www.numismaticodigital.com

La mitología y la moneda: Lidia

La mitología y la moneda: Lidia

Por: José A. Jiménez Peris

miércoles 02 de noviembre de 2016, 03:34h

Escucha la noticia

En la recta final de nuestra excursión por las civilizaciones del Mediterráneo oriental relacionando mitos y monedas, vamos a realizar una breve visita a dos territorios que, sin ser griegos, disponían de una cultura fuertemente helenizada: Lidia y Macedonia.

Lidia era un territorio situado al oeste de la península de Anatolia, en la actual Turquía, que fue reino independiente desde la caída del Imperio hitita (≈ 1200 a. C.) hasta su conquista por los persas (546 a. C.).

Quizá debido a la proximidad a las ciudades jonias experimentó su influencia y los mitos lidios nos llegan a través de los autores griegos.

Homero, en el Canto II de la Ilíada, llamaba meonios a los nacidos al pie del Tmolo en referencia a su primer rey Meon, hijo de Tántalo de Frigia, quien, según Estrabón, gobernó junto a su hijo Atis. Meon estaba casado con Ónfale (1195-1173 a. C.) y ésta accedió al trono a la muerte de su marido. Le sucedió Lido, supuesto hijo de Atis, quien dio nombre al reino. Pausanias, en el Libro VII de la Descripción de Grecia pone en duda esa paternidad afirmando que Atis “hijo del frigio Cálao nació eunuco de su madre”.

Acabada la Guerra de Troya, Heracles estuvo al servicio de la reina Ónfale y concibió con ella un hijo llamado Alceo con quien se entronizó la dinastía heráclida hasta Candaules (733-685 a. C.).

Según Heródoto, Candaules obligó a Giges, el jefe del ejército, a contemplar desnuda a la reina furtivamente para convencerlo de que era la más hermosa. Cuando la soberana supo lo sucedido, y con objeto de vengarse de su marido, persuadió a Giges para que cometiera magnicidio y proclamarse rey, instaurando la dinastía de los mirmidones.

Giges (685-644 a. C.) consolidó el reino conquistando gran parte de Anatolia y asoció al trono a su hijo Ardis II (652-621 a. C.).

El último soberano de la dinastía, y de Lidia, fue Creso (560-546 a. C.), de quien la leyenda afirmaba que era el hombre más rico del mundo. Creso logró someter a las ciudades jónicas con excepción de Mileto, llevando a Lidia a su mayor esplendor, pero, influido por el Oráculo de Delfos, atacó los territorios medo-persas de Ciro II y éste lo derrotó apoderándose del reino.

http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Map_of_Lydia_ancient_times-es.svg

Lidia bajo el reinado de Creso.

Lidia era una comarca muy fértil, que destacó como potencia comercial, y fue, además, conocida por su riqueza en oro, proveniente del río Pactolo y de las minas del monte Tmolo. La leyenda narraba que el legendario rey de Frigia, Midas, recibió muy hospitalariamente al sátiro Sileno y como premio por esa acción, Dioniso le otorgó el poder de convertir en oro todo cuanto tocara. Viendo que no podía comer porque los alimentos se transformaban en oro al cogerlos, pidió al dios que le liberara de su don, para lo cual tuvo que bañarse en el río Pactolo, que desde entonces arrastró arenas auríferas.

Fue el primer lugar donde se acuñó moneda, incluso, antes que, en China o India, según la opinión de algunos autores. Los primeros ejemplares datan del reinado de Giges, en la segunda mitad del siglo VII a. C.

Estudios arqueológicos confirman la tradición de que en Lidia o Jonia se utilizó por primera vez la moneda entre 650 a 625 a. C.

Los primeros ejemplares eran de una aleación de oro y plata conocido por los griegos como electrón y carecían de diseño inspirándose en el mineral natural que aparecía en forma de pepita en algunos ríos de la región. Más tarde, se incluyeron patrones estriados y perforados de figuras geométricas y esvásticas. Pronto se personalizaron las acuñaciones utilizando sellos del magistrado que avalaba la acuñación. El primer caso conocido corresponde a las estáteras batidas en Éfeso que llevaban un ciervo en el anverso y la inscripción “Phanes”.

http://www.coinarchives.com/d7273668656e8d03e4df4520ac2a5a3f/img/cng/e/347/image00229.jpg

1/24 de estátera de procedencia incierta (Lidia-Jonia) batida entre 650-600 a.C. siguiendo el estándar lidio-milesiano.

