www.numismaticodigital.com
300 Años de Cervantes y su Quijote: El Billete de 100 pesetas de 1928

300 Años de Cervantes y su Quijote: El Billete de 100 pesetas de 1928

Por Vanessa Montesinos Muñoz

miércoles 03 de junio de 2015, 06:10h
Iniciamos con este artículo una nueva sección referida al Arte en la Numismática, Notafilia y Medallística. Muchas veces nos hemos preguntado que se representa en billetes, monedas y medallas; sin ir más lejos en los billetes de los actuales euros aparecen imágenes arquitectónicas referidas a los diferentes periodos del arte: clásico, románico, gótico, renacentista, barroco y rococó, modernista y contemporáneo.

En España, comenzaron a emitirse billetes durante el reinado de Carlos III, el 1 de marzo de 1783, aunque un año antes, se habían emitido los Vales reales, para hacer frente al déficit provocado por la intervención española a favor de los colonos rebeldes durante la Guerra de Independencia de Estados Unido, eran papel moneda, pero no de curso. Estos billetes eran emitidos por el Banco de San Carlos, precedente del Banco de España, y se canjeaban al portador. La aparición de la litografía favoreció que los billetes fueran “decorados”, primero con imágenes simples y luego más complejas introduciendo obras de arte, que quedaban relegadas a un segundo plano debido al valor monetario del billete. Y de eso va nuestra sección de las obras de arte que podemos encontrar a lo largo de la historia de la numismática.

En este primer artículo escogeremos un billete en el que se hace un homenaje a Miguel de Cervantes, tan de moda en los últimos tiempos con motivo de la búsqueda de su enterramiento en la cripta de la Iglesia del Convento de las Trinitarias Descalzas, en Madrid. Hablamos del billete de Cien Pesetas de 1928, un billete cargado de arte y con alguna que otra curiosidad. En su anverso vemos un busto del escritor, inspirado en un retrato atribuido a Juan de Jáuregui y del que se conserva una copia posterior en la Real Academia Española. Y en su parte central el monumento que en su honor se alzó en la madrileña Plaza de España. La imagen del billete difiere un poco del monumento que vemos en la actualidad, por lo que probablemente se realizó teniendo como modelo el boceto de la escultura y no la escultura en sí, que fue inaugurada en octubre de 1929, casi un año después de la emisión del billete.

http://es.wikipedia.org/wiki/Miguel_de_Cervantes#/media/File:Cervates_jauregui.jpg

En 1915 para celebrar los 300 años de la muerte del escritor (1916) se convocó un concurso nacional para realizar un monumento conmemorativo. El proyecto ganador era el del arquitecto Rafael Martínez Zapatero y el escultor Lorenzo Coullaut-Valera. En 1920 se crea un comité para recaudar fondos para su realización, a través de una subscripción pública en la que participaron todos los países de habla hispana, en agradecimiento a su aportación, la obra se coronó con una alegoría de un globo terráqueo, en sustitución a una Victoria alada que figuraba en el proyecto final.

http://blogs.publico.es/strambotic/2014/11/madrid-antifeo/

Las obras comienzan en 1925 con la colaboración del arquitecto Pedro Muguruza, al que le debemos la eliminación de la Victoria alada mencionada antes, y la supresión de algunas ornamentaciones más y una barandilla. Cuando el monumento se coloca el 13 de octubre de 1929, le faltan las esculturas sedentes de los pedestales laterales: Dulcinea y Aldonza Lorenzo, que sí aparecen en el billete. Con el estallido de la Guerra Civil y su posterior etapa de recuperación, las obras se pararon hasta bien entrada la década de los 50, cuando se encargó al hijo de Coullaut-Valera, Federico, que continuara con ellas. Lo primero que hizo fue colocar las dos esculturas sedentes y en los 60 los grupos de Rinconete y Cortadillo y de La Gitanilla, no previstos en un principio cómo se aprecia en el billete, en el que aparecen figuras sueltas. De ahí que digamos que lo que vemos en el billete se corresponde a uno de los bocetos que el monumento tuvo.

En su reverso podemos admirar el magnífico cuadro de Luis Menéndez Pidal “Encuentro de don Quijote con los Duques”. Este pasaje se corresponde con el capítulo XXX de la segunda parte del Quijote, los personajes de los duques cobran importancia ya que aparecen hasta el capítulo LXX. Cervantes aprovecha para mostrarnos como era la nobleza de aquella época.

Luis Menéndez Pidal nació en Pajares (Asturias) en 1864, en el seno de una familia vinculada con las letras; su hermano Juan era poeta y su otro hermano, Ramón, filólogo. Su padre magistrado, le obligó a estudiar la carrera de derecho, que cursará en Madrid, pero desde muy joven, le atrajo la pintura, así que tras la muerte del progenitor en 1880 y habiendo finalizado sus estudios de Derecho, ingresó en la Academia de Bellas Artes de Oviedo. Cinco años después le encontramos de nuevo en Madrid, inscrito en la Escuela Superior de Bellas Artes, donde tendrá como maestro al pintor Alejandro Ferrant. Gracias a una beca accede a la Academia Española de Roma donde fue alumno de Francisco Padilla y José Villegas. Desde allí viajó por Nápoles, Venecia y acudió a la Academia Ussi de Florencia.

En 1888 expone en el Círculo de Bellas Artes su obra el Éxtasis de San Francisco, que le consagra como pintor. Entre sus méritos académicos cabe destacar su nombramiento como profesor de “Formas en la Naturaleza y en el Arte” (1890) de la Escuela Superior de Artes Industriales, once años después obtiene la cátedra de Arte Decorativo en la Escuela de Artes y Oficios (1901) y después la de Dibujo y Ropaje en la Escuela Superior de Bellas Artes (1907). En 1906 ingresa en la Academia de Bellas Artes y un año después es el encargado de organizar una exposición dedicada a Velázquez en el Museo del Prado. En 1918 colaboró en la decoración pictórica de la iglesia de San Francisco el Grande de Madrid, donde pintó la cúpula de la capilla de San Bernardino de Siena, con la Apoteosis de las Virtudes. Su producción fue muy amplia y a la vez muy irregular, abundan en su obra los retratos, aunque también los hay de escenas históricas o religiosas y paisajes.

Luis Menéndez Pidal “Encuentro de don Quijote con los Duques”

Álbum Cervantino Aragonés

Pero tratemos el cuadro que nos interesa: Encuentro de don Quijote con los Duques, pintado en 1905. Con motivo del tercer centenario de la publicación de El Quijote, se organizaron unos actos de conmemoración en toda España entre los que se encuadra la realización de esta obra para la familia Villahermosa. El motivo no es otro que se cree que son los antepasados de esta familia los que inspiraron a Cervantes para crear a los duques de su libro. Esta teoría queda reflejada en la edición comentada de El ingenioso hidalgo don Quixote de la Mancha realizada por Juan Antonio Pellicer (finales del XVIII), en la que relaciona a los duques con la casa Villahermosa, debido a que los protagonistas, después del suceso del barco encantado, continúan por la orilla occidental del Ebro internándose en Aragón cuando se encuentran con una joven duquesa recién desposada. Por otro lado en párrafos anteriores, Sancho le manda una misiva a su esposa datada el 20 de julio de 1614. Todos estos datos le hacen desechar a los duques de Híjar, cuyo título fue restaurado ese mismo año por Felipe II, y localizar los hechos cerca de la casa de recreo que tenía la familia Villahermosa en Pedrola (Zaragoza).

Así que cuando se anunció la intención de realizar este homenaje, Mª del Carmen Azlor de Aragón e Idiáquez, duquesa de Villahermosa, se ofreció para que contaran con ella para el desarrollo de los mismos. El Ateneo de Zaragoza creó una junta del Centenario y la nombró presidenta de Honor. Además de charlas literarias, se organizaron concursos de pintura, escultura, poesía, fotografía, etc. El cuadro que nos ocupa fue el ganador en su categoría, es una obra de pequeño tamaño 50 x 100 cm. y pasó a ser propiedad de la duquesa tal y como decía la normativa del concurso. En la actualidad este cuadro continúa perteneciendo a la colección de los duques de Villahermosa en Pedrola.


Agradecimiento

A Javier Azlor de Aragón, conde de Javier, por facilitarnos la información sobre el paradero actual del cuadro.

Bibliografía

A.A.V.V.: Álbum Cervantino Aragonés de los trabajos literarios y artísticos con que se ha celebrado en Zaragoza y Pedrola el III centenario de la edición príncipe del Quijote. Publícalo la Excma. Sra. duquesa de Villahermosa año 1905. Viuda e hijos de M. Tello. Madrid, 1905.

BARÓN, Javier: “Luis Menéndez Pidal en el Prado”. Boletín del Museo del Prado. Tomo XXII. Nº 40. Madrid, 2004. pp.: 64-79.

MUSEO DEL PRADO. Enciclopedia: https://www.museodelprado.es/enciclopedia/enciclopedia-online/voz/menendez-pidal-luis/

Vanessa Montesinos Muñoz

Perito Antiques

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti