www.numismaticodigital.com
República de Biafra, el país africano que no pudo ser

República de Biafra, el país africano que no pudo ser

Por Numismática Lavín

La libra de Biafra fue la moneda de curso legal de la República de Biafra entre 1968 y 1970. Los primeros billetes de 1 shilling y 1 libra fueron puestos en circulación en enero de 1968. En 1969 se acuñaron monedas de 3 y 6 peniques, de 1 y 21/2 shillings todas ellas hechas de aluminio. En febrero de 1969 se emitieron billetes de nuevo; de 5 y 10 shillings, y de 1, 5 y 10 libras.

Toda esta moneda acuñada no fue reconocida internacionalmente, pero ha generado un mercado interesante a su alrededor, por la escasez de piezas que hay actualmente. Los billetes de 1 libra y los de 10 libras de 1968 se cotizan bastante. También se valoran las monedas.

Anverso: Palmera, con sol naciente por detrás con el mar en el horizonte. PEACE-UNITY-FREEDOM rodeando una “manilla”, pieza antropológicamente importante en Nigeria.

Reverso: Pantera, rodeada de la leyenda: REPUBLIC OF BIAFRA. 1969. 2 ½ shillings.

¿Qué es la manilla?

Dentro de la premoneda metálica africana, el grupo más numeroso y diversificado está constituido por una serie de variados objetos, entre los que podríamos establecer cuatro familias principales: adornos, utensilios como azadas y cencerros, armas, y varillas o lingotes.

Las manillas eran brazaletes de cobre, bronce, o muy raramente de oro, utilizadas en el sudeste de Nigeria, en el delta del río Níger, desde la antigüedad. A veces tenían un tamaño muy pequeño para servir de adorno. Por eso se cree que eran moneda para intercambio.

Los europeos, al introducirse en África, comenzaron a fabricar ornamentos de este tipo, entre otros, para comerciar con los africanos, sobre todo en el campo de la esclavitud.

Las primeras referencias documentadas son de la década de 1490y provienen de un comerciante portugués llamado Duarte Pacheco Pereira. Pacheco Pereira realizó tres viajes para comprar esclavos, colmillos de marfil y pimienta. Según sus documentos un esclavo venía a costar entre 12 y 15 brazaletes. Otras menciones de ésta original pieza aparece en los cuadernos de bitácora de la nave portuguesa “Sao Miguel” que realizaba viajes a Benín en 1522. En junio de ese año, el comandante de la nave compró una esclava de 16 años por 50 manillas, el lote de 17 esclavos costó 840 Manillas.

Por eso se sabe que se fabrican en Europa desde finales del siglo XV hasta 1948 y que se utilizaron fundamentalmente para adquirir marfil, pimienta, aceite de palma y por supuesto, esclavos, en la costa africana. De aquí su denominación vulgar de “token de esclavo”.

Estas “manillas” de cobre o bronce, se fabricaron en Inglaterra (Birmingham, Manchester y Liverpool), Francia (denominadas “popo” y fabricadas en Nantes), Alemania y Portugal. En este último país, su uso como moneda para comerciar en África, comenzó en fechas muy tempranas, hacia 1439. En esta época bastaban cuatro manillas (denominadas “mkporo”) para adquirir un esclavo, pero poco después, en 1522, el precio había subido a 57 manillas.

En 1902 se prohibió la importación de “manillas” en Nigeria y en abril de 1949 se prohibió su uso como moneda, permitiéndose a cada familia conservar un máximo de 200 ejemplares con fines ceremoniales. De esta forma fueron desmonetizadas, retirándose de la circulación más de treinta y dos millones y medio de piezas.

Al acuñar moneda se incorporaron como iconografía a las piezas, y por eso podemos ver manillas, conchas, cruces y otros objetos en monedas de diferentes países africanos actuales.

FotoFuente: http://numisarchives.blogspot.com.es/search?q=nigeria

Algunas monedas africanas muestran imágenes de los objetos utilizados tradicionalmente como moneda. Así por ejemplo la concha de caurí aparece en las monedas de Ghana (a), la “manilla” en las de Biafra (b) y la cruz de Katanga en las monedas congoleñas de 1961 (c).

Un poco de historia: Biafra

A muchos de los lectores de “Numismático Digital” les recordará tiempos muy trágicos en la zona oriental de Nigeria, en los años 70.

Nigeria, con cerca de 160 millones de habitantes, es el país más poblado de África. Por su actuación política conserva reminiscencias de la colonia británica que fue. Sus enormes reservas petrolíferas y su ingente mano de obra han sido aprovechadas por las compañías petrolíferas, como la British Petroleum, o la Shell durante la época moderna.

En su origen estas grandes empresas aprovecharon las diferencias tribales de los nativos, para sofocar cualquier intento de rebelión contra las grandes compañías al final del siglo colonial (en Europa ya había habido conatos de la revolución social contra la explotación industrial).

Repasando un poco la historia de Nigeria vemos las convulsiones sociales que ha sufrido a lo largo de los siglos.

En el siglo XV los portugueses entraron en lo que hoy es Nigeria y practicaron un floreciente comercio de esclavos con los señores de la región de Benin.

Del siglo XVII al XIX, e incluso en los años posteriores a la abolición de la esclavitud, en 1807, los navíos esclavistas ingleses incursionaban en la zona para la caza y captura de esclavos, y como consecuencia de ello se diezmó considerablemente la población local.

Las fuerzas británicas se apoderaron de Lagos en 1861. Colonizaron Nigeria en 1866. Aprovechando las rencillas propias de las diferentes etnias de la zona, los ingleses las animaron, y fomentaron el enfrentamiento latente entre los igbo y los hausa.

A Nigeria le fue concedida la independencia total respecto al Reino Unido en 1960, como una federación de tres regiones, cada una reteniendo un importante grado de autonomía. Había tres etnias en el país distribuidas por las regiones. Los igbos eran el 65% de la población del sudeste, los hausa / fulani, el 65% de los del norte y los yoruba, el 75% de los del suroeste.

En esos años 60 el trabajo de los misioneros irlandeses sobre todo, y de otros misioneros había cristianizado a una parte importante de la población. Hubo una matanza de musulmanes hausa en el norte del país, y como consecuencia de todo lo anterior, comenzaron las venganzas.

Fue proclamada la República de Biafra, de mayoría igbo, el 30 de mayo de 1967, y el general Ojukuwu se convirtió en su presidente. En julio se iniciaron los enfrentamientos con el ejército federal de Gowon, que desde septiembre dominó militarmente la situación.

Desde 1968 en adelante, la guerra entre nigerianos y biafreños cayó en unas largas tablas, con las fuerzas nigerianas incapaces de realizar avances significativos en las zonas todavía bajo control biafreño. No obstante, una ofensiva nigeriana, realizada de abril a junio de 1968, empezó a estrechar el círculo sobre Biafra. Este asedio tuvo como consecuencia el desastre humanitario de hambruna e inanición en las áreas igbos, ya que una de las tácticas más utilizadas por las fuerzas nigerianas fue el sabotaje de las tierras de cultivo.

Las imágenes de niños biafreños afectados por la hambruna dieron la vuelta al mundo, mientras que el Gobierno de Biafra acusó al de Nigeria de utilizar el genocidio por hambruna como medio para ganar la guerra. Nigeria, por su parte, acusó Biafra de reclutar mercenarios para prolongar la guerra. Durante todo 1968 y parte de 1969, las dificultades logísticas hicieron que las fuerzas federales nigerianas no dieran el golpe de gracia a una guerra que se decantaba a su favor.

A pesar de la ayuda exterior y la mala imagen internacional de Nigeria, el área controlada por el Gobierno biafreño era cada vez más pequeña.

Hubo algunos intentos de negociación, en Lagos, en Ghana, entre los líderes de los bandos, pero a pesar de algunos acercamientos, no llegaron a buen puerto.

Los ataques aéreos biafreños desbarataron las operaciones de combate de las fuerzas nigerianas, pero sólo durante unos meses. Las fuerzas federales nigerianas lanzaron su ofensiva final con 120.000 hombres contra Biafra el 23 de diciembre de 1969. La guerra acabó el 15 de enero de 1970 con la rendición final de las fuerzas de Biafra en Umuhaia, última ciudad controlada por su ejército. En ese momento, la República de Biafra dejó de existir para siempre.

Parece claro que la secesión inicial de Biafra respecto a Nigeria recogía el secular antagonismo entre los hausa y los igbo y se basaba en la riqueza de Biafra (que suponía el 60% del PIB nigeriano). El apoyo de Gran Bretaña (con intereses petroleros en la zona) y de la URSS a Lagos decidieron el resultado de la guerra civil, pero no evitó un innecesario alargamiento de la misma, que se saldó con más de dos millones de muertos, en su mayoría igbo, a causa de la inanición.

Bibliografía

Introducción a la historia y la lógica del imperialismo- Luciano Vasapollo, Henirke Galarza , Hosea Jaffe- 2005 https://books.google.es/books?hl=es&id=lPvMNXdIHv8C&q=biafra#v=snippet&q=biafra&f=false

elblogdemiguelfernandez https://elblogdemiguelfernandez.wordpress.com/2014/06/10/la-tragica-historia-de-la-efimera-republica-de-biafra/

http://www.globalsecurity.org/military/world/war/biafra.htm

Artículo publicado el año 2002 en la revista “Crónica Numismática”: Migue Ibáñez Artica (2002). La moneda africana, antes y después de la colonización (siglos XI-XX). Crónica Numismática 13 (nº 142): 42-46.

http://numisarchives.blogspot.com.es/2014/08/la-moneda-africana-antes-y-durante-la.html

Mapas: Trabajo realizado para la asignatura "Análisis del continente africano" de la Universidad Carlos III de Madrid. 2011.

http://es.slideshare.net/vka_princess?utm_campaign=profiletracking&utm_medium=sssite&utm_source=ssslideviewheraldica civica et militara - http://hubert-herald.nl

Nueva enciclopedia Larousse

Wikipedia

Visitar
http://www.numismaticalavin.com/

Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti