www.numismaticodigital.com

billetes

Han sido detenidas ocho personas, entre las que se encuentra el impresor de los billetes, al que se le ha incautado la maquinaria y el material necesario para la impresión de las falsificaciones. Con estos arrestos se da por desarticulada la red de distribuidores que introducía los billetes en el circuito financiero a través de compras en comercios por el método del “goteo”, aplicaciones de compraventa de artículos de segunda mano o pedidos a locales de comida rápida.

Al igual que todos los bancos centrales, el BCE tiene el cometido de salvaguardar la seguridad de los billetes en euros; por tanto, éstos han de incorporar elementos de seguridad efectivos que el público pueda reconocer fácilmente.

La Policía Nacional informó este sábado de la detención de cinco individuos en dos operaciones contra organizaciones dedicadas a la distribución de ‘dinero de película’.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, afirma que, paradójicamente y frente a lo que se piensa, el dinero en metálico no solo se continúa utilizando sino que, “incluso, hay países en los cuales hay una demanda al alza del tema en efectivo”.

Para que el público tenga confianza en los billetes en euros, estos han de ser auténticos y tener una alta calidad.

El 86% de las personas consultadas sobre la importancia de disponer de dinero en efectivo en situaciones de crisis como la actual considera muy importante, importante o más importante que antes el acceso a ese medio de pago, según los resultados de la 'Encuesta de Percepción Social del Liderazgo en la lucha contra el Covid 19' realizada por IFISA a mil usuarios.

La serie de monedas en euros comprende ocho denominaciones diferentes: 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos, 1€ y 2€. Las monedas en euros tienen una cara común y una cara nacional. La cara nacional indica el país emisor. El diseño de las caras comunes de las monedas es obra de Luc Luycx, de la Real Fábrica de la Moneda de Bélgica.

El BCE y los bancos centrales de la zona del euro están facultados para emitir billetes en euros. En la práctica, sólo los bancos centrales nacionales (BCN) emiten físicamente y retiran de la circulación los billetes en euros (también las monedas).

La producción de los billetes en euros es un esfuerzo combinado de los bancos centrales nacionales (BCN) y el Banco Central Europeo (BCE). A continuación te explicamos un poco más sobre este proceso...

El desplome general del consumo en el último mes, como consecuencia del Covid-19, se ha dejado notar significativamente en el número de transacciones y gasto medio en todos los métodos de pago y, según el último informe del BBVA Research, que analiza el impacto del coronavirus, desde el 14 de marzo el gasto medio diario con tarjeta por persona es un 49% inferior al gasto realizado en el mismo día del año anterior.

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, aseguró que el organismo ha analizado el potencial riesgo de contagio del Covid-19 a través de la manipulación de billetes y ha llegado a la conclusión de que “el riesgo es prácticamente nulo”.

Catedráticos de Salud Pública han elaborado un estudio sobre la propagación del SARS CoV-2 en el dinero en efectivo y en las tarjetas de crédito' que descarta que las monedas y billetes conlleven un mayor riesgo de contagio por coronavirus.

La dirección de Imprenta de Billetes SA (Imbisa), o lo que es lo mismo, la fábrica de billetes del Banco de España, ha decidido paralizar toda la actividad industrial de la compañía desde este hasta el viernes 27 de marzo para "proteger la salud de sus trabajadores ante la pandemia de coronavirus".

Para la fabricación de los billetes en euros se utiliza una tecnología de impresión muy sofisticada. Además, los billetes en euros incorporan una serie de elementos de seguridad avanzados, que permiten distinguirlos fácilmente de los falsos sin recurrir a equipos especiales y que tienen un efecto disuasorio.

El BCE y los bancos centrales nacionales (BCN) del Eurosistema son responsables de la integridad de los billetes en euros. Por ello han desarrollado una segunda serie de billetes con elementos de seguridad mejorados que mantienen su seguridad y la confianza del público en nuestra moneda.

En la zona euro, el valor de los billetes en circulación en euros ha tenido el mayor aumento desde la crisis financiera de 2008, según nuevos datos del Banco Central Europeo.

La renovación del DNI o el pasaporte, que ya es posible desde este miércoles en las zonas de España que están en la fase 2 de la desescalada, seguirá haciéndose con dinero en efectivo si el pago se hace en las comisarías.

Desde el pasado 28 de agosto se ha puesto en circulación un nuevo billete de 500 pesos, que presenta mejoras en sus características de seguridad, funcionalidad y durabilidad.

Los billetes siguen un recorrido específico en la economía. Las entidades de crédito piden billetes a los bancos centrales y los distribuyen a través de los cajeros automáticos. Los ciudadanos los usan para sus pagos en tiendas, mercados y otros establecimientos y los comerciantes y otros clientes depositan a su vez los billetes en las entidades de crédito.

¿Qué vemos cuando miramos un billete?, dejemos de lado el aspecto simbólico y la identidad cultural, propia de la nota emitida y de la cual ya vinimos hablando en entregas anteriores. Al ver un billete
vemos una forma, por lo general un rectángulo, (un paralelogramo cuyos cuatro lados forman ángulos rectos entre sí y los lados opuestos tienen la misma longitud).

El Observatorio Sectorial de la Seguridad Privada llamó a no demonizar el uso del dinero en efectivo en la nueva fase contra el Covid-19, ya que, además de no estar probado que monedas y billetes transmitan el coronavirus, prescindir de esta forma de pago tendría graves consecuencias para sectores como los parados, los mayores y los jóvenes.

Identidad cultural

Continuando con el tema que nos convoca (Identidad cultural) y antes de meternos de lleno en el artículo de hoy, recordemos lo expuesto anteriormente.

Cuando se introdujeron los billetes en euros, el BCE determinó el impacto ambiental de los billetes y la posibilidad de mejorar el producto o los procesos a este respecto.

Los billetes en euros son seguros: los resultados de pruebas independientes confirman que los billetes en euros cumplen la normativa de la UE relativa a un amplio conjunto de sustancias químicas. Todas las sustancias presentes en los billetes en euros han mostrado una concentración muy inferior a cualquier límite establecido por los reglamentos de la Unión Europea.

Si alguna vez recibe un billete como los que figuran a continuación, no lo acepte porque probablemente haya sido robado.

La gran mayoría de autonomías no han restringido el uso de dinero en efectivo tras el levantamiento del estado de alarma por el Covid-19, algo que se produce después de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) haya apuntado que no hay ninguna certeza de que monedas y billetes transmitan el coronavirus.

Aunque el diseño de la serie Europa está basado en el tema «épocas y estilos» de la primera serie, los nuevos billetes han sido modificados para darles un aspecto actualizado e incorporar elementos de seguridad nuevos y mejorados, que también permiten distinguir fácilmente ambas series.

El número de billetes de 500 euros en circulación alcanzó en marzo los 20,5 millones, su cifra más baja desde junio de 2002, en tanto que el número de billetes de 200 euros continuó con sus menores niveles históricos, en línea con los dos meses anteriores, según los últimos datos publicados por el Banco de España, que dejó de emitir billetes de 500 euros en enero de 2019.

Imbisa, la empresa que imprime los billetes en España propiedad del Banco de España (80%) y la FNMT (20%), paralizó su actividad en cuanto el coronavirus empezó a propagarse por el territorio español.

El BCE trata de promover una buena gestión ambiental y minimizar los riesgos para la salud y la seguridad de los ciudadanos y de los trabajadores que participan en la fabricación de los billetes en euros.

El valor y el número de billetes en euros en circulación han aumentado sin cesar desde la introducción del efectivo en euros en 2002. El efectivo es, con diferencia, el instrumento más utilizado para pagos al por menor en la zona del euro si se tiene en cuenta el número de operaciones, aunque su importancia es mucho menor si se tiene en cuenta el valor de estas.

Comenzamos una serie de artículos relacionados con el euro para ahondar en la moneda que llegó a nuestras vidas el 1 de enero de 2002 para colarse en las carteras de más de 300 millones de europeos. Nos adentraremos en sus inicios y en cada detalle, como las monedas conmemorativas de cada país emitidas hasta la fecha o curiosidades como los elementos de seguridad que lo protegen de las falsificaciones.

Los partidos políticos dieron este martes en el Congreso su apoyo a que se siga usando el dinero en efectivo en España con independencia de la crisis sanitaria del Covid-19 y defendieron que cualquier decisión sobre la sustitución de este medio de pago se haga de forma consensuada y en el seno de la Unión Europea.

Tal y como ha informado Europa Press, una nueva investigación acaba de demostrar que los billetes europeos se contaminan más fácilmente con microbios que las monedas.

El catedrático de Economía en la Universidad de Granada, economista sénior de Funcas y colaborador en Cunef, Francisco Rodríguez Fernández, asegura que “tenemos que procurar sostener la economía y, para ello, es preciso que también se sostengan las formas de pago".

El Deutsche Bundesbank, el Banco Federal Alemán, ha señalado que los billetes y monedas no representan un riesgo particular de infección y que el suministro de efectivo a la población durante el tiempo que dure la crisis sanitaria del coronavirus está garantizado.

Existen dos series de billetes en euros. La primera se compone de siete denominaciones: 5€, 10€, 20€, 50€, 100€, 200€ y 500€. La segunda, denominada Europa, consta de seis denominaciones y se completó con la emisión de los billetes de 100€ y 200€ el 28 de mayo de 2019.

Pese a que ha sido uno de los mensajes que más se ha difundido a través de las redes sociales en los últimos días, utilizar dinero en efectivo no es foco de contagio del coronavirus. Este domingo 15 de marzo, la portavoz de la Organización Mundial de la Salud, Fadela Chaib, ha desmentido este bulo de una vez por todas.

La Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser) insistió este martes en que no hay evidencia científica de que el dinero en efectivo pueda transmitir el Covid-19, por lo que empresas, comercios y particulares pueden usarlo con tranquilidad durante la fase de desescalada de la pandemia.

Las publicaciones del BdE nos dicen que la mayor necesidad de circulante se centraba en el valor de 100 pta. y que por ello el banco autorizó, el 8 de Julio de 1906 un pedido de 4M de ejemplares de este valor a Bradbury.

Pedacitos de Historia y Arte.

El 1 de enero de 2002 se introdujo el Euro (€) en la Eurozona. Con esta unificación monetaria desaparecieron muchas monedas con más o menos años de historia. Recordemos algunas de estas piezas, que al igual que la peseta, convivieron con nosotros hasta el cambio de milenio.

En la actualidad el espacio de almacenaje se ha convertido en un problema para muchas empresas. Productos que no llegan a venderse o que acaban en mal estado por pasar demasiado tiempo en el almacén. Suponiendo así pérdidas importantes e irrecuperables para la entidad. Otro problema al que debe hacer frente es la llegada de nuevo stock que deberá permanecer junto con el ya existente, por lo que se necesitará un espacio grande que permita acoger todos las novedades que van llegando.