www.numismaticodigital.com
Los primeros rublos de platino

Los primeros rublos de platino

Por Pedro Damián Cano Borrego

miércoles 14 de septiembre de 2016, 05:01h

Los rublos de platino emitidos en Rusia en el siglo XIX son monedas muy buscadas por los coleccionistas, pero debido a la historia de su acuñación sobre cada uno de ellos, como afirma el profesor Cristoph J. Raub, existen dudas sobre si se tratan de ejemplares genuinos o falsificaciones.

Si bien se ha afirmado que a comienzos del siglo XIX se había encontrado platino en Rusia, no fue hasta 1819 cuando algunos pequeños trozos de este metal aleado con oro y otros metales de alta densidad se encontraron en los placeres auríferos de los Urales, al sur de la ciudad de Ekaterimburgo. Alrededor de 1825 el mineral nativo recogido en esta área fue enviado a San Petersburgo, y el incremento de su extracción hizo que el gobierno imperial impusiese el monopolio sobre su beneficio. Como sucedió en la Nueva Granada unos años antes bajo gobierno español, su explotación en áreas remotas favoreció la evasión de cantidades importantes de este mineral del teórico monopolio estatal.

Primeras monedas en platino de 3 y 6 rublos, años 1828 y 1829 respectivamente.

Los análisis realizados a las muestras enviadas desde los Urales mostraron que contenían iridio, osmio, hierro, oro y en ocasiones cobre y rodio. Fueron refinadas mediante el método de Janety y además por otro método descubierto en 1827 por Peter G. Sobolevsky con agua regia, que le daba maleabilidad y que permitió que se utilizase para la labra de medallas, crucifijos, lingotes y vajillas. Dado que parecía que habría suficiente cantidad de este mineral, el conde Egor F. Kankrin, ministro de finanzas del zar Nicolás I y director del departamento de minería sugirió su uso como moneda. En 1828 se acuñaron las primeras monedas de tres rublos, y más delante de seis y doce rublos.

Todas las monedas acuñadas llevan la misma leyenda en el reverso, y en el centro del anverso llevan su valor, la fecha y la marca de ceca SPB, СПБ, al haber sido batidas en San Petersburgo. Alrededor de su canto consta la cantidad de platino puro en zolot-nik (zol.) y dolya (dol.). Cada libra contenía 96 zolot-nik, y cada uno de ellos 96 dolya. En 1846, coincidiendo con la caída del precio del platino fuera del Imperio Ruso, cesaron las emisiones y se desmonetizó toda la moneda acuñada en este metal, dado que el precio del platino había caído a un nivel menor que el del numerario ruso en circulación.

12 rublos de platino acuñados en 1831.

Durante estos dieciocho años se acuñaron 1.373.61 monedas de tres rublos, 14.847 de seis rublos y 3.474 de doce rublos, para lo que se utilizaron 485.505 onzas troy en la ceca de San Petersburgo, bajo la supervisión del general Sobolevsky. Las piezas de tres rublos contenían 0,333 onzas troy, las de seis 0,666 y las de doce 1,332. Se pretendió que este numerario circulase junto con las monedas tradicionales de oro y plata, y su ratio con la plata quedó fijada por las autoridades rusas en 1:5,21459. A pesar de ello, no fueron bien aceptadas por el público, que las denominó серенькие, las grisáceas o los burritos.

Monedas de 12 rublos de platino, con fechas de 1832 y 1833.

La aleación contenía una pureza de un 75% de platino y otros minerales, como oro y cobre. Hasta 1890 se realizaron algunas emisiones, conocidas como de Novodel, por la ceca imperial rusa con destino a los coleccionistas, y asimismo algunas falsificaciones. Tras la desmonetización, el numerario retirado, 378.000 onzas custodiadas en el Banco Imperial hasta 1872, fue enviado a algunas refinerías europeas junto con el nuevo mineral nativo encontrado, como Johnson Matthey, W. C. Heraeus, Hanau, yW. Sieber, Hanau, Frankfurt.

Bibliografía

BACHMANN, H.G y RENNER, H, “Nineteenth Century Platinum Coins. An early industry of powder metallurgy”, Platinum Metals Review, Volume 28, Issue 3, 1984, pp. 126-131.

RAUB, C. J., “The Minting of Platinum Roubles”, Platinum Metals Review, Volume 48, Issue 2, 2004, pp. 66-69.

REHREN, T., “The minting of platinum roubles. Part IV: Platinum roubles as an archive for the history of platinum production”, Platinum Metals Review, Volume 50, Issue 3, 2006, pp. 120-129.

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti