www.numismaticodigital.com

El euro

Las monedas de España muestran tres diseños diferentes con las efigies del Rey, Miguel de Cervantes y la catedral de Santiago de Compostela. Hay tres series de monedas en circulación. Todas tienen curso legal.

La moneda de dos euros de Eslovenia reproduce el perfil del poeta France Prešeren. Sigue leyendo para conocer más curiosidades...

En la actualidad hay cinco series de monedas de la Ciudad del Vaticano en circulación y todas tienen curso legal.

Austria decidió acuñar una serie completa de monedas con motivos florales, arquitectónicos y personajes famosos de su historia.

La serie de monedas en euros comprende ocho denominaciones diferentes: 1, 2, 5, 10, 20 y 50 céntimos, 1€ y 2€. Las monedas en euros tienen una cara común y una cara nacional. La cara nacional indica el país emisor. El diseño de las caras comunes de las monedas es obra de Luc Luycx, de la Real Fábrica de la Moneda de Bélgica.

Cuando se introdujeron los billetes en euros, el BCE determinó el impacto ambiental de los billetes y la posibilidad de mejorar el producto o los procesos a este respecto.

El BCE trata de promover una buena gestión ambiental y minimizar los riesgos para la salud y la seguridad de los ciudadanos y de los trabajadores que participan en la fabricación de los billetes en euros.

Para que el público tenga confianza en los billetes en euros, estos han de ser auténticos y tener una alta calidad.

Las monedas de 2€ y 1€ exhiben una cruz doble sobre tres colinas, el motivo del escudo nacional de Eslovaquia.

Las monedas de 1€ y 2€ representan un ídolo cruciforme del período calcolítico (3000 a. de C.).

Una comisión de altos cargos y expertos en numismática de Alemania eligió tres diseños diferentes para la cara nacional de las monedas en euros.

Al igual que todos los bancos centrales, el BCE tiene el cometido de salvaguardar la seguridad de los billetes en euros; por tanto, éstos han de incorporar elementos de seguridad efectivos que el público pueda reconocer fácilmente.

Los billetes en euros son seguros: los resultados de pruebas independientes confirman que los billetes en euros cumplen la normativa de la UE relativa a un amplio conjunto de sustancias químicas. Todas las sustancias presentes en los billetes en euros han mostrado una concentración muy inferior a cualquier límite establecido por los reglamentos de la Unión Europea.

Si alguna vez recibe un billete como los que figuran a continuación, no lo acepte porque probablemente haya sido robado.

Para la fabricación de los billetes en euros se utiliza una tecnología de impresión muy sofisticada. Además, los billetes en euros incorporan una serie de elementos de seguridad avanzados, que permiten distinguirlos fácilmente de los falsos sin recurrir a equipos especiales y que tienen un efecto disuasorio.