Anverso: Superficie rugosa globular.

Reverso: Incuso globular

http://www.coinarchives.com/aeb6f64211fd92d1d216dbf82b802a8e/img/cng/e/348/image00285.jpg

Trite (1/3 de estátera) acuñada en Sardes entre 620-550 a. C (Reyes Aliates-Creso)

Anverso: Cabeza de león rugiendo.

Reverso: Dos cuadrados incusos.

http://www.coinarchives.com/040892445d05059ff06262272854f07d/img/roma/009/image00358.jpg

Hecte (1/6 de estátera) batida entre 560-546 a.C.

Anverso: Partes delantera de león y toro confrontadas.

Reverso: Doble cuadrado incuso.

Creso también emitió moneda de plata

http://www.coinarchives.com/6666d71f08cce5ec83fe174069d1c437/img/cng/e/348/image00286.jpg

1/2 estátera batida entre 564-550 a.C.

Anverso: Partes delantera de león y toro confrontadas.

Reverso: Doble cuadrado incuso.

http://www.coinarchives.com/eeda1c89b98705265668b6ddd1c2c660/img/cng/e/346/image00166.jpg

1/3 de estátera acuñada entre 564-550 a. C.

Anverso: Prótomos de león y toro confrontados.

Reverso: Dos cuadrados incusos.

Durante la dominación aqueménida se batió moneda con denominación y diseño persas.

http://www.coinarchives.com/22f332f078e120e8a9531a1e30eeb487/img/nomos/012/thumb00103.jpg

Darico acuñado en Sardes entre 420-375 a. C. en tiempos de Jerjes II o Artajerjes II.

Anverso: Rey persa coronado vistiendo túnica y en ademán de arrodillarse, con la aljaba sobre el hombro, sosteniendo en su mano derecha una que termina en una bola y el arco en la izquierda.

Reverso: Irregular oblongo incuso.

http://www.coinarchives.com/8dfaec3499643667a35cf8ced81167a5/img/pecunem/031/image00252.jpg

Siglo emitido en Sardes entre 505-480 a. C. (Darío I-Jerjes I)

Anverso: Rey persa rodilla en tierra disparando un arco.

Reverso: Rectángulo incuso.

Alejandro Magno venció a los persas y unificó el sistema monetario emitiendo moneda griega en los territorios conquistados.

http://www.coinarchives.com/b96fbb0798487aa81b400cddf12bc270/img/pecunem/031/image00106.jpg

Dracma acuñada en Sardes entre 336-333 a. C. durante el reinado de Alejandro Magno.

Anverso: Cabeza de Heracles con tocado de piel de león.

Reverso: AΛEΞANΔPOY (nombre del rey en griego). Zeus sedente con águila y cetro. Rosa bajo el trono.

La vinculación de Dioniso con el territorio a través del sátiro Sileno también se refleja en la moneda.

http://www.coinarchives.com/b9de4a9fb3f0ec90fb89b32763f8b2f4/img/pecunem/044/thumb00358.jpg

Bronce batido en Sardes siglo II a. C.

Anverso: Cabeza de Dioniso coronado de hiedra

Reverso: ΣΑΡΔΙΑΝΩΝ. León cornudo con la cabeza girada y rompiendo entre sus fauces una lanza. Un monograma debajo.

A principios del siglo II a. C. también se acuñó moneda cistofórica:

http://www.coinarchives.com/86713f752bfe675470f67fd8be214c3c/img/roma/009/image00360.jpg

Tetradracma cistofórico batido entre 166-160 a. C.

Anverso: Cesta mística con serpiente saliendo de ella, todo rodeado por una corona de hiedra.

Reverso: Dos serpientes con sus colas entrelazadas en torno a un arco y una aljaba. Monograma de la ciudad a la izquierda y un tirso a la derecha (cetro de Dioniso).

Próxima entrega: Macedonia

Bibliografía:

Herodoto. Los nueve libros de Historia. eBooksBrasil.com

Pausanias. Descripción de Grecia. Libro VII. Biblioteca Clásica Gredos.

Homero. La Ilíada. Editorial Petronio

José. A. Jiménez Peris

http://www.historiadelasmonedas.wordpress.com/

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti