www.numismaticodigital.com

Magyar Nemzeti Bank

Primer florín de oro del rey Carlos I de Hungría

Primer florín de oro del rey Carlos I de Hungría
miércoles 22 de octubre de 2014, 11:47h
ND© El Magyar Nemzeti Bank (Banco Central de Hungría) emitirá el próximo 15 de mayo una moneda de oro de la Serie “Hungría Medieval”, con valor nominal de 10.000 forintos, dedicada al “Primer florín de oro del rey Carlos Roberto I (1301-1342)”, que reproduce esa primera gran moneda del siglo XIV acuñada en el año 1325. (Leer +)
La moneda conmemorativa ha sido acuñada por la Magyar Pénzverő Zrt. (Casa de la Moneda de Hungría, Ceca de Busapest), y diseñada por Tamás Solra E., en oro de 986 milésimas, con peso de 34’91 gr., diámetro de 20 mm. y canto liso en la versión normal. Esta versión tendrá una emisión de 5.000 piezas sin circular



También ha sido acuñada una versión piefort con un peso de 139’64 gr., con tirada limitada a 1.500 ejemplares y con la particularidad de llevar el canto grabado con la leyenda “Karolus Rex”



Es la imagen de San Juan Bautista quien aparece en el reverso de la moneda conmemorativa. En el centro la reproducción del primer forint de oro de 1325, alrededor la leyenda “I Karoly 1301-1342”.

En el anverso, aparece en el centro la reproducción del antiguo reverso del primer forint de oro que muestra la flor de lis, símbolo de la Casa de Anjou, a la que pertenecía Carlos I, y del florín de Florencia. Alrededor el nombre del país emisor “Magyarország” (Hungría), el valor nominal actual “10.000 forint” y entre ambas leyendas la fecha de emisión “2012” y la marca de cace “BP” (Budapest).

En Hungría también se utilizó desde 1325 una moneda de oro denominada florentinus, que más tarde derivaría en el húngaro forint. El artífice de esta innovación de denominación monetaria, reformando la economía y el sistema de impuestos fue el rey Carlos I Roberto de Hungría. Carlos I se convirtió en el primer monarca europeo que introdujo en su reino todo un sistema monetario basado exclusivamente en el oro.


El florín de oro del rey Carlos I (1301-1342)

Nacido en la Casa de Anjou en Nápoles, era “Caroberto”o Carlos Roberto, el nieto del rey Esteban V de Hungría a través de la línea materna. Con la terminación de la Casa de Árpád, fue coronado Carlos I rey de Hungría en 1301. A pesar de que la mayoría de sus contemporáneos no veían su primera coronación o su segunda coronación en 1309 como documento válido, la tercera y última coronación con la Santa Corona de Hungría en Székesfehérvár, el 27 de agosto 1310, reunió toda la requisitos formales y fue aceptada como válida por todos.



El nombre del fundador de la Casa de Anjou de Hungría se asocia con numerosas reformas monetarias, de las cuales quizás la más importante fue la introducción de monedas de oro que fue respaldado por el repunte de la minería de oro húngaro que ocurrió en ese momento. Según las estimaciones, en la Baja Edad Media, la producción de oro de Hungría representa más de tres cuartas partes del total de producción anual de Europa.



La primera mención del florín húngaro de oro se encuentra en la voluntad del obispo de Olomouc, y sobre esta base, el inicio de la acuñación de monedas de oro de Hungría es tradicionalmente fechada en 1325. De acuerdo a los documentos medievales, el florín de oro fue acuñado en tres localidades: Buda, Körmöcbánya y la ceca de Transilvania.

Como es habitual para todas las principales casas de moneda en Europa de esa época, el florín húngaro de oro fue modelado después de las monedas de oro de Florencia acuñadas desde 1252 con la flor de lis como motivo principal, que también eran conocidos como “lirios de oro” (Fiorino d'oro , también fue origen de la palabra húngara "florín").



Los florines de oro del rey Carlos se basaban en esto, con la inscripción “∙ KAROLV REX” (rey Carlos) en torno a la florentina flor de lis en el anverso y una imagen de San Juan Bautista, el santo patrón de la ciudad, rodeado de la leyenda “S Iohannes B” en el reverso. Al final de la leyenda en la parte posterior, hubo una pequeña corona, que se cree que representa la casa de moneda en Buda. Como esta marca se encuentra en todos los ejemplares conocidos, sin embargo, lo más probable es que esto se refiere al Reino de Hungría como el emisor, por lo tanto distinguir claramente la moneda de los florines de Florencia.

Las monedas florentinas no eran sólo el patrón, sino que también proporcionan las dimensiones físicas. De acuerdo a los documentos de 1335-1336, los florines de oro de Hungría fueron acuñados en el patrón del florín de Florencia, pero eran un poco más pesados. Como resultado de las estrictas normas, el florín de oro fue acuñado con un peso de 3’5 gramos de 23 ¾ quilates de oro. Según fuentes de la época, el florín de oro de Carlos I fue una de las monedas de oro más valiosas de la Edad Media, se trató de igual a igual con el florín de Florencia y el ducado de Venecia.
Compartir en Google Bookmarks Compartir en Meneame enviar a reddit compartir en Tuenti