la llama olímpica en Río de Janeiro. De tal manera que, dentro de otros cuatro años, en 2020, las vestales del templo de Hera, en Olimpia, Grecia, volverán a invocar al sol para que encienda la antorcha que ha de buscar el pebetero de la XXXII Olimpiada de Tokio.

Mientras algunos países han acuñado monedas conmemorativas de los Juegos Olímpicos de Río 2016, con mayor voluntad que acierto numismático, todo hay que decirlo, en Japón ya preparan sus propias emisiones para los próximos cuatro años. Posiblemente dentro de dos años, en 2018, si no antes, ya comenzaremos a ver oros y platas antes de tiempo, en formato moneda de colección, acuñadas por países con tradición monetaria deportiva.

Lo que si hemos apreciado en estos días es la referencia hispánica dentro de las grandes piezas que salen a subasta al otro lado del charco; es decir, del Atlántico, para quienes no entiendan el apunte castizo. Concretamente a un gran número de monedas (145 lotes) acuñadas en la Ceca de México, en época de Felipe V y Columnarios, pertenecientes a la Rudman Collection Mexican Coins Part III.

La subasta se celebró de la mano de la prestigiosa firma estadounidense, con sede en Dallas, Texas, Heritage Auctions. Tuvo lugar en Aneheim, California, el 11 de agosto pasados, con motivo de la World Fair of Money de la American Numismatic Association. Y entre los 145 buenos lotes, apareció el número 31109, un columnario de 1732, que tras reñida puja se quedó en California por 152.750 dólares.

Todo perfecto y un nuevo triunfo para la moneda hispánica, si no fuera por eso, porque fuera de nuestras fronteras no la consideran hispánica, es decir, española. Para aplauso y disfrute de quienes desde aquí dentro tampoco la disfrutan como tal.

Vamos a ver, si en este caso, pongámoslo como ejemplo, subastan una moneda acuñada a nombre del rey Felipe V (“PHILIP VD.G. HISPAN ET IND REX”), es decir “Felipe V Rey de las Españas y de las Indias por la Gracia de Dios”, ¿ustedes de qué país consideran que es la moneda? Pues los numismáticos, sobre todo los profesionales, de América y Europa o no saben latín o desconocen que el término “Hispan o Hispaniorum” significa “España o de las Españas”, ya que para los monarcas españoles tan española era Cuba, como Santo Domingo, Nuevas España, etc.

El hecho de que las monedas, sobre todo los columnarios, fueran acuñados en tierras americanas y en las cecas de cada virreinato o provincia, no implica que sean catalogadas como monedas procedentes del país que posterioremente, en el siglo XIX se independizó y tomó otro nombre.

Para ser más claro, ¿cómo gaitas (por ser educados) catalogan la moneda vendida en subasta pública por Heritage Auctions como de “México”, cuando tal país no existía cuando se acuñó en 1732 a nombre del rey de España y de las Españas?

Pues eso, seguiremos “dando la lata” una y otra vez sobre el asunto. No es nacionalismo exacerbado, a imitación de otros, es pura y llanamente ajuste histórico y realidad numismática. Aunque nos tememos que no servirán de nada ni las explicaciones razonables, ni las demostraciones documentales.

Por otra parte, seguiremos ofreciéndoles noticias como las presentadas esta semana donde han primado las grandes cantidades pagadas por monedas con un valor nominal minúsculo, pero con una historia enorme sobre sus vidas, como los dos centavos de 1792 vendidos por casi 870.000 dólares.

También es interesante saber que en septiembre se celebrará en la ciudad de Gante, Bélgica, el XXXIV Congreso de la Federación Internacional de la Medalla FIDEM. O que descubren en Bulgaria el objeto de oro más antiguo del mundo, mientras en Rusia se abre un concurso de ideas a través de la televisión estatal para decidir los nuevos motivos de los próximos billetes de 200 y 2.000 rublos.

Deténganse también en la referencia hacia una nueva publicación que hemos descubierto ahora, pese a que ya cuente con XIII ediciones. Se trata de una revista digital bimestral editada por la Unión Americana de Numismática en la que participan prestigiosas firmas de varios países iberoamericanos.

Y además…

Sigan visitando www.numismaticodigital.com y disfrutarán con su lectura.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti