www.numismaticodigital.com

Billetes de Puerto Rico (IV): El Banco de Puerto Rico. La administración de EEUU

Billetes de Puerto Rico (IV): El Banco de Puerto Rico. La administración de EEUU

Por Ramón Cobo Huici

miércoles 07 de septiembre de 2016, 05:51h

Escucha la noticia

Finalizamos los comentarios sobre los billetes de Puerto Rico que hemos venido publicando en los últimos tres meses, con los que se emitieron con autorización de la Corona Española pero bajo la administración de Estados Unidos.

El 13 de Agosto de 1898, por el tratado de París, Puerto Rico pasó a ser controlado por EEUU por lo que los billetes emitidos posteriormente a esta fecha es, al menos, dudoso coleccionarlos como billetes españoles o de sus colonias, ahora bien, como el Banco Español de Puerto Rico tenía autorización de emisión de billetes durante 25 años y el gobierno de EEUU se comprometió a respetar las concesiones administrativas dadas por el gobierno español a sus colonias (aprobado por el Congreso el 6 de junio de 1900), el banco siguió emitiendo billetes, por lo que los catálogos españoles los siguen incluyendo como españoles, por lo cual también nosotros los referenciaremos en nuestro artículo.

El banco cambió de denominación pasando a llamarse Banco de Puerto Rico por lo que los billetes emitidos bajo la administración estadounidense lo son con ese nombre.

En 1899 se creó el dólar de Puerto Rico, por un decreto del presidente Willian Mc. Kinley, con una devaluación del 60% del peso puertorriqueño respecto al dólar, lo que originó graves trastornos en la economía de la Isla.

Al margen, decir que no hemos conseguido saber si en los billetes que emitió en el siglo XX el Banco de Puerto Rico la equivalencia peso / dólar, se hace con el nuevo peso devaluado o con el anterior.

En un principio se pensó en imprimir nuevos billetes con valor en dólares pero se desechó la idea, ignoramos la razón, prefiriéndose sellar billetes de una emisión anterior. Se sellaron los billetes de un peso de la serie C con la leyenda “Moneda Americana” en rojo y las firmas sobreimpresas del gobernador del banco, Carlos María Soler y la del cajero Manuel Vicente. Como hemos indicado antes, ignoramos si el valor del billete sobrecargado, a la hora de cambiarlo por los antiguos, era el del peso ya devaluado, aunque parece lo más lógico.

Desde el punto de vista del coleccionismo indicar que estos billetes sellados son extraordinariamente raros, por lo que no disponemos de imágenes del mismo. En algunos catálogos figura la imagen de una fotocopia de un billete con esta sobrecarga.

Dado que la administración era de EEUU y como paso intermedio para americanizar la moneda se realizó una emisión bilingüe en la que todas las leyendas estaban duplicadas en español e inglés. Esta emisión se efectuó como serie “E” fabricándose en febrero de 1901, aunque creemos que no se puso en circulación hasta julio de 1904. Se conservan los mismos valores que en las series anteriores, 5, 10, 20, 50, 100 y 200 pesos y con equivalencia, expresa, al dólar. Las fuentes que hemos consultado indican que hacia 1904 ya se habían recogido todas las monedas nacionales y puesto en circulación el dólar.

Esta serie, así como las anteriores y la posterior, están fabricadas por la American Banknote con la estética inconfundible de esta firma. Las emisiones anteriores reproducían en sus anversos viñetas con motivos marinos o relacionados con los viajes de descubrimiento de nuevas tierras, y en los reversos figuraba el escudo de España o el de la Corona, mientras que en esta nueva serie, los anversos están dedicados a alegorías sobre manifestaciones económicas, y en los reversos se vuelve a la representación del Agnus Dei en pie sobre la isla.

Al igual que en las series anteriores solo se conocen escasísimos ejemplares del valor de 5 pesos, specímenes de todos los valores y cartulinas con la impresión conjunta de anverso y reverso.

Con posterioridad se realizó una nueva serie, la “F”, también bilingüe, con valores de 5 y 10 dólares, pero en los que ya no se menciona el valor en pesos.

Estos billetes tienen un formato muy americano, son alargados, y en sus anversos figura una imagen de Colón, en el billete de 5 dólares, y la de Ponce de León en el de 10. Muy interesantes son sus reversos pues en sus dos rosetones figura, en ambos idiomas, las fechas del decreto de concesión del privilegio de emisión y la de ratificación por el Congreso de EEUU. Llevan su numeración en rojo y firmas de validación manuales.

La fecha inicial de la emisión fue julio de 1907, aprobándose el modelo el 6 de Noviembre de ese mismo año. Desconocemos las razones de la paralización de la impresión y posterior emisión, pero el billete definitivo se confeccionó con fecha de emisión julio de 1909 y en él se introdujeron pequeñas variaciones respecto al modelo inicial, pero de gran significado.

Todas las leyendas del modelo del billete inicial estaban redactadas en inglés, incluyendo el nombre del banco, Bank of Porto-Rico, y figuraba una cartela con la leyenda “United States of America”. El billete estaba diseñado como un billete más de banca particular de Estados Unidos. El modelo definitivo lleva las leyendas bilingües, aunque la moneda es solo el dólar, y se suprime la cartela de EEUU, es decir, que se vuelve a la concepción de un banco particular portorriqueño sin las garantías del Tesoro americano.

Aunque muy escasos, se conocen ejemplares circulados de ambos billetes, algunos anulados con taladros en estrella, así como especímenes y pruebas de anverso y reverso impresas sobre una única cartulina. Recordemos que la administración estadounidense recogió y destruyó todos los billetes en 1925 y la posterior crisis de 1929 hizo que desaparecieran, prácticamente, los pocos que se conservaban.

Del billete de 5 dólares se conoce la prueba calcográfica de anverso y reverso del billete inicial, fechado como emisión de 1907, con las firmas y fecha de aprobación del modelo (6 de noviembre de 1907).

En 1913 expiró la autorización de emisión otorgada por la Corona Española por lo que el banco cerró, liquidando sus activos, y el dólar portorriqueño fue canjeado, definitivamente, por el americano con lo cual se consumó la integración monetaria en el sistema de Estados Unidos. Los billetes del banco español fueron admitidos en circulación hasta Enero de 1916 pero se pudieron cambiar, durante nueve años más, en el Puerto Rico Commercial Bank.

Al pasar Puerto Rico a control de Estados Unidos en 1899 ya se pudieron establecer bancos particulares creándose el First National of Puerto Rico el cual emitió billetes de 10, 20, 50 y 100 dólares con fecha octubre de 1902, circulando sus billetes al mismo tiempo que los del banco español.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